Banco Mundial

Economía mexicana crecerá 5.7%: Banco Mundial

El organismo internacional, advirtió que “reducir la incertidumbre en el sector privado sería importante para que arranque la economía”.
miércoles, 6 de octubre de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—El Banco Mundial (BM) mejoró su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana a 5.7% desde el 5% proyectado anteriormente.

La mala noticia, según el economista en jefe para la región de América Latina y el Caribe, William Maloney, es que dicha cifra “está muy por debajo” de la caída del 8.3% registrada en el 2020 a raíz de la pandemia por el covid-19.

Al presentar virtualmente el estudio Recobrar el crecimiento: Reconstruyendo economías dinámicas pos-covid con restricciones presupuestarias, el organismo internacional, advirtió que “reducir la incertidumbre en el sector privado sería importante para que arranque la economía”, luego de que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se han impulsado iniciativas que desalientan la inversión privada.

En su reporte, el Banco Mundial advirtió que las secuelas de la crisis de covid-19 llevarán años en desaparecer si los países de América Latina y el Caribe no toman medidas inmediatas para impulsar un deslucido proceso de recuperación de la pandemia, con la pobreza en su mayor nivel en décadas.

El documento explicó que si bien se prevé que el crecimiento regional se recupere un 6.3% en 2021, junto a una aceleración de la vacunación y una caída en las muertes por Covid-19, la mayoría de los países no logrará revertir del todo la contracción de 6.7% que tuvo lugar el año pasado.

Más aún, las previsiones de crecimiento para los próximos dos años caen por debajo del 3%, lo que implica un regreso a las tasas de crecimiento bajas de la década de 2010, generando preocupación de una nueva década perdida en términos de desarrollo.

Es el caso de México, que para el 2022 el Banco Mundial prevé un crecimiento del 3%; mientras que para el 2023, el Producto Interno Bruto (PIB) proyectado es de 2.2%.

Según el estudio, para alcanzar el ritmo de crecimiento necesario para hacer avanzar a la región y reducir las tensiones sociales, esta debe llevar a cabo de forma urgente reformas muy postergadas aunque viables en el ámbito de la infraestructura, la educación, la salud, la política energética y la innovación, además de encarar los nuevos desafíos planteados por el cambio climático.

El Banco Mundial señaló que no obstante, la recuperación a nivel regional enfrenta múltiples obstáculos.

Por ejemplo, cualquier resurgimiento del virus impactará sobre el crecimiento, mientras que la persistencia de las presiones inflacionarias a nivel mundial podría derivar en tasas de interés más elevadas, reduciendo la demanda.

 A su vez, el elevado nivel de endeudamiento del sector privado podría acotar su capacidad de liderar la recuperación, mientras que los crecientes niveles de déficit público y endeudamiento limitan el potencial de cualquier intervención pública futura.

Comentarios