Reforma eléctrica

Reforma eléctrica violaría tratados internacionales, incluyendo el T-MEC: CCE

 Agregó que la reforma que liberalizó el sector eléctrico en 2013 está incluida en el T-MEC. De hecho, el Artículo 32.11 obliga a las autoridades de México a otorgar a los inversionistas de Estados Unidos y Canadá en el sector un trato igual al previsto para los inversionistas.
miércoles, 13 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió que la reforma del sector eléctrico, impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, violaría los tratados internacionales que ha firmado México, incluyendo el T-MEC.

En un documento titulado Una reforma que lastima a México: Consecuencias de una eventual aprobación de la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica el organismo encabezado por Carlos Salazar Lomelín señaló:

“La reforma obligaría a los inversionistas a acudir a paneles internacionales, como los del T-MEC, para proteger 44 mil millones de dólares de inversión en riesgo de confiscación y expropiación indirecta. También expondría a México a controversias internacionales Estado – Estado”.

 Agregó que la reforma que liberalizó el sector eléctrico en 2013 está incluida en el T-MEC. De hecho, el Artículo 32.11 obliga a las autoridades de México a otorgar a los inversionistas de Estados Unidos y Canadá en el sector un trato igual al previsto para los inversionistas bajo cualquier otro tratado firmado por México con derechos más amplios, como el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT).

En su conferencia matutina de este miércoles, el presidente negó alguna violación  a los tratados internacionales que tiene firmados México.

“La reforma eléctrica no contraviene el tratado; al contrario, es para que México tenga todavía más ventajas comparativas, para que lleguen más inversiones y que podamos mantener el compromiso con los usuarios de no aumentar el precio de la luz”, dijo.

 Por ejemplo, acotó, la industria del acero, que tiene una gran oportunidad ahora por el Tratado de Libre Comercio, “¿si los costos de energía eléctrica están por los cielos cómo competimos? Y para la industria del acero es fundamental el contar con consumo de energía eléctrica, cómo se industrializa el país”.

De acuerdo con el documento de la cúpula empresarial, México también incumpliría los Acuerdos de Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRIs).

“En el caso del T-MEC, la decisión del panel es obligatoria y podría traer represalias comerciales por un monto equivalente al valor perdido por los demandantes” añadió el CCE.

Además de violar los acuerdos internacionales, el sector empresarial enumeró cuatro “implicaciones graves” de aprobarse la reforma.

En primer lugar, incrementaría el costo de la electricidad ya que privilegiaría generación eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que es hasta 252% más cara que la del sector privado.

Obligaría a las empresas a comprar energía a CFE a precios mucho más altos, generando presiones inflacionarias.

Por otra parte, generaría un boquete en las finanzas públicas y la economía nacional.

El costo de producción total subiría en al menos 62 mil 100 mil millones de pesos anuales, que implica 621 mil millones en una década. En conjunto con el subsidio eléctrico, los sobrecostos alcanzarían más de 1.4 billones de pesos.

Por último, cancelaría la transición energética.

“México se volvería un obstáculo en la lucha global contra el cambio climático, yendo en contra de lo que el 85% de la población exige: que se usen más energías limpias. En lugar de lograr sus metas, México incrementaría sus emisiones de gas efecto invernadero en más de 46%”, explicó el reporte.

Comentarios