Economía

El FMI recomienda a México una reforma fiscal y revisar la estrategia con Pemex

La política fiscal adoptada por López Obrador frente a la pandemia dividió a los integrantes del Directorio Ejecutivo del FMI, aunque coincidieron en la necesidad de reducir la deuda e implementar una reforma tributaria
miércoles, 4 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La política fiscal adoptada por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador frente a la pandemia de covid-19, dividió las opiniones al interior del Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Al concluir la evaluación anual que FMI realiza sobre la situación económica y las perspectivas de México, en el marco del Artículo IV del Convenio Constitutivo del organismo, hubo posiciones encontradas.

La mayoría de los directores recomendaron un mayor apoyo fiscal de corto plazo, temporal, bien comunicado y focalizado, con la debida consideración de las circunstancias del país y salvaguardando la sostenibilidad fiscal a mediano plazo.

Algunos de estos directores advirtieron que un apoyo fiscal limitado podría generar una mayor presión sobre las finanzas públicas a través de una contracción económica más profunda.

Sin embargo, algunos otros directores calificaron la postura de las autoridades como “prudente”, dada la trayectoria incierta de la pandemia.

Urgen a reducir la deuda pública

Eso sí, de manera general, los expertos, vieron la necesidad de anunciar una reforma tributaria creíble a mediano plazo –para implementarse una vez que la recuperación esté en marcha– con el fin de reforzar el espacio para brindar apoyo a corto plazo, cerrar brechas fiscales, reducir la deuda pública y financiar inversiones necesarias y el gasto social.

De hecho, la mayoría sugirió que los planes de reforma tributaria deberían anunciarse una vez que la recuperación sea firme. Al tiempo que exhortaron a las autoridades a revisar la estrategia de negocio de Petróleos Mexicanos (Pemex) y reformar aún más su gobernanza.

Por otra parte, exhortaron a las autoridades a abordar contundentemente la informalidad del mercado laboral, impulsar los esfuerzos en materia de gobernanza y contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, optimizar la eficiencia de la inversión pública, mejorar el acceso al crédito y aprovechar la participación privada en el sector energético.

Además alentaron la consideración de un sistema nacional de beneficios por desempleo.

En el balance, en el seno del FMI, celebraron los recientes pasos de las autoridades para mejorar la administración tributaria.

No obstante, recomendaron ampliar la base impositiva, aumentar los impuestos locales y reducir las brechas en el IVA, mientras se fortalecen las redes de seguridad social.

También aplaudieron la propuesta de reforma de las autoridades a las pensiones, al tiempo que las instaron a considerar medidas complementarias para mitigar la informalidad del mercado laboral.

Los directores hicieron hincapié en una mayor repriorización del gasto público para promover crecimiento inclusivo mediante el fortalecimiento de la protección social y el aumento de la inversión pública.

Por último, felicitaron a las autoridades por tomar medidas oportunas para mitigar los efectos de la pandemia en la salud de las personas y en la economía y por preservar políticas y marcos institucionales de políticas muy sólidos.

Al tiempo que esperan que la recuperación económica sea gradual y que, en el contexto de considerables riesgos e incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, es probable que persistan los grandes costos sociales y económicos.