previsión económica

Recuperación económica en riesgo por variante delta de covid-19: IMEF

El instituto advirtió sobre los cuellos de botella en la cadena de suministro global, destacando la escasez de semiconductores.
martes, 13 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—El Instituto Mexicanos de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) advirtió que las nuevas cepas de covid-19 y “los cuellos de botella” en las cadenas de suministro global, pueden retrasar la recuperación económica del país, cuyo crecimiento estima en 5.9% en el 2021.

“Vale la pena destacar que algunos de los vientos en contra de la recuperación vienen de dos fuentes de riesgos. El primer riesgo se asocia a la dinámica que pudiera observarse en términos de la evolución de la pandemia ante los desafíos que han traído consigo el surgimiento de nuevas cepas en el mundo, como el caso de la variante Delta”, explicó.

 El segundo riesgo, abundó, se asocia a los cuellos de botella en la cadena de suministro global, destacando la escasez de semiconductores.

De acuerdo con el IMEF, México mantiene un buen ritmo de recuperación después de la fuerte caída el año pasado ocasionada por la pandemia.

Las cifras de más alta frecuencia han mostrado una ligera moderación en el dinamismo económico en abril, después de una importante recuperación en marzo, aunque las condiciones sanitarias, de movilidad y comercio internacional podrían sugerir que la economía mexicana ha retomado una buena cadencia desde finales del segundo trimestre del 2021, el cual podría extenderse en la segunda mitad del año.

“Se percibe que la demanda externa sigue siendo un importante motor de recuperación, mientras consumo e inversión han mostrado cierta mejoría, aunque todavía permaneciendo por debajo de sus niveles previos a la pandemia”, señaló.

Sin embargo, destacó que la inversión retrocedió 0.9% a tasa mensual en abril, explicado por una caída en la construcción -1.3%, así como en la inversión en maquinaria y equipo del 0.8%.

Por su parte, el consumo privado registró un crecimiento mensual de 1.2%, con dos meses consecutivos al alza, consistente con la mejoría generalizada de las condiciones en torno a las menores restricciones de movilidad y distanciamiento social provocadas por la pandemia.

El organismo presidido por Ángel García-Lascurain Valero destacó que la Junta de Gobierno del Banco de México decidió en su última reunión de política monetaria –cuyo anuncio se dio a conocer el 24 de junio– incrementar de manera sorpresiva su tasa de interés de referencia en un cuarto de punto porcentual, de 4.00% a 4.25% de manera sorpresiva.

“En esta ocasión, ni los analistas económicos ni los participantes de los mercados financieros descontaban este escenario. El comunicado fue más hawkish, con creciente preocupación sobre la inflación y la posibilidad de un retiro más pronto de lo anticipado del estímulo monetario en economías avanzadas”, acotó.

Comentarios