Zacatecas, sin favorito

sábado, 4 de junio de 2016
ZACATECAS, Zac., (apro).- Con prácticamente un empate técnico entre el priista Alejandro Tello Cristerna, candidato de la coalición PRI-PVEM-Panal y David Monreal Ávila, abanderado de Morena, los zacatecanos han atestiguado una auténtica batalla por la gubernatura que se dilucidará en la votación de este domingo 5 entre ambos aspirantes. Entre los cargos de elección popular que estarán juego en el estado, destacan la gubernatura, 58 alcaldías y 18 diputaciones de mayoría. En total, 3.4 millones de boletas estarán disponibles en las casillas en todo el territorio zacatecano. Además, por primera vez los zacatecanos residentes en el extranjero podrán emitir voto por gobernador vía postal. Con la sombra del exgobernador Ricardo Monreal –hermano de David y actual titular de la delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México- y su marcada presencia en la operación electoral, la del 5 de junio será la elección más cerrada que se recuerde hasta ahora. El propio Ricardo Monreal, en 1998; Amalia García Medina en el 2004 (ambos por el PRD) y el actual mandatario, el priista Miguel Alonso Reyes en el 2010, obtuvieron triunfos que fueron ampliamente anticipados y cómodos, un panorama muy distinto al que se presenta para quien será el próximo gobernador, por un periodo de 5 años. Lejos de la preponderancia que tuvo con Monreal y Amalia García quedó el PRD, que compite aliado con Acción Nacional en un escenario intrincado tras la irrupción del priista Pedro de León Mojarro, cuñado del gobernador Miguel Alonso Reyes, como aspirante en la contienda interna para definir al candidato. Después de un litigio ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el diputado local Rafael Flores Mendoza fue reconocido como el abanderado de la alianza y, aunque por debajo de los punteros, se aferra a lo que califica como “una elección de tres tercios”. En la elección de gobernador participa también Marco Flores, candidato del Partido Encuentro Social y cantante de la Banda Jerez, con quien este partido conseguiría mantener el registro. Flores mantuvo un discurso fuerte contra la inseguridad y la violencia en el estado, que recorrió con chaleco antibalas. Por el Partido del Trabajo contiende Magdalena Núñez, sin estructura nacional que la respalde porque los comisionados decidieron respaldar a David Monreal. Finalmente, participan dos candidatos independientes: la empresaria agrícola Alma Rosa Ollervides y Rogelio Soto. Morena se juega el todo por el todo, tras el riesgo vivido por la cancelación que el consejo general del INE hizo de la candidatura de David Monreal aduciendo irregularidades en informes de gastos de precampaña. A la postre, una vez recuperado el registro como candidato, la decisión del INE acabó por catapultar a David Monreal, según admiten sus propios operadores de campaña, entre éstos su hermano Saúl, el menor de los Monreal. Desde enero, las continuas visitas del excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador acabaron por encender la mecha que faltaba para avivar el fuego en la contienda, lo mismo que la participación de varios personajes políticos que protagonizaron la ruptura priista con la escisión encabezada por Ricardo Monreal en 1998. Desde un principio, López Obrador dirigió en Zacatecas acusaciones de fondo al gobernador Miguel Alonso Reyes, lo mismo que contra los dirigentes del PRI y los demás partidos involucrados en la contienda por la gubernatura, a los que incluyó en un pacto de intereses encabezado por el mandatario para imponer a un sucesor. En respuesta, dirigentes del PRI y el PRD echaron en cara a Andrés Manuel una supuesta negociación con Ernesto Zedillo (a través de Liébano Sáenz) en la elección de 1998 para reconocer a Ricardo Monreal como candidato ganador, y le pidieron recordar que fue David Monreal quien, a principios del 2010, declinó desde el PT en favor de Miguel Alonso en una fallida alianza entre éste partido y el PRI. “Andrés Manuel está empeñado en Zacatecas…está haciendo su trabajo para su precampaña para volver a ser candidato y quieren tener una caja chica como ya la tienen en la delegación Cuauhtémoc con Ricardo Monreal, por eso viene a acompañar a su bebé David Monreal. ¿Qué, David no se puede cortar el cordón umbilical de López Obrador?”, tronó en enero el entonces presidente estatal del PRI José Olvera, quien compitió y perdió la elección de gobernador en 1998, precisamente frente a Ricardo. Por parte del PRI, las baterías fueron dirigidas desde un principio contra los Monreal, en una campaña negra que fue subiendo de tono hasta que el propio aspirante Alejandro Tello Cristerna acusó directamente a David Monreal de tener vínculos con el narcotráfico y a su hermano Ricardo de haber abierto las puertas a los cárteles en el estado, lo que fue también reproducido en propaganda de la coalición encabezada por el priista. A Tello, senador con licencia, el PRI lo presentó como un experto en finanzas, pero en las últimas semanas, su participación como Secretario de Finanzas en los primeros años del sexenio de Miguel Alonso le cobran la factura, en virtud de que su firma avaló varios de los empréstitos adquiridos por la actual administración estatal, que incrementó la deuda pública de 2 mil a 12 mil millones de pesos. Hasta el expresidente Felipe Calderón entró a la guerra de descalificaciones en dos visitas efectuadas al cierre de las campañas, para levantar la mano del candidato de la alianza con el PRD Rafael Flores Mendoza, aunque con mala memoria: recordó el aseguramiento de 14 toneladas de marihuana en una bodega propiedad de David y Cándido Monreal en Fresnillo por el Ejército, pero olvidó contar por qué esa investigación no fincó una sola responsabilidad en contra del ahora candidato. Así, los viejos agravios entre candidatos, operadores y partidos en Zacatecas están en espera de ser cobrados el domingo.

Comentarios

Otras Noticias