Pemex

Pemex tendrá más dificultades para obtener financiamiento: BBVA Research

Pemex tendrá que controlar su gasto operativo y enfocar sus inversiones en campos petroleros más productivos, ya que hacia adelante resulta "cuestionable" que reciba apoyo financiero del gobierno de López Obrador, advirtió BBVA Research.
martes, 29 de junio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Petróleos Mexicanos (Pemex) tendrá que controlar su gasto operativo, además de enfocar sus inversiones en campos petroleros más productivos, ya que hacia adelante resulta “cuestionable” que reciba paquetes de apoyo financiero por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, advirtió BBVA Research.

De acuerdo con un análisis elaborado por el economista principal Arnulfo Rodríguez y el economista jefe de BBVA Research, Carlos Serrano, sería adecuado que se retomaran las asociaciones con el sector privado (farmouts), lo que le permitiría a Pemex atraer capital y conocimiento para la exploración y producción de nuevos campos, en particular en aguas profundas.

Hacia adelante, abundó, Pemex tendrá más dificultades para obtener financiamiento en términos competitivos, debido al creciente número de inversionistas globales que adoptan criterios de sustentabilidad ambiental en sus decisiones de inversión.

Según el estudio, en los años recientes las finanzas de Pemex han sido beneficiadas por reducciones significativas en la tasa del Derecho de Utilidad Compartida, estímulos fiscales y aportaciones patrimoniales alineadas al perfil de vencimiento de su deuda de corto plazo.

Este paquete de apoyo financiero del gobierno federal ha contribuido a mitigar el impacto adverso de la pandemia de covid-19, así como disminuir considerablemente el endeudamiento neto de Pemex.

Asimismo, el incremento en el monto de inversión total de los últimos dos años parece haber influido favorablemente sobre la producción petrolera, que se ha estabilizado en alrededor de 1.7 millones de barriles diarios con la expectativa de que se incremente en 100 mil barriles diarios adicionales para finales de 2021.

Después de que el balance financiero de Pemex había mejorado de manera progresiva entre 2016 y 2019, este indicador revirtió su tendencia ante la significativa caída de los ingresos propios y, en menor medida, por un aumento en el gasto total en 2020, de acuerdo con el análisis de BBVA Research.

Los principales factores que explican esta reversión son el desplome en el precio del petróleo, la caída en las exportaciones petroleras y la contracción en las ventas internas. Todos estos factores fueron producto de la crisis global causada por la pandemia de covid-19.

Por su parte, el aumento en el gasto total en 2020 se debió principalmente al incremento en el gasto programable, a pesar de la disminución en el costo financiero de Pemex.

“Es importante señalar que el servicio de la deuda de Pemex había mostrado una tendencia creciente entre 2014 y 2018 al haber pasado de 42 mil 659 millones de pesos a 122 mil 57 millones de pesos”, apuntó BBVA.

El gasto programable pasó de 196 mil 189 millones de pesos en 2019 a 23 mil 639 millones en 2020. Por su parte, Pemex “ha sido relativamente exitoso” en controlar el gasto de operación en los años recientes después de que éste alcanzara niveles cercanos a 200 mil millones de pesos en 2015.

Cabe mencionar que esta evolución favorable del gasto operativo se explica principalmente por otros gastos, en los que se incluyen los servicios generales y las pensiones y jubilaciones.

Por su parte, la evolución del ingreso corriente en 2020 fue desfavorable al mostrar una significativa contracción anual de 36.5%.

No obstante, acotó BBVA, la decisión del gobierno por continuar aligerando la carga fiscal de Pemex en 2020 contribuyó a que los ingresos propios de la empresa registraran una caída anual de 22.2%.

“Estas acciones influyeron significativamente para que la proporción de impuestos y derechos en el ingreso corriente se redujera a 32.8% en 2020, después de haber alcanzado un nivel de 74.1% en 2005. No obstante, esta reducción en la carga fiscal de Pemex se traduce en mayores presiones fiscales para el gobierno federal”, según el reporte.

Más de

Comentarios