La reactivación económica no será rápida; 'se ven muy difíciles” los próximos 18 meses: ABM

miércoles, 17 de junio de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, advirtió que los próximos 18 meses “se ven muy difíciles” para la economía del país ante la debilidad del consumo y la inversión, y ante la falta de claridad en algunas reglas del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que frenarían las exportaciones. En rueda de prensa virtual, el banquero recordó que la gran mayoría de los analistas coincide en que la contracción para 2020 del Producto Interno Bruto (PIB) sería de entre 6.5% y 7% o incluso hasta 10%, por lo que anticipó: “Sí va a ser un cierre de año difícil porque no se puede esperar que una economía que dure cerrada cuatro meses empiece a reactivarse de manera acelerada”. Uno de los motores principales de la economía, añadió, es el consumo, que aún funciona a medio gas. “Lo iremos retomando a medida que las personas puedan salir a sus actividades normales, y eso está tomando tiempo. Anunciaron que el primero de este mes arrancaba la apertura y estamos a 17 y seguimos en semáforo rojo en muchas partes de la República, entonces no hay esa reactivación tan rápida como la esperábamos”, apuntó. El otro motor son las exportaciones, que dependen en gran medida del arranque del T-MEC, donde aún se están definiendo reglas para la operación de diversos sectores. “Después de ese arranque en el consumo tenemos que ver las exportaciones, particularmente dentro del T-MEC, que entra en funciones en 14 días, y ahí esperemos que México esté listo para integrarse a la cadena de valor de Norteamérica, pero aparentemente Estados Unidos va abriendo más rápido y nosotros más lentamente en algunas industrias, en particular la automotriz”. Luis Niño de Rivera añadió que la tercera gran actividad que está totalmente contraída es la inversión fija bruta. “Sin reglas claras, sin condiciones permanentes de esas reglas claras, sin apego al Estado de derecho, no tendremos inversión fija bruta”. Por consiguiente, añadió, “la recuperación sufrirá las consecuencias de esa situación que estamos viviendo”. TDC y créditos personales caen en abril En cuanto a los números del sector bancario, la ABM reveló que hasta abril el crédito tuvo una variación positiva de 4%, mientras que la economía retrocedió 2.2% en ese mismo lapso del tiempo. Sin embargo, admitió que hubo un menor crecimiento del crédito al consumo y fue de 0.7%. “Vemos una contracción relevante en el crédito al consumo en el mes de abril, naturalmente, porque el confinamiento ha detenido dos cosas: uno, el número de establecimientos comerciales que están abiertos, y dos, el número de personas que salen a hacer compras esencialmente de medicinas y alimentos”, explicó. Al desagregarse el financiamiento se reportó una disminución de 3.4% a través de la tarjeta de crédito y de 2.9% en créditos personales, mientras que el crédito para bienes de consumo duradero creció 6.4% y el de nómina 4.6%.

Comentarios