Economía

HR Rating considera a Pemex “una pérdida neta” para México

En un reporte HR Rantings destacó que la deteriorada situación financiera es resultado tanto de la caída en sus precios de venta como de la disminución en sus volúmenes de venta.
miércoles, 25 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—La agencia calificadora HR Ratings consideró que Petróleos Mexicanos (Pemex) significa una pérdida neta para el Estado mexicano.

De acuerdo con la agencia calificadora, los resultados de la empresa dirigida por Octavio Romero Oropeza al tercer trimestre, muestran un fuerte incremento en su déficit financiero, por lo que, durante dicho periodo, la empresa estatal muestra una aportación negativa al Estado mexicano.

En un reporte HR Rantings destacó que la deteriorada situación financiera es resultado tanto de la caída en sus precios de venta como de la disminución en sus volúmenes de venta.

Con respecto al segundo punto, la evidencia indica que su pérdida de volumen está relacionada no únicamente al entorno macroeconómico actual sino también a una pérdida de participación en el mercado nacional.

Esto a su vez implica que, aun suponiendo que la demanda regrese a los niveles anteriores a la pandemia, una recuperación relevante para Pemex podría requerir que la empresa ya no pierda más terreno contra  los particulares, o inclusive que recupere algo de lo cedido.

“Este punto es especialmente relevante si se considera que la prioridad de la administración actual es la refinación o procesamiento interno de crudo, y que Pemex necesita ser competitivo a nivel internacional frente a refinerías internacionales”.

Bajo este contexto, alertó la firma mexicana, se abre la posibilidad de políticas cada vez más agresiva cuyo objetivo final sería cerrar el mercado nacional a competidores privados.

En lo que refiere a sus ventas externas netas y su balance comercial, el deterioro de la petrolera en su mercado doméstico implicó pasar de un resultado deficitario a un resultado superavitario.

“Por otro lado, aunque la reducción en los precios internacionales ha disminuido el déficit petrolero del sector privado, la disminución ha sido mitigada por el incremento en sus importaciones derivado de un avance en sus ventas nacionales, de acuerdo con nuestras estimaciones” explicó el reporte.

Este incremento se presenta a pesar del entorno macroeconómico y es la consecuencia de un aumento estimado en su participación del mercado.

Del lado de la deuda de Pemex, esta se ha incrementado por un notable incremento en su deuda.

De hecho, el déficit fue financiado básicamente con emisión de deuda denominada en moneda extranjera, seguido de emisión de deuda denominada en pesos y la utilización de efectivo.

El impacto más relevante sobre la deuda provino del efecto de la depreciación del peso. Esto se refleja en el hecho de que mientras que su deuda neta total subió 26.9% desde su cierre de 2019, la deuda externa bruta en dólares avanzó el 9%.

Mientras que el déficit financiero de Pemex al tercer trimestre alcanzó los 216.9 mil millones de pesos, lo que es sustancialmente mayor a las pérdidas de 83.8mil millones y de únicamente 9.9 mil millones en 2019.

De acuerdo con HR Ratings, un factor importante que explica el deterioro financiero de Pemex es la inflexibilidad de sus gastos operativos, aun con reducidos niveles de ventas.

Por ejemplo, el gasto de operación al excluir las pensiones cayó únicamente 2.3% mientras que los gastos operativos incluyendo estos subieron 2.9%. “El aumento en el costo pensionario del 16.4% refleja la importancia de la salida de recursos por este concepto”, enfatizó el análisis.

Por su parte, contrastó,  el gasto de capital se incrementó fuertemente en 19.4%, reflejando la prioridad que la administración actual le otorga a la inversión en el sistema nacional de refinación, especialmente en Dos Bocas, así como el objetivo de elevar el proceso de barriles diarios de petróleo en sus seis refinerías.

Comentarios