Economía

El FMI destaca solidez de la política económica de México y mantiene su línea de crédito flexible

Pese al aval, el FMI admitió que “la economía mexicana continúa expuesta a riesgos externos, incluidos el resurgimiento mundial del brote de covid-19 que podría traducirse en una menor demanda externa, una postergación de la recuperación del turismo y una caída de los precios del petróleo”.
viernes, 20 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo este viernes la Línea de Crediticio Flexible (LFC) por 61 mil millones concedida a México tras confirmar “la gran solidez” de sus políticas y la “resiliencia” de la economía, anunció el viernes la entidad.

“México se ha visto sacudido por una confluencia extraordinaria de choques derivados de la pandemia de covid-19, con un alto costo para el pueblo mexicano. Sin embargo, la economía ha mostrado resiliencia como resultado de la gran solidez de las políticas y los marcos de políticas institucionales, incluidos un régimen de tipo de cambio flexible, un marco creíble de metas de inflación, una ley de responsabilidad fiscal y un sector financiero bien regulado”, justificó.

No obstante, admitió que “la economía mexicana continúa expuesta a riesgos externos, incluidos el resurgimiento mundial del brote de covid-19 que podría traducirse en una menor demanda externa, una postergación de la recuperación del turismo y una caída de los precios del petróleo”,

Las tensiones internacionales en torno a los suministros sanitarios, el repliegue prematuro de las políticas de respaldo de las economías avanzadas y las persistentes controversias comerciales, prosiguió, podrían distorsionar más el sentimiento de los mercados.

Según el FMI, las autoridades tienen una trayectoria de sólida gestión de las políticas públicas y están firmemente comprometidas a mantener políticas prudentes.

También, subrayó, tienen la intención de seguir asignando al acuerdo un carácter precautorio, si bien el recrudecimiento de los riesgos externos asociados a la pandemia, ha obligado a las autoridades mexicanas a hacer una pausa en los planes de reducir los niveles de acceso, es decir, “han reafirmado la intención de no hacer uso permanente de la LCF y, a medida que los riesgos externos que enfrenta México disminuyan, de reanudar la salida planeada del acuerdo.”

Con base en ello, dijo que la Línea de Crédito Flexible continuará desempeñando un papel importante de apoyo a la estrategia macroeconómica de las autoridades para ofrecer un seguro frente a los riesgos extremos y apuntalar la confianza del mercado.

Otros países que, dijo, gozan de esta línea de crédito renovable son Chile, Colombia y Perú.

Geoffrey Okamoto, Primer Subdirector Gerente y presidente interino del Directorio del FMI destacó que a pesar de los choques derivados de la pandemia de la covid-19, “la economía ha mostrado resiliencia como resultado de la gran solidez de las políticas”.

México, es el cuarto país con más muertos por la pandemia de covid-19, con más de 100 mil 104 fallecidos y el FMI pronostica que este año su economía sufra una contracción de 9%.

La entidad señaló que las autoridades tienen la intención de seguir asignando al acuerdo un carácter precautorio, en un marco de recrudecimiento de los riesgos externos.

Entre los parámetros evaluados por el FMI para mantener este acuerdo la entidad mencionó el cómodo nivel de reservas internacionales, el tipo de cambio flexible, el marco creíble de las metas de inflación y la regulación del sector financiero. (Con información de AFP)