ANPEC

Primer semestre de 2021: Merman ventas del pequeño comercio y la canasta básica en plena alza

El 80% declaró que los tres principales productos o servicios que se han encarecido más en el último semestre fueron la luz (63.38%), el gas y el agua (54.38%), además de los alimentos de la canasta básica (44.53%).
martes, 6 de julio de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).— Pese a la reactivación económica, la pandemia dejó secuelas en la economía familiar y de los pequeños negocios, los cuales han visto mermadas sus ventas al tiempo que los precios de los productos de la canasta básica van en plena alza, reveló la 14 Encuesta lanzada por la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

Por una parte, el sector del pequeño comercio ha visto afectadas sus ventas entre un 20% y un 25% durante los primeros seis meses del año. Mientras que la inflación ha provocado que los precios de los productos de la canasta básica sigan al alza, por lo que, a los hogares no les alcanza para cubrir los gastos necesarios de alimentación, así lo confirmó el 76.03% de los encuestados.  

Los 5 productos con mayor variación de precio fueron proteína animal (res, pollo, cerdo y pescado), frutas y legumbres, tortillas, lácteos, botanas y refrescos. Mientras que los 5 productos que se dejaron de comprar corresponden a la comida enlatada (abarrotes), lácteos, dulcería, proteína animal, así como frutas y legumbres.

Por otra parte, el 80% declaró que los tres principales productos o servicios que se han encarecido más en el último semestre fueron la luz (63.38%), el gas y el agua (54.38%), además de los alimentos de la canasta básica (44.53%).

De acuerdo con la ANPEC, la muestra de esta encuesta es de mil 200 pequeños comercios distribuidos entre los estados de Colima, Pachuca, Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Baja California, Querétaro, León, Aguascalientes, San Luis Potosí, Puebla, Tlaxcala, Cuernavaca Morelos, Estado de México, Mérida, Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Nayarit, Tamaulipas; y su levantamiento fue del 25 de junio al 2 de julio, vía telefónica.

La Alianza consideró que son muchos los desafíos que enfrenta la microeconomía en México para su reactivación, porque está obligada a transitar una pendiente llena de obstáculos.

Aún con eso, el pequeño comercio en México es un verdadero motor de nuestra economía, capaz de generar riqueza de 1% del PIB, equivalente a más de 300 mil millones de pesos anuales; con un 1 millón 200 mil puntos de venta abastece al 52% de la demanda nacional, promueve 2 millones de autoempleos, además representa el modus vivendi de más de 5 millones de personas.

Según la organización de comerciantes, la microeconomía opera como banca social de facto al otorgar crédito a la palabra a las comunidades; “su resiliencia es su principal fortaleza, nunca ha dado la espalda a la población ante ninguna adversidad. Las tienditas siempre han estado ahí y nunca han cerrado sus puertas”.

En ese contexto, el 59.93% de los encuestados señaló que la reactivación va lenta; el 42.29% dice que el gobierno debe crear un Fondo Crediticio Revolvente para el pequeño y mediano comerciante, y el 98.64% no está de acuerdo con el aumento y/o actualización de cualquier impuesto, porque provocaría aumento de precios.

Más de

Comentarios