crecimiento económico

Bank of America recorta previsión de crecimiento económico para México de 2.5% a 1.5%

Además planteó que la alta incertidumbre está relacionada con un cambio continuo en el marco institucional en varios sectores, pero más marcadamente en el sector energético, con una importante reforma en el Congreso. La reforma energética tardará muchos meses del 2022 en resolverse.
martes, 11 de enero de 2022

CIUDAD DE MÉXICO (apro).–Bank of America Securities (Bofa Securities) recortó su previsión de crecimiento de la economía mexicana para el presente año de 2.5% a 1.5% y adelantó que será hasta el 2023 cuando alcanzará los niveles previos a la pandemia.

“Recuperar el nivel de producción que teníamos antes de la pandemia, como vienen las cosas, difícilmente ocurrirá este año. Es posible que ocurra hasta 2023. En algún momento se pensaba que en México este año podríamos regresar al nivel previo a la pandemia, pero con los últimos datos como han salido es posible que nos pasemos hasta el otro año”, señaló el economista en jefe para México y Canadá de BoFa, Carlos Capistrán, en rueda de prensa virtual.

Eso no es todo, Capistrán advirtió que “creemos que una combinación de políticas conservadoras, alta incertidumbre y bajas expectativas de crecimiento, junto con Covid-19, están detrás de la dinámica de bajo crecimiento de la economía mexicana”.

En el análisis, Bofa Securities planteó que la alta incertidumbre está relacionada con un cambio continuo en el marco institucional en varios sectores, pero más marcadamente en el sector energético, con una importante reforma en el Congreso. La reforma energética tardará muchos meses del 2022 en resolverse.

También mencionó que hay un referéndum revocatorio en el segundo trimestre del 2022.

“El presidente está, como ha declarado, haciendo la Cuarta Transformación de México, y todo proceso de transformación implica cambio y por ende incertidumbre. Es probable que la alta incertidumbre sea una de las razones por las que la inversión es muy baja”, abundó.

El grupo financiero agregó que “hay factores más estructurales en juego, ya que es probable que el crecimiento potencial haya disminuido recientemente debido a instituciones más débiles, años de inversión insuficiente (en capital humano y físico) y bajas expectativas de crecimiento”.

Por otra parte, señaló que a pesar de los problemas en las cadenas de suministro globales, las manufacturas están funcionando bien y el sector se recuperó rápidamente después de la fase inicial de la pandemia, aunque desde entonces se ha mantenido plano. Por el contrario, el sector nacional, como la construcción, tiene un rendimiento inferior.

En el frente de la política monetaria, acotó, México ha tenido una tasa de interés real positiva durante la pandemia y ahora está aumentando las tasas. Ya ha aumentado 150 puntos base en lo que va del ciclo. “Las altas tasas reales pueden estar detrás de la crisis crediticia que está experimentando México actualmente”, puntualizó.

Comentarios