cofece

El Sistema Ferroviario Mexicano opera de manera desarticulada y con baja competencia: Cofece

La intensidad de la competencia entre concesionarios en el mercado también es baja: únicamente en 35% de las rutas participan dos o más, brindando el servicio en algún tramo de éstas. Apenas en 6% de los municipios con vía férrea llegan dos concesionarios.
martes, 31 de agosto de 2021

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) aseguró que el Sistema Ferroviario Mexicano (SFM) opera de manera desarticulada y con baja competencia, y las condiciones que mantiene provocan la baja eficiencia del servicio, en perjuicio de la competitividad en el país.
    
Al presentar la versión final del ‘Estudio de competencia en el servicio público de transporte ferroviario de carga’, el organismo antimonopolios reveló que Ferromex y Kansas City Southern de México operan las dos redes más grandes (71% de la red) y concentran las concesiones para explotar infraestructura y equipo férreo en los nodos y corredores más transitados del país, como Altamira, Ciudad de México y Monterrey, lo que les permite mover hasta 82% de la carga en el sistema.

Asimismo, los concesionarios prestan el servicio casi exclusivamente en sus propias redes. Evidencia de ello es que 80% del transporte ferroviario inicia y termina dentro de la red de un mismo concesionario. 

Y más: sólo 39% de los derechos de paso existentes están en uso y los accesos ferroviarios a instalaciones industriales atendidos por dos o más concesionarios, mediante servicios de interconexión, disminuyeron de 29% a prácticamente cero entre 1999 y 2015.

Están también las elevadas tarifas en la “primera y última milla”: en fletes que involucran más de un concesionario, las tarifas que se cobran en el primero o último tramo son entre 7.4 y 10.7 veces más caras que la tarifa por kilómetro que cobra el concesionario que atiende el 95% de la ruta.

La Cofece señaló que, a pesar de la participación de privados en el Sistema, entre 2006 y 2019 el tendido de vías prácticamente no aumentó, por el contrario, el porcentaje de las que operan disminuyó de 89% a 87%.

Por si fuera poco, la participación del ferrocarril en el transporte de carga es baja, es decir, transporta 23% del equivalente al volumen de carga que moviliza el autotransporte. Además, la transferencia de carga intermodal en los puertos disminuyó de 25% a 12% entre 2007 y 2016. Asimismo, la distancia promedio del flete disminuyó 13% entre 2005 y 2019.

La intensidad de la competencia entre concesionarios en el mercado también es baja: únicamente en 35% de las rutas participan dos o más, brindando el servicio en algún tramo de éstas. Apenas en 6% de los municipios con vía férrea llegan dos concesionarios.

El organismo encabezado por Alejandra Palacios recomendó 25 acciones englobadas en las siguientes tres vertientes:

  •     Eliminar los obstáculos para aprovechar los derechos de paso existentes y crear nuevos a través de reformar la Ley para establecer que los derechos de paso que están en los títulos de concesión sean regulados por la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (Agencia), y que ésta diseñe la regulación tarifaria, caso por caso, para incentivar el tráfico interlineal.
  •     Eliminar los cuellos de botella en el sistema ferroviario mediante la promoción de los servicios interlineales, por ejemplo, facultando a la Agencia a regular las tarifas de última y primera milla, cuando se cumplan ciertas condiciones y a partir de las mejores prácticas internacionales.
  •     Fortalecer el diseño institucional de la Agencia, entre otros, facultándola explícitamente en la Ley para sancionar todo incumplimiento de los concesionarios en relación con la entrega de información en tiempo y forma (conforme a los lineamientos que para tal fin emita), que le permitan obtener los elementos necesarios para realizar efectivamente su tarea regulatoria.
     

Comentarios