Irrumpe Anaya en el PAN; crece ante Zavala y Moreno Valle

lunes, 6 de junio de 2016
CIUDAD DE MEXICO (apro).- Con su victoria en siete gubernaturas, que representa una cifra inédita en su historia de hace 77 años y obtenida en el peor momento del gobierno del priista Enrique Peña Nieto, el Partido Acción Nacional (PAN) se fortalece hacia la elección de 2018 y consolida el proyecto presidencial de su dirigente, Ricardo Anaya. El PAN retuvo Puebla con Antonio Gali Fayad, “delfín” del gobernador y presidenciable Rafael Moreno Valle; recuperó Chihuahua con Javier Corral y Aguascalientes con Martín Orozco, que ya había gobernado, y por primera vez gobernará Veracruz con Miguel Angel Yunes, Tamaulipas con Francisco García Cabeza de Vaca, Durango con José Rosas Aispuru y Quintana Roo con Carlos Joaquín. “Esta jornada quedará escrita en una de las páginas más brillantes de la historia del PAN”, se ufanó desde la noche del domingo Ricardo Anaya, quien afirmó que su partido es el gran ganador de la jornada, con lo que consolida su proyecto de ser candidato presidencial ante Margarita Zavala y Moreno Valle. La jornada de este domingo no fue particularmente benéfica para la presidenciable Margarita Zavala y su marido, Felipe Calderón, porque la única candidata plenamente identificada con ellos, Adriana Dávila, fue derrotada en Tlaxcala, donde se empeñó en no hacer alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD). En cambio, Anaya fortalece su aspiración presidencial al superar la marca histórica de ganar tres gubernaturas en una sola elección y ganar sobre todo una de las más pobladas de México, Veracruz, y mantiene su campaña de aparecer en los promocionales de radio y televisión del PAN, en una propiorción de tres a uno ante Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena. Por su parte, el también expriista Moreno Valle logró hacer triunfar a su candidato, Antonio Gali, en una elección donde Anaya sólo acudió una vez, mientras que la pareja Zavala-Felipe Calderón no se apareció ni una sola ocasión. La conquista de Veracruz con el controvertido expriista Yunes Linares fue la coronación de una jornada electoral exitosa para el PAN, que debe cumplir las promesas de sus candidatos de encarcelar por corrupción a los gobernadores de ese estado, Javier Duarte, y de Chihuahua, César Duarte. Aunque el PAN en alianza con  PRD perdió Sinaloa y Oaxaca, que conquistó en 2010, recuperó Chihuahua con Corral, discípulo del primer gobernador panista de ese estado, Francisco Barrio, y Aguascalientes, con Martín Orozco y por primera vez Tamaulipas, Veracruz, Quintana Roo y Durango conocerán la alternancia. Sin embargo, estos tres últimos estados serán gobernados por los expriistas Yunes Linares, Carlos Joaquín y Rosas Aispuru. “Ganamos estados que nunca habían sido gobernados por un partido distinto del PRI, esto quiere decir que logramos romper el monopolio autoritario que por más de 86 años había detentado el PRI-gobierno, y ganamos también estados donde hoy el PAN gobierna, y gobierna bien”. En su mensaje tras la jornada electoral, Anaya se hizo acompañar del secretario general del Comité Ejecutivo Nacional, Damián Zepeda Vidales, y el coordinador de la Comisión Electoral, Santiago Creel. Anaya proclamó sus victorias en un número no determinado de gubernaturas, pero detalló que nunca en la historia del PAN se habían ganado más de tres en una sola jornada electoral. Ahora se sabe que serán siete de 12 gubernaturas en disputa y que con ello, proclamó, el PAN da “un paso firme y contundente para recuperar la Presidencia de la República en el 2018”. Según Anaya, el PAN obtuvo esta victoria histórica, pese a la bola de gobernadores corruptos, tramposos y autoritarios, y pese a las graves omisiones del gobierno federal.

Comentarios

Otras Noticias