PIB

El PIB mexicano aumentó en primer trimestre de 2021, pero se desplomó 2.9% anual

Para el Grupo Financiero Monex el resultado tiene una doble lectura, pues por un lado sorprendió positivamente frente a las expectativas del mercado, pero por el otro sigue mostrando un rezago importante de la economía mexicana.
viernes, 30 de abril de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— La economía mexicana creció 0.4% en el primer trimestre del 2021, comparado con los últimos tres meses del 2020, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

A su interior, las actividades primarias o agropecuarias retrocedieron 1.3%; las secundarias o industriales registraron una variación del 0%; mientras que las terciarias o el sector de servicios, comercio y turismo se elevaron 0.7% entre enero y marzo del presente año.

Sin embargo, el Producto Interno Bruto (PIB) se desplomó 2.9% en su comparación anual.

De acuerdo con el subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath, “el PIB del primer trimestre creció 0.4%, ligeramente arriba de 0%, que era la tasa anticipada. Es mejor noticia de lo que parece, ya que si no se revisan las tasas mensuales de -0.1 y -0.3% para enero y febrero, respectivamente, implica crecimiento de casi 2% para marzo”.

Sin embargo, para el Grupo Financiero Monex el resultado tiene una doble lectura, pues por un lado sorprendió positivamente frente a las expectativas del mercado, pero por el otro sigue mostrando un rezago importante de la economía mexicana.

“A diferencia de lo que se dio a conocer ayer sobre el PIB estadounidense, la economía mexicana sigue mostrando un estado de atonía y gran vulnerabilidad ante la evolución de la pandemia”, matizó el análisis.

A pesar de ello, abundó, las cifras del primer trimestre son mucho mejores de lo que esperábamos ante las múltiples contingencias que se presentaban.

Es decir, si se considera que el trimestre reportado tuvo “una distorsión a la baja” en comparación con el mismo periodo del 2020, el cual fue bisiesto; el periodo vacacional por Semana Santa cayó totalmente en abril y en este abarcó los últimos días de marzo; además de que la base de comparación anual era más alta, pues en enero y febrero la pandemia no había llegado a México.

Más de

Comentarios