Economía

La actividad industrial retrocedió 0.1% en noviembre: Inegi

La actividad industrial registró un retroceso del 0.1% en noviembre pasado respecto a octubre, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
martes, 11 de enero de 2022

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– La actividad industrial registró un retroceso del 0.1% en noviembre pasado respecto a octubre, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Con series ajustadas por estacionalidad, la variación mensual por componente en noviembre de 2021 tuvo el siguiente comportamiento: la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final cayó 1.2%; la construcción descendió 0.6%; la minería aumentó 0.4%; mientras que las industrias manufactureras se mantuvieron sin cambio.

En su comparación anual y con series desestacionalizadas, el Indicador Mensual de la Actividad Industrial (IMAI) se incrementó 0.7% en términos reales en el onceavo mes del año.

De acuerdo con el análisis del Grupo Financiero Ve por Más, el dato registrado por la industria durante noviembre borra parte del rebote de octubre, con lo que se ubica 4.2% debajo de niveles pre pandemia.

“La caída mensual obedeció a servicios públicos y a construcción, la cual se mantiene como la industria más rezagada la minería volvió a crecer, mientras que la manufactura se estancó y sigue sin recuperarse de los efectos de la variante Delta”, explicó.

Por su parte, el panorama para la industria mexicana, especialmente la manufactura, es apoyado por la recuperación del consumo interno y por la expansión de la economía de los Estados Unidos.

A propósito, acotó el análisis, estimamos que la industria norteamericana, íntimamente ligada a la mexicana, tiene amplio espacio para crecer en 2022 ya que no ha logrado ponerse al corriente con el regreso en el consumo privado, y ante el impulso asociado al despliegue del plan de infraestructura del gobierno federal.

Sin embargo, matizó, la escasez y altos costos de insumos, las presiones en cadenas de suministro y el ausentismo laboral seguirán siendo limitantes para la industria, al menos, hasta mediados de 2022.

Ello podría agudizarse ante el repunte global en contagios, a causa de la variante Ómicron más infecciosa que las anteriores.

“Finalmente, prevemos que la inversión fija bruta se mantenga en niveles relativamente bajos. El componente privado, aunque es favorecido por el panorama positivo para la manufactura de exportación, seguirá limitado por la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia, las políticas aplicadas a sectores clave y mayores tasas de interés el público, asumimos que se mantendrá concentrado en unas cuantas obras emblemáticas. Con ello, estimamos que la industria de la construcción seguirá rezagada en relación al resto”, concluyó Ve por Más.

Comentarios