Inflación

Aumento en gas doméstico y alimentos elevan la inflación a 5.75% en la primera quincena de julio

En su cuenta de Twitter, el subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath advirtió que “la noticia de inflación que se da a conocer hoy es definitivamente mala: la tasa subyacente de la primera quincena de julio es la más elevada para una quincena similar desde 1999”.
jueves, 22 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).—El aumento del precio del gas doméstico y de algunos alimentos provocó que la inflación se colocara en una tasa anual de 5.75% en la primera quincena de julio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En su cuenta de Twitter, el subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath advirtió que “la noticia de inflación que se da a conocer hoy es definitivamente mala: la tasa subyacente de la primera quincena de julio es la más elevada para una quincena similar desde 1999”.

Al interior del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), la inflación subyacente, integrada por los costos de mercancías y servicios, excepto productos agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se elevó 0.31% para alcanzar una tasa anual de 4.64% en los primeros 15 días de julio.

Por su parte, la inflación no subyacente, compuesta por los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado, que precisamente excluye la inflación subyacente, aumentó 0.55%, resultando una variación anual del 9.24%.

En la primera quincena de julio, los precios que más incrementaron fueron los de la calabacita en 15.94%; la cebolla, 12.25%; el gas doméstico LP, 4.01%; la tortilla de maíz, 1.54%; y en menor medida subieron los costos de la carne de res, automóviles, los servicios turísticos en paquete, los refrescos envasados, así como de los restaurantes y similares.

En contraste, disminuyeron los precios de la uva, el tomate verde, el huevo, melón, de la gasolina de bajo octanaje, limón, papaya, aguacate, blusas y playeras para mujer, así como los pantalones, faldas y vestidos para niña.

De acuerdo con el análisis del Grupo Financiero Monex, para esta quincena, el dato de 0.37% es el más alto en los últimos 9 años y el tercero mayor desde el año 2000.

Además, el factor de más preocupación es el desempeño del subyacente, pues en ocho de las 13 quincenas que van del año ha sorprendido al alza y asestado alguno de sus niveles más altos en el registro histórico.

Al contrario de la inflación subyacente, agregó, los resultados de la no subyacente para las últimas dos quincenas se encuentran en el rango bajo del registro histórico de los últimos cinco años.

“Ello refleja la normalización en la oferta de productos agropecuarios tras varios meses de sequía, pero también el paulatino incremento en la oferta de energéticos a partir de los acuerdos logrados por la OPEP. La excepción a esta lógica son los precios del gas natural, que aumentaron en 4.0% en consonancia con las alzas en los precios internacionales y fueron el producto de mayor incidencia para el INPC”, abundó el análisis de Monex.

“Los riesgos al alza siguen materializándose y las probabilidades de que el dato al cierre de año se ubique entre 6% y 7% son más fuertes. De esta manera, consideramos que el dato de hoy sienta las bases para que se de una nueva alza de 25 puntos base en la tasa de referencia en el corto plazo”, concluyó.

Comentarios