La OCDE, más pesimista que la SHCP sobre crecimiento para México, ve su pronóstico

miércoles, 16 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).—La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) redujo su previsión de crecimiento para México a -10.2%, desde el -8.6% previsto anteriormente. Al presentar sus Perspectivas Económicas, el organismo internacional adelantó que el Producto Interno Bruto del país tendrá un rebote del 3%, es decir, 1.6 puntos porcentuales menor al pronóstico de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que es del 4.6%, el cual fue considerado como “optimista” por los especialistas. La OCDE destacó que después de un colapso sin precedentes en la primera mitad del año, la producción económica se recuperó rápidamente tras la flexibilización de las medidas de contención y la reapertura inicial de las empresas, pero el ritmo de recuperación ha perdido algo de impulso más recientemente. Es probable que las nuevas restricciones impuestas en algunos países para hacer frente al resurgimiento del virus hayan ralentizado el crecimiento, según el informe. El organismo encabezado por José Ángel Gurría acotó que la incertidumbre sigue siendo alta y la fuerza de la recuperación varía notablemente entre países y entre sectores empresariales. En este contexto señaló: “Las perspectivas de un crecimiento económico inclusivo, resistente y sostenible dependerán de una variedad de factores, incluida la probabilidad de nuevos brotes del virus, qué tan bien las personas observan las medidas y restricciones de salud, la confianza de los consumidores y las empresas y el grado de apoyo del gobierno para mantener puestos de trabajo y ayudar a las empresas a impulsar la demanda”.
Te puede interesar: México, entre las economías que más sufrirá suspender actividades: OCDE
Las perspectivas económicas provisionales proyectan que el PIB mundial caerá un 4.5% este año, antes de crecer un 5% en 2021. Las previsiones son menos negativas que las de las perspectivas económicas de junio de la OCDE, debido principalmente a resultados mejores de lo esperado para China y Estados Unidos en el primer semestre de este año y una respuesta masiva de los gobiernos. Sin embargo, advirtió, la producción en muchos países a fines de 2021 seguirá estando por debajo de los niveles de fines de 2019 y muy por debajo de lo que se proyectaba antes de la pandemia.