Crece clamor para investigar presunta intervención rusa en elecciones de EU

lunes, 12 de diciembre de 2016
WASHINGTON (apro).- En el Congreso Federal de Estados Unidos crece el clamor bipartidario de llevar a cabo una investigación sobre la presunta injerencia de Rusia en las pasadas elecciones presidenciales del 8 de noviembre, por encima de la oposición del presidente electo, Donald Trump. “Lo rusos no son nuestros amigos”, comentó en una conferencia de prensa Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en la Cámara de Senadores. “Esto desafía a lo que creemos. Hay legisladores republicanos que no quieren la investigación, pero debemos llevar a cabo una investigación que sea bipartidaria”, apuntó el también senador federal por el estado de Kentucky. Este fin de semana, luego de que el presidente Barack Obama ordenó una investigación formal sobre la posible injerencia de Rusia en las elecciones, los sistemas de inteligencia de Estados Unidos confirmaron que hay “patrones” que muestran la mano del Kremlin en los comicios que ganó Trump. Tal hecho aumentó el número de voces legislativas que exigen una indagatoria del caso. La pesquisa que pide Obama, McConnell y Charles Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado, no es para revertir el resultado de la elección presidencial, sino para establecer la magnitud de la injerencia rusa y la vulnerabilidad y debilidades del sistema electoral federal de Estados Unidos. “Se pueden imaginar si los resultados de la elección hubiesen sido en la dirección contraria y nosotros estuviésemos jugando la carta de la intervención rusa por la presunción de la CIA; nos estarían acusando de crear una teoría de la conspiración”, escribió Trump este lunes por la mañana en su cuenta personal de Twitter. La Agencia Central de Inteligencia (CIA) es la dependencia federal de Estados Unidos que abrió el camino a la investigación, al informar al presidente Obama que existen los indicios de la intervención rusa en las pasadas elecciones. El Buró Federal de Investigaciones (FBI) no comulga con la premisa de la CIA, aunque acepta que existen aspectos en las pasadas elecciones que podrían encaminar a la injerencia extranjera, en este caso, de Rusia. Trump cuestiona “Si no atrapas al hacker en el acto, es muy difícil determinar quién está haciendo la interferencia cibernética. ¿Por qué esto no se dio a conocer antes de la elección?”, subrayó Trump en su segundo tuit del día sobre el caso de la intervención rusa. Por lo poco que se ha dado a conocer al respecto, las agencias de inteligencia estadunidenses apuntan a una manipulación cibernética de los rusos en el sistema electoral de Estados Unidos. No está claro si el resultado de los votos del Colegio Electoral recolectados el pasado 8 de noviembre y que favorecieron a Trump, es el resultado concreto de la presunta injerencia rusa. Y esta posibilidad es precisamente por la cual Donald Trump se opone a ello, ya que la percepción de esto podría restarle legitimidad ante el electorado estadunidense. “No se necesita tener un acceso de seguridad (a los sistemas de inteligencia) para darse cuenta quién se benefició de una maliciosa actividad cibernética de los rusos”, declaró por su parte Josh Earnest, vocero del presidente Obama. En la Casa Blanca, recordó que durante la campaña presidencial que concluyó el pasado 8 de noviembre, fue el entonces candidato presidencial republicano quien públicamente hizo un llamado a los hackers rusos para infiltrar cibernéticamente hablando, a la campaña de la candidata demócrata, Hillary Clinton. “Las últimas semanas de la elección se enfocaron en la discusión sobre correos electrónicos que fueron hackeados y filtrados por los rusos. Eran correos electrónicos del Comité Nacional demócrata”, subrayó el vocero presidencial.

Comentarios

Otras Noticias