Moody's

Moody’s baja la calificación de Televisa

La agencia calificadora degradó las notas crediticias de la televisora a "Baa2" desde "Baa1", además cambió la perspectiva de "estable" a "negativa".
viernes, 25 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—La agencia calificadora Moody’s Investors Service degradó las notas crediticias de Televisa a “Baa2” desde “Baa1”, además cambió la perspectiva de “estable” a “negativa”.

De acuerdo con la firma, la baja de las calificaciones de la televisora, propiedad de Emilio Azcárraga Jean, refleja el persistente elevado apalancamiento (deuda bruta / EBITDA).

La acción de calificación también considera el nuevo modelo de negocio de Televisa centrado en los segmentos de Sky y Cable en México: un negocio que requiere mayores inversiones de capital, lo cual posiciona mejor a las calificaciones de Televisa en la categoría “Baa2”.

El reporte explicó que el perfil crediticio de grado de inversión de Televisa de “Baa2/Aa2” está respaldado por su historial de operaciones en el mercado mexicano de telecomunicaciones, donde la compañía creció orgánicamente y a través de adquisiciones en los últimos años, y logró alcanzar una sólida participación de mercado de 25.2% en banda ancha y 62.6% en televisión de paga a marzo de 2021, de acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Por el contrario, la calificación “Baa2” incorpora la concentración geográfica de Televisa en México como operador de telecomunicaciones, elevados requerimientos de capital y altas presiones competitivas.

El 13 de abril, Televisa anunció que fusionará su segmento de contenido con Univision Holding Inc, la compañía controladora de Univision Communications Inc. para obtener una participación de capital adicional que alcanzará el 45% en la nueva empresa.

Televisa recibirá cuatro mil 800 millones de dólares en una combinación de efectivo de la siguiente manera:

Mil 500 millones de dólares en capital de Univision (750 millones en capital común y USD 750 millones en capital preferente Serie B, con un dividendo anual de 5.5%) y 300 millones en acuerdos comerciales. Moody’s estima que Televisa utilizará los ingresos de esta transacción para reducir el apalancamiento para 2022.

Tras el cierre de esta transacción, adelantó la agencia, Televisa se centrará en sus segmentos Sky y Cable en México, los cuales se beneficiaron de las fuertes ventas de mercado y de la cobertura nacional en los últimos años.

Moody's espera que la tendencia positiva continúe impulsada por el aumento del consumo de datos.

Mediante esta transacción, Televisa mitiga los desafíos asociados con una mayor preferencia por alternativas de libre transmisión (OTT por sus siglas en inglés) y el riesgo de ejecución de invertir en la nueva plataforma de streaming, asociándose con Univision y un grupo experimentado de inversores para promover mayores sinergias y competir con grandes operadores a nivel global.

Sin embargo, la contribución de estos activos a Univision conducirá a una reducción de los flujos de efectivo y la diversificación. A fines de 2020, el segmento de contenido representaba el 31.2% de los ingresos de Televisa, frente al 42.8% de 2014.

Tras el pago de la deuda, Moody's estimó un aumento de la exposición de la compañía a moneda extranjera. A marzo de 2021, el 72% de la deuda total de la compañía estaba denominada en dólares estadounidenses.

No obstante, Moody's espera que Televisa mantenga una fuerte liquidez gracias a su cómodo perfil de vencimiento de la deuda, y conserve al menos mil millones de dólares en efectivo con una composición similar a la que tiene Televisa actualmente, es decir, 50% en pesos mexicanos y 50% en dólares estadounidenses.

La liquidez de la compañía también está respaldada por una línea de crédito revolvente comprometida por 618 millones con vencimiento en marzo de 2022, alrededor de 60 millones de dólares que Televisa recibirá de Televisa-Univision, incluido el dividendo de capital preferente, y las coberturas en moneda que tiene la compañía para cubrir los próximos 12 meses de pagos de intereses.

Moody's podría reducir las calificaciones de Televisa si su perfil de liquidez se deteriora, incluyendo un flujo de efectivo libre negativo sostenido debido a una menor rentabilidad o a grandes requerimientos de capital. También podría haber presión negativa si el apalancamiento ajustado por Moody's se mantiene en niveles superiores.

Con sede en la Ciudad de México, Televisa es la principal compañía de medios diversificada en el mundo hispanoparlante.

Tras el cierre de la transacción con Univision, la compañía será un operador de Cable y de satélite directo al hogar en México. Televisa posee una participación controladora del 58.7% en su subsidiaria Sky, y el 41.3% restante es propiedad de DirecTV

Durante los 12 meses finalizados en diciembre de 2020, los ingresos de Televisa ascendieron a cuatro mil 600 millones de dólares y tres mil 500 millones sobre una base proforma.

En la misma fecha, Televisa tenía 14.1 millones de unidades generadoras de ingresos en el segmento de cable y 8.1 millones en Sky.

Comentarios