El peso gana terreno, pero el dólar cierra la semana arriba de los 21 pesos

viernes, 18 de septiembre de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por sexta semana consecutiva, el peso ganó terreno frente al dólar estadunidense, sin embargo, el tipo de cambio cerró este viernes en niveles superiores a las 21 unidades por cada billete verde en ventanillas bancarias y en operaciones al mayoreo. En la semana, el tipo de cambio tocó un mínimo de 20.84 pesos, nivel no visto desde el 11 de marzo.
Nota relacionada:
El peso se perfila para lograr algo no visto desde finales de 2018 La apreciación del peso durante las últimas seis semanas se ha debido principalmente a cuatro factores, de acuerdo con el análisis del Banco Base. De entrada, el dólar se mantiene débil debido a la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) que se espera mantenga una postura ampliamente acomodaticia al menos hasta el 2023, pues la recuperación económica se prevé sea lenta. Por otra parte, la divisa mexicana se vio beneficiada por el atractivo de tasas de interés, ya que la tasa se mantiene elevada relativo a otras economías y esto ha propiciado que vuelvan a entrar capitales. Desde el primero de septiembre se ha observado un flujo diario promedio de dos mil 363 millones de pesos a valores gubernamentales denominados en pesos. Tan solo al 8 de septiembre han entrado al país 14 mil 117.4 millones de dólares en este tipo de instrumentos. En tercer lugar, se han presentado episodios de optimismo relacionados con los avances en la aprobación de una vacuna contra el coronavirus, permitiendo que divisas de economías emergentes recuperen terreno. De esta forma, en lo que va del mes, las tres divisas más apreciadas frente al dólar son el rand sudafricano con 3.98%, el peso mexicano con 3.69% y el real brasileño con 2.36%. Entre las 10 divisas más apreciadas, solo el yen japonés pertenece a una economía avanzada y acumula una apreciación de 1.22%. Por último, se han elevado las posiciones especulativas a favor del peso. En el mercado de futuros de Chicago, las posturas especulativas netas a la espera de una apreciación del peso se han elevado por tres semanas consecutivas.