Covid 19

Por pandemia, ingresos en los hogares cayeron 5.8%: Inegi

Los ingresos por trabajo, los cuales son los más importantes en los hogares mexicanos, al aportar 64% del ingreso corriente total, cayeron 10.7%.
miércoles, 28 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informo que los ingresos de los hogares mexicanos cayeron un 5.8% de 2018 a 2020 ante la pandemia del covid19, pero precisó que también se redujo la desigualdad.

“En términos generales, el impacto de la pandemia de covid-19 sobre los ingresos y gastos de los hogares es negativo”, señaló el presidente del instituto, Julio A. Santaella, al presentar la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH).

Los ingresos por trabajo, los cuales son los más importantes en los hogares mexicanos, al aportar 64% del ingreso corriente total, cayeron 10.7% en el periodo de referencia, de acuerdo con los resultados de la ENIGH 2020.

En tanto, las transferencias que contemplan jubilaciones, indemnizaciones, transferencias de otros hogares y de otros países, así como programas sociales, que representaron 17.6% del ingreso corriente de los hogares, aumentaron 8.3% de 2018 a 2020.

“El aumento de las transferencias fue insuficiente para compensar la caída en los ingresos del trabajo, de tal manera que el ingreso corriente total por el empleo registró esa disminución (10.7%)”, afirmó Julio Santaella.

La ENIGH descubrió que los ingresos de los hogares cayeron a un promedio de 50.309 pesos al trimestre (unos 2.515 dólares) en 2020, desde un nivel anterior de 53.418 pesos (unos 2.670 dólares) en la encuesta previa sobre 2018.

Los ingresos ya habían decrecido 4.2% de 2016 a 2018, recordó el estudio.

La caída en 2020 ocurrió por una disminución de 10.7% de los ingresos laborales, que representan más del 60% del total, y a pesar de un aumento de 8.3% en las transferencias, que incluyen jubilaciones, remesas y programas sociales.

Los programas del Gobierno, como becas y pensiones, alcanzaron a 30% de los hogares, detalló el presidente del instituto.

Santaella recordó que el Inegi registró una caída de 8.5% del producto interno bruto (PIB) en 2020 y que 12 millones de personas abandonaron la fuerza laboral "en el punto más álgido" de la crisis.

"Estos fenómenos se ven reflejados directamente en los ingresos y en los gastos de los hogares, la ENIGH nos muestra, por ejemplo, que en los hogares mexicanos tenemos una disminución de las personas en los hogares que están ocupadas", mencionó.

En lo que se refiere a la distribución de los ingresos, la encuesta del INEGI reportó que en 90% de los hogares mexicanos se tuvo una disminución significativa del ingreso corriente, mientras que el único decil que no cayó fue en el primero; es decir, en 10% de los hogares con menores ingresos.

Entre el ámbito urbano y rural, la encuesta reveló que en el primero, donde están 78% de los hogares mexicanos, se tuvo una caída de 8% del ingreso, mientras que en 22% de los hogares, en el ambiente rural se incrementó el ingreso 3.8%.

“La ENIGH capta una disminución de los ingresos de los hogares urbanos y un aumento en los hogares rurales”, precisó Santaella.

En el panorama por estados, informó que en aquellas entidades federativas que se especializan fuertemente en el sector servicios (alojamiento, preparación de alimentos) como Quintana Roo, hubo una caída del ingreso de 23.67%; la Ciudad de México, con un descenso de 20.5%; o Baja California Sur, con una disminución de 12.80%.

Mientras que el gasto corriente monetario promedio trimestral por hogar fue de 29 mil 910 pesos, lo que representó una caída de 12.9% respecto a 2018, cuando se erogó en promedio 34 mil 329 pesos.

El Inegi señaló a través de la encuesta que el único rubro que incrementó su monto fue el gasto destinado a salud, con un aumento de 40.5% al destinar en promedio mil 266 pesos en 2020, con respecto a 901 pesos en 2018 y 910 pesos en 2016.

Reportó que se registraron caídas en el gasto que se destina a alimentos y bebidas, a transporte y telecomunicaciones, a educación y esparcimiento. Particularmente, los gastos que se realizaban en alimentos fuera del hogar se desplomaron 44.9%, mientras que las erogaciones destinadas a la educación retrocedieron 39.3%, toda vez que el gasto para combustible para vehículos retrocedió 17.2%, en línea con lo que sucedió en el contexto de la pandemia de covid-19.

Comentarios