Plagio de Pulido beneficiará a Cabeza de Vaca en Tamaulipas: experta en seguridad

viernes, 3 de junio de 2016
McALLEN, Tex. (apro).- El mal manejo que hicieron las autoridades del reciente secuestro del jugador internacional de fútbol Alan Pulido Izaguirre podría beneficiar al candidato de la oposición por la gubernatura de Tamaulipas, aseguró a Apro la doctora Guadalupe Correa-Cabrera, profesora investigadora de la Universidad de Texas de la ciudad de Brownsville. No obstante, “las perspectivas de la alternancia en Tamaulipas no parecen del todo positivas o halagadoras”, acotó la doctora especializada en temas de gobierno y seguridad. En Tamaulipas, uno de los estados más violentos del país, se llevarán a cabo elecciones para gobernador este domingo 5. Compiten siete candidatos al gobierno, pero sólo dos tienen posibilidades reales de ganar: Baltazar Hinojosa Ochoa de la coalición PRI-Verde-Nueva Alianza y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, del Partido Acción Nacional (PAN). Para Guadalupe Correa ambos candidatos son políticos experimentados con trayectorias similares: fueron alcaldes en tiempos del exgobernador Eugenio Hernández Flores, han sido miembros del Congreso de la Unión y participado activamente en ámbitos de la vida política nacional y estatal. “Los dos candidatos a gobernador manifiestan algunas debilidades importantes derivadas de sus relaciones con personajes de dudosa reputación dentro y fuera de Tamaulipas y de supuestos vínculos con la delincuencia organizada, particularmente con el Cártel del Golfo”, añadió. García Cabeza de Vaca fue diputado local, diputado federal, senador. También se le relaciona con los hermanos Bribiesca Sahagún. Por su parte, al candidato priista, Baltazar Hinojosa, se le vincula con el grupo Coahuila, encabezado por Rogelio Montemayor. Es también cercano a Luis Videgaray, y a los exgobernadores Tomás Yarrington de Tamaulipas. Además, es familiar del dueño de grupo HIGA, Juan Armando Hinojosa Cantú, el contratista consentido del gobierno peñista. “Se dice que Baltazar es el candidato del establishment  nacional”, enfatizó la doctora de la Universidad de Texas. . Y añadió: “En un estado como Tamaulipas, algunos argumentan que no hay forma de gobernar sin mantener lazos amistosos o simplemente cordiales con la delincuencia organizada, que ha dominado históricamente la vida política, económica y social en la entidad a través del grupo que ahora conocemos como Cártel del Golfo, del cual se desprendieron posteriormente los Zetas”. Por consiguiente, y tomando en consideración su trayectoria política, prosiguió, no se olvidan las amistados peligrosas de Baltazar. Por su parte, a García Cabeza de Vaca también se le ha relacionado con la delincuencia organizada, particularmente en meses recientes cuando se dice que recibe apoyo de una célula criminal conocida como Columna Armada Gral. Pedro José Méndez. El PRI incluso retiró candidaturas a algunos de sus abanderados por apoyar a García Cabeza de Vaca, y por estar presuntamente presionados por o relacionados con dicha organización. Dado que Tamaulipas ha sido uno de los estados más violentos en el país en los últimos años, el tema de la seguridad es muy sensible hoy en día. Buscando atraer al electorado, dicho tema ha sido el principal en la campaña. En lo que respecta al tema central de la campaña se está jugando dos cartas. Baltazar Hinojosa juega con el optimismo; Francisco García Cabeza de Vaca con la crítica y la posibilidad de alternancia. Es la primera vez en la historia de Tamaulipas que se observa una contienda tan cerrada como esta. El hartazgo de la población por la inseguridad será un factor definitivo para inclinar la balanza. El estado ha sufrido muchísimo en los últimos años y el candidato de la oposición, con todo y las múltiples acusaciones de vínculos directos a la delincuencia organizada, tiene posibilidades reales de ganar. Debido a “la extrema violencia en los últimos años y la falta de resultados contundentes en materia de seguridad alimentan un voto de castigo contra el partido en poder. La situación a nivel nacional refuerza esta tendencia. El voto de castigo contra Egidio Torre Cantú y Enrique Peña Nieto podría determinar el resultado”, concluyó Guadalupe Correa Cabrera.

Comentarios

Otras Noticias