Fitch degrada calificaciones crediticias de Pemex y CFE

viernes, 17 de abril de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La agencia calificadora Fitch Ratings degradó las calificaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) de “BB” a “BB-” y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de “BBB” a “BBB-”, ambas con perspectiva “Estable”. “El deterioro en el perfil crediticio individual de Pemex refleja su flexibilidad limitada para navegar en la recesión en la industria del petróleo y del gas dada su carga fiscal elevada, apalancamiento alto, aumento en costos de extracción por barril y necesidades altas de inversión para mantener la producción y reponer las reservas”, señaló la firma en un comunicado. Por su parte,  las calificaciones de CFE están en el mismo nivel que la soberana de México, ya que incorporan el vínculo fuerte de la compañía con el gobierno mexicano. De acuerdo con Fitch, entre los factores que podrían, individual o colectivamente, conducir a una acción de calificación positiva para Pemex, está un incremento en la calificación soberana de México; una garantía irrevocable por parte del gobierno mexicano hacia la petrolera para más de 75% de su deuda. También consideró una inyección relevante de capital, aunado a una reducción relevante en los impuestos de Pemex en conjunto con un plan de negocios que resulten en una generación de flujo de fondos libres neutra o positiva a través del ciclo, al mismo tiempo que se implementen inversiones de capital que sean suficientes para reemplazar 100% de las reservas y se dé estabilidad a la producción de manera rentable. https://www.proceso.com.mx/625997/fitch-ratings-augura-recesion-en-mexico-por-shock-de-covid-19 Por el contrario, las notas de la petrolera se verán reducidas si es que hay un deterioro sostenido en la flexibilidad financiera, junto con la falta de acción del gobierno para apoyar su liquidez. Esto podría resultar en una reducción considerable en el efectivo o equivalentes de efectivo, líneas de crédito o un acceso restringido a los mercados de capitales. Por parte de la CFE, los riesgos que tiene es una disminución en la calificación soberana de México; la percepción de un vínculo menor entre CFE y el soberano como resultado de un perfil operativo y financiero débil de la compañía. De acuerdo con el análisis del Banco Intercam, los mercados no vieron reacción significativa a los ajustes, dado que éstos ya estaban incorporados en las expectativas de inversionistas una vez sucedido el ajuste de la calificación del soberano. Sin embargo, señaló que hacia adelante, será importante la decisión que tome Moody’s en los próximos meses (mayo-junio), pues su acción podría tener mayor repercusión que las de Fitch. “Moody’s califica a Pemex apenas un escalón por arriba del grado especulativo y, de verse una degradación, se cumpliría el supuesto de dos calificadoras con calificación ‘especulativa’ sobre la deuda de la petrolera, lo que obligaría por mandato a algunos fondos a deshacerse de sus posiciones en estos activos”, advirtió.

Comentarios