Recortes en el presupuesto generarán déficits y niveles bajos de liquidez: Moody’s

lunes, 14 de septiembre de 2020 · 23:49
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agencia calificadora Moody’s Investors Service advirtió que la disminución de las transferencias federales en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF 2021) exacerbará la presión en los ingresos, debido a que los gobiernos locales recibirán menos recursos, lo que provocará recortes de gastos operativos y de capital en los estados y municipios. En un reporte titulado ‘Recortes de transferencias federales en 2021 presionarán resultados operativos y liquidez, un factor crediticio negativo’, la firma señaló que 2021 es un año electoral para muchos gobiernos locales, y la disminución de las transferencias el próximo año probablemente generará déficits y niveles bajos de liquidez, acentuando las dificultades a medida que los cambios en la administración generan incertidumbre sobre la continuidad de las políticas públicas. Las transferencias federales no etiquetadas representan un promedio de 82% de los ingresos operativos de los estados mexicanos calificados por Moody's, y un promedio de 67% en el caso de los municipios. En el PPEF 2021, el gobierno prevé un recorte de 1.2% de las transferencias federales etiquetadas o aportaciones a estados y municipios, que se utilizan principalmente para financiar programas sociales y proyectos de infraestructura. Las aportaciones han tenido históricamente una tasa de crecimiento promedio constante de 5%. En el recorte propuesto sería la primera vez que se hace una reducción de tales transferencias en más de una década, apuntó la calificadora. Nota relacionada: “No es sostenible” el enfoque austero del gobierno de México en su presupuesto: Moody’s De su lado, las transferencias no etiquetadas o participaciones, que representan un porcentaje de la recaudación de impuestos federales e ingresos petroleros y que pueden ser utilizadas para cubrir gastos operativos, podrían disminuir casi 6% en términos nominales respecto a 2020. Otras transferencias etiquetadas, como los convenios para financiar proyectos y otros gastos, disminuirían 25%. “Los convenios han disminuido significativamente en los últimos años y por lo tanto se mantienen en niveles muy bajos en el presupuesto 2021. Estimamos que el total de transferencias federales, incluidas las transferencias etiquetadas y no etiquetadas, disminuirán 5.2% el próximo año”, adelantó Moody’s. Nota relacionada: CIEP desmenuza el Paquete Económico 2021: pensiones, salud y “guardaditos” Gobiernos con déficit operativo El reporte aclara que, si el proyecto de presupuesto se aprueba sin cambios en las transferencias, los estados reportarán déficits operativos brutos que promedien 2.9% de los ingresos operativos en 2021 (suponiendo que el crecimiento del gasto se mantenga en línea con las tendencias históricas), en comparación con un superávit operativo bruto promedio de 2.1% proyectado para 2020. Los resultados operativos de los municipios también se debilitarán en 2021, pero menos que en el caso de los estados, dado que las transferencias representan una proporción menor de sus ingresos (67% para los municipios frente a 82% para los estados). Asimismo, recalcó que a diferencia de algunos supuestos optimistas en el presupuesto 2021 propuesto por el gobierno --por ejemplo, un crecimiento del PIB de 4.6%, por encima de nuestro pronóstico de 3.7% para 2021--, las transferencias proyectadas son relativamente conservadoras. Nota de interés: UIF congela cuentas de tres funcionarios de Delicias, Chihuahua La calificadora acotó que las proyecciones de menores transferencias reducen la probabilidad de que los gobiernos locales deban recurrir en 2021 a recursos del Fondo de Estabilización para los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF).