FEMSA reporta pérdidas tras pago de impuestos al SAT

viernes, 24 de julio de 2020
MADRID (Europa Press).- El conglomerado mexicano FEMSA entró en “números rojos” durante el primer semestre del año al registrar pérdidas netas atribuidas de 3 mil 911 millones de pesos, frente a las ganancias de 12 mil 366 millones de pesos del mismo periodo del año anterior, debido al pago de impuestos por 5 mil 733 millones de pesos que la compañía tuvo que realizar al Servicio de Administración Tributaria (SAT). En un informe remitido a la Bolsa Mexicana de Valores, FEMSA explicó que, además de la aportación tributaria, los mayores gastos operativos, incluyendo 3 mil 233 millones de pesos de cargos accesorios relacionados con el pago de impuestos mencionados anteriormente, así como el deterioro de activos y el cierre de Speciality’s Café and Bakery y un impacto negativo relacionado con la participación de FEMSA en Heineken causaron las pérdidas de la compañía.
Nota relacionada:
FEMSA pagará 8 mil 790 mdp al SAT para poner fin a sus diferencias El director general de FEMSA, Eduardo Padilla, resaltó que se trató de un trimestre “extremadamente retador” para las operaciones de la empresa, con diferencias entre las unidades de negocio. En las tiendas de Oxxo, Padilla subrayó un impacto "relevante" por la falta de movilidad de los consumidores que se ha traducido en unos débiles resultados para las categorías de consumo. En contraste, el directivo destacó el rendimiento de la actividad de salud, que resistió mejor a las restricciones derivadas de la pandemia, particularmente en los mercados de Sudamérica.
Contingencia pega a suministro de combustibles
Aseguró también que la división de la compañía más impactada fue la de los combustibles debido a que la ciudadanía redujo su movilidad por la pandemia, aunque señaló que es la operación que más rápido se recupera tras su caída pronunciada. De su lado, Coca-Cola FEMSA mostró "resiliencia" en el contexto de la crisis, apalancando su capacidad de ejecución para adaptarse a las necesidades de los consumidores y minimizar el impacto negativo de la crisis. En el semestre, los ingresos del conglomerado cayeron 3.1%, con 236 mil 716 millones de pesos, el beneficio operativo se contrajo un 18.9%, hasta los 16 mil 970 millones de pesos, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) bajó un 6.8%, alcanzando una cifra de 32 mil 256 millones de pesos. En cuanto a los resultados trimestrales, FEMSA se anotó unas pérdidas netas de 11 mil 692 millones de pesos, frente a las ganancias del año anterior, y redujo sus ingresos un 10.7%, hasta los 114 mil 514 millones de pesos. De su parte, el resultado bruto de explotación cayó un 20.3%, con 15 mil 136 millones de pesos; mientras que el beneficio operativo alcanzó los 7 mil 456 millones de pesos, un 10.7% menos. Padilla ha agregado que confía en que el entorno actual evolucione gradualmente "de una crisis impulsada por cierres y falta de movilidad, hacia una impulsada por factores económicos más tradicionales". "Ninguna es buena, pero tenemos más palancas que accionar y estamos más familiarizados con una desaceleración económica y de ingresos", explica el director. Por último, Padilla aseguró que FEMSA continuará trabajando "arduamente" para navegar la situación actual lo mejor posible, y para identificar y capitalizar las oportunidades que puedan surgir, "tal como suele ocurrir en periodos de crisis".

Comentarios