Empleo

35.3 millones de trabajadores en México no tienen un salario suficiente

35.3 millones no tienen un salario suficiente o seguridad social, y menos de la quinta parte de las personas ocupadas cuentan con un trabajo digno, denunció Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.
martes, 13 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– Menos de la quinta parte de las personas ocupadas en México –unos 9 millones de personas– cuentan con un trabajo digno, mientras que 35.3 millones no tienen un salario suficiente o seguridad social, de acuerdo con Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Además, de acuerdo con datos del Semáforo de Trabajo Digno, 24.6 millones de personas no tienen acceso al trabajo debido al desempleo o por encargarse de quehaceres de cuidados o del hogar (el 95% de ellas son mujeres).

En la zona centro, de las más de 20 millones de personas en edad y condiciones de trabajar, solo 2 millones 526 mil tienen un trabajo digno; mientras que 9.3 millones trabajan en condiciones precarias y sin seguridad social o con un sueldo insuficiente.

Además, 6.5 millones están desempleados o no pueden trabajar por realizar labores del hogar o de cuidados, de acuerdo con la herramienta que analizó los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La ONG recordó que México tiene una población de casi 75 millones de personas en edad y condiciones de trabajar (sin contar a estudiantes, pensionados y personas con impedimentos graves), de los cuales solo están ocupados 50 millones, mientras que cada año hay un déficit de cerca de 700 mil empleos.

Este círculo vicioso inicia con la escasa capacidad del sistema para generar empleos formales con salario suficiente y seguridad social e incide en el crecimiento de la economía, la dimensión del mercado interno, la capacidad recaudatoria fiscal, la violación de derechos humanos y la generación de pobreza y desigualdad en el país.

Desde finales del siglo pasado se frenaron los salarios, se permitió la subcontratación abusiva, el sindicalismo corrupto y un esquema de seguridad social que condiciona el derecho a la salud a las prestaciones laborales, encareciéndolas y excluyendo a la mayor parte de la población, denunció.

Aumenta la pobreza con la pandemia

Por otra parte, la pandemia provocó un aumento de la pobreza en el país en 12 millones de personas; 3 millones más perdieron su empleo; 2.6 millones quedaron subocupadas y se perdieron 2.3 millones de trabajos con ingresos suficientes.

Para remediar esta situación y garantizar trabajo digno a la población, Acción Ciudadana Frente a la Pobreza recomendó aumentar el salario mínimo hasta que esté por arriba del costo de dos canastas básicas (más de 7 mil pesos mensuales) y favorecer la elección democrática de líderes sindicales que defiendan los derechos de los trabajadores, la legitimación de los contratos colectivos y la erradicación del outsourcing.

Así como fortalecer el apoyo a la capacitación y empleo de los jóvenes; promover la adopción de nuevos estándares laborales en las empresas; establecer el trabajo digno como única forma legal de contratación y eliminar los incentivos a la informalidad superando la dependencia del derecho a la salud a las prestaciones laborales.

También resaltó que será fundamental la creación de un sistema nacional de cuidados –con presupuesto propio– que atienda las necesidades de niños, adultos mayores, personas con discapacidad, y facilite que millones de mujeres dediquen su tiempo a lo que prefieran.

Comentarios