Economía

La inflación se coloca en 4.09% en octubre, la más alta desde mayo de 2019

En octubre, los precios que más aumentaron fueron los de la electricidad, automóviles, jitomate, cebolla, gas doméstico LP, nopales, huevo, calabacita, carne de res y transporte aéreo, reportó Inegi.
lunes, 9 de noviembre de 2020

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La inflación registró un incremento de 0.61% en octubre pasado, colocándose a una tasa anual de 4.09%, la más alta desde mayo de 2019, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al interior del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), la inflación subyacente se elevó 0.24%, para alcanzar una tasa anual de 3.98%.

Este tipo de inflación se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado. Así, los grupos que se excluyen en el indicador subyacente son: agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno.

Por su parte, la inflación no subyacente, es decir la que integra solamente los precios de agropecuarios, energéticos y tarifas del gobierno, creció 1.77%, con una variación anual de 4.42% en el décimo mes del año.

En octubre, los precios que más aumentaron fueron los de la electricidad, automóviles, jitomate, cebolla, gas doméstico LP, nopales, huevo, calabacita, carne de res y transporte aéreo

En tanto, vieron una reducción es sus costos: gasolina de bajo octanaje, pollo, naranja, limón, aguacate, plátano, piña, papa y otros tubérculos.

De acuerdo con el análisis del banco Ve por Más, desde abril el Inegi ajustó el levantamiento de precios por la situación sanitaria, pudiendo inducir alteraciones en el dato.

“La inflación anual se presionó al alza en octubre, gracias al componente no subyacente, pues al interior de éste el avance en frutas y verduras frescas compensó el menor dinamismo en productos energéticos, que replicaron el menor precio internacional del petróleo”, explicó.

Asimismo, consideró que la inflación general se moderará al final del año, cerrando en la parte superior del rango de tolerancia del Banco de México, que es de 3% (+/- un punto porcentual), dado un entorno de bajo crecimiento económico y debilidad en la demanda, y menor depreciación cambiaria.

“Lo anterior también estará sujeto a que se disipen las restricciones en la proveeduría de bienes y servicios, y las distorsiones en los patrones de consumo, lo que dependerá del retiro gradual de las medidas sanitarias y se normalice la actividad económica; además, que los precios internacionales del petróleo y los de productos agropecuarios se mantengan relativamente estables”, abundó.

Comentarios