Economía

Deer Park y Dos Bocas, una carga de gastos de capital adicional a las finanzas de Pemex: Moody’s

Moody’s Investors Service aseguró que Deer Park y Dos Bocas representan una carga de gastos de capital adicional a las finanzas de Pemex, ya que generan dudosos retornos de inversión y riesgos de sobrecostos.
martes, 29 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La agencia calificadora Moody’s Investors Service aseguró que Deer Park y Dos Bocas representan una carga de gastos de capital adicional a las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex), ya que generan dudosos retornos de inversión y riesgos de sobrecostos.

De acuerdo con la firma, dada la amplia capacidad de refinación, tanto a nivel mundial como en América del Norte, el rendimiento económico de las inversiones en refinación es probablemente bajo.

Además, si se completa la nueva refinería y se aumenta la capacidad operativa de las existentes según lo planeado, esto agregará la exposición a un margen de producción de combustible más bajo y reducirá las exportaciones de crudo de Pemex y su generación de ingresos en dólares estadunidenses, aumentando su riesgo crediticio, apuntó.

Según Moody’s, la reducción de costos que ha logrado la petrolera y la mejora en los precios del crudo no lograrán que mejore su situación.

De hecho, destacó que hace dos años se le concedió una capitalización de 10 mil millones de dólares y en 2020 un recorte de regalías por 65 mil millones de pesos, mientras que en 2021 va a recibir una exención adicional de 73 mil millones de pesos.

“Sin embargo, aunque la dirección ha trabajado para reducir costos y la empresa se beneficiará de la reducción de impuestos, debido a las mayores necesidades de inversiones de capital y la construcción de la nueva refinería, pronosticamos que el flujo de caja libre de la compañía seguirá siendo negativo en 2021 en alrededor de 8 mil millones de dólares”, estimó.

Y sostuvo que la calificación de la petrolera estatal “Ba2” refleja la alta vulnerabilidad de la empresa a los bajos precios de las materias primas, dada su excesiva carga de deuda y su débil liquidez.

“La generación de flujo de efectivo y las métricas crediticias de Pemex seguirán siendo débiles en el futuro previsible debido a una alta carga tributaria, vencimientos de deuda en curso, y subinversión en exploración y producción a favor de una expansión de su negocio de refinación, que ha generado pérdidas durante varios años”, concluyó Moody’s.

Comentarios