Banxico reduce la Tasa de Interés Interbancaria a 4.25%

jueves, 24 de septiembre de 2020 · 18:26
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Banco de México (Banxico) disminuyó en 25 puntos base la Tasa de Interés Interbancaria, situándola en 4.25 por ciento. De acuerdo con el comunicado de política monetaria, el peso mexicano presentó cierta apreciación, aunque recientemente ha estado sujeto a episodios de marcada volatilidad, mientras que las tasas de interés de corto plazo disminuyeron y las de mayor plazo presentaron ajustes menores.
Nota relacionada:
Banxico recorta en 50 puntos base la Tasa de Interés Interbancaria y la deja en 4.50% Por su parte, la actividad económica en México, después de una profunda contracción en abril y mayo, comenzó a recuperarse en junio y julio, si bien prevalece un entorno de incertidumbre y riesgos a la baja. Las expectativas de la inflación general para el cierre de 2020 se incrementaron, mientras que las de mediano y largo plazos se mantuvieron estables en niveles superiores a la meta de 3 por ciento. De acuerdo con el banco central, los retos derivados de la pandemia para la política monetaria incluyen tanto la importante afectación a la actividad económica como un choque financiero y sus efectos en la inflación. Dichas previsiones están sujetas a riesgos considerables de corto y de mediano plazo. Los riesgos a la baja están un efecto mayor al previsto de la ampliación de la brecha negativa del producto, menores presiones inflacionarias globales y que las medidas de distanciamiento reduzcan la demanda de ciertos servicios. Mientras que al alza está la posibilidad de episodios adicionales de depreciación cambiaria, una elevada persistencia de la inflación subyacente y problemas logísticos y mayores costos asociados a las medidas sanitarias. La Junta de Gobierno del Banxico adelantó que tomará las acciones que se requieran con base en la información adicional y considerando la fuerte afectación a la actividad productiva, así como la evolución del choque financiero que enfrentamos. Ello a fin de que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta del banco central, en el plazo en el que opera la política monetaria. Por otra parte, recomendó perseverar en fortalecer los fundamentos macroeconómicos y adoptar las acciones necesarias en los ámbitos monetario y fiscal, lo cual contribuirá a un mejor ajuste de los mercados financieros nacionales y de la economía en su conjunto.