Banxico

Falso, que el objeto de la reforma a la Ley del Banxico sea el apoyo a migrantes: ICC México

La International Chamber of Commerce México considera que la iniciativa reprueba un análisis costo-beneficio e identifica cinco vertientes de riesgo potencial si es aprobada por los diputados tal como fue enviada por el Senado.
lunes, 1 de febrero de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La International Chamber of Commerce México (ICC México) consideró que la reforma a la Ley del Banco de México, aprobada el 9 de diciembre pasado en el Senado de la República, reprueba un análisis costo-beneficio.

"Es falso que el objeto de esta reforma sea el apoyo a los migrantes, ya que del total de remesas que envían nuestros paisanos del extranjero a sus familias en México, únicamente 0.7% son en efectivo, en tanto las del turismo representan sólo 0.3%", señaló el organismo.

Ese mínimo porcentaje de la totalidad de remesas, abundó, no justifica el riesgo de vulnerar la autonomía y reputación del Banco de México (Banxico), así como la estabilidad del resto del sistema financiero del país.

Además, advirtió, deja expuesto y sin resolver el verdadero problema del tipo de cambio competitivo de este 1% del total de remesas, dejando la rentabilidad en manos de unos cuantos participantes, en detrimento del sistema financiero y de los mismos migrantes y trabajadores del sector turismo.

La ICC México identificó al menos cinco vertientes prácticas del potencial gran riesgo de la reforma a La Ley del Banco de México si es aprobada por el pleno de la Cámara de Diputados tal como fue enviada por el Senado para su confirmación.

En primer lugar, obligaría al banco central a comprar dólares que no puedan ser repatriados, para ser incorporados a las reservas internacionales, lo que aumentaría significativamente el riesgo de incurrir en sanciones internacionales.

Por otra parte, vulneraría la relación que mantiene Banxico con la Reserva Federal (FED) y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, al poner en riesgo los distintos acuerdos celebrados con autoridades monetarias y financieras internacionales en los que participa el banco central, así como las relaciones de México con otros Estados, particularmente Estados Unidos.

En consecuencia, agregó, se podrían ver restringidas las operaciones que tiene Banxico con otras contrapartes extranjeras como la Reserva Federal (Fed), con la que, por ejemplo, tenemos una línea “swap” en funcionamiento, para reforzar la solidez del sistema financiero mexicano.

Asimismo, dijo, tendría efectos negativos en los mecanismos establecidos para combatir la corrupción y prevenir el lavado de dinero.

"La propuesta abre una ventana para facilitar el blanqueo de capitales derivados de operaciones con recursos de procedencia ilícita (delincuencia organizada, fomento al terrorismo, trata de personas y narcotráfico) y vulneraría la autonomía del Banxico, al convertirlo en habilitador o participante en tales conductas ilícitas", abundó el ICC.

Finalmente, alertó que obligar o dar instrucciones para comprar y realizar operaciones en efectivo vulneraría la autonomía de Banxico de forma permanente, y pondría en un riesgo muy alto ante instituciones financieras internacionales no solamente al banco central, sino a la totalidad del sistema financiero nacional, cuya consolidación ha llevado décadas construir.

El ICC concluyó que el pretendido beneficio estimado en la exposición de motivos de la reforma a la Ley del Banco de México puede ser atendido dentro del sistema bancario, implementando mecanismos con controles que mitiguen riesgos de lavado de dinero, que permitan a los bancos recibir dólares en efectivo (menos de 1% de las divisas que ingresan a nuestro país) o cualquier tipo de moneda extranjera, sin perjudicar la autonomía, operación y reputación del banco.

Además de dañar el sistema monetario, remató, desfavorece las transacciones de comercio internacional, afecta los avances en materia de anticorrupción y lavado de dinero, e interrumpe la deseada transición a la economía digital.

Comentarios