El peso cierra semana como la segunda moneda más apreciada frente al dólar

viernes, 14 de agosto de 2020 · 19:10
CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El peso cerró la semana como la segunda moneda más apreciada frente al dólar, con una ganancia acumulada de 1.67%, de forma que el billete verde se ofertó en 22.21 en sucursales bancarias, al final de la jornada de este viernes. El peso ganó más terreno frente al dólar, después de la corona noruega, que avanzó 1.70%, y seguido del rand sudafricano que se apreció 1.33%. En contraste, las divisas más depreciadas fueron la de los países emergentes, como la lira turca con una caída de 142%, el peso chileno con 1.30% y la rupia de indonesia con 1.15%. Nota relacionada: Consar reporta histórico retiro de Afores: 10 mil 562 mdp en siete meses De acuerdo con el análisis del Banco Base, el peso se fortaleció por los siguientes factores: De entrada, el dólar se debilitó luego de que en Estados Unidos se publicó una inflación de 1% en julio. “La inflación reduce el atractivo por mantener posiciones en instrumentos de renta fija en ese país, en donde la política monetaria es altamente acomodaticia”, señaló el análisis. Por otra parte, quedó abierta la posibilidad de que el Banxico sea cauteloso para seguir recortando la tasa de interés, debido a que existen riesgos al alza para la inflación en México. El jueves, la Junta de Gobierno anunció un recorte a la tasa de 50 puntos base a 4.50%. Sin embargo, un miembro de la Junta votó por recortar la tasa en sólo 25 puntos base, enviando la señal al mercado de que podría frenarse el ciclo de recortes a la tasa de interés. Por último, el Banco Base detectó un movimiento técnico, pues el tipo de cambio se ubicó nuevamente por debajo del promedio móvil de 50 días (22.42 pesos por dólar a nivel interbancario al cierre de la semana), luego de que el mercado intentó un movimiento alcista al comienzo del mes de agosto. Según el Banco Base, hay otros factores que pudieron influir sobre la debilidad del dólar estadunidense. En la semana, demócratas y republicanos siguieron sin llegar a un acuerdo sobre un nuevo estímulo fiscal, lo que mantiene en duda el ritmo de la recuperación económica de Estados Unidos. Por su parte, persisten las tensiones con China luego de que se impusieron sanciones a figuras políticas de ambos países, lo que también pudo influir en que no se llevaran a cabo las conversaciones para evaluar el avance del acuerdo comercial alcanzado enero.