El lastre de Gordillo y los "favores" a Peña Nieto, persiguen a Quadri

MÉXICO, D.F. (apro).- La intervención de Gabriel Quadri ante alumnos de la Universidad del Valle de México (UVM) marchaba bien hasta que un estudiante paró en seco al aspirante presidencial al plantearle que la primera “demagoga en caer” debería ser Elba Esther Gordillo, fundadora del Partido Nueva Alianza (Panal). En una explanada atestada de la UVM, campus Tlalpan, el estudiante encaró a Quadri: “Tú hablas de combatir la corrupción desde los cimientos, y estoy totalmente de acuerdo, pero me gustaría saber tu posición concreta frente al sindicato de maestros y su dirigente Elba Esther”. En medio de ovaciones, el joven remató el cuestionamiento: “Creo que es la primera que debería caer. Estamos hablando de que estamos en una universidad, y entonces la primera demagoga en caer debería ser ella”. Luego de una pausa, que el abanderado del Panal aprovechó para tomar aire, recetó a sus oyentes toda una apología de la presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE): “Esta es una pregunta muy importante y que merece una respuesta larga. Los sindicatos no están para hacer política educativa, eso es responsabilidad del gobierno. Los sindicatos son para defender los intereses de los trabajadores y para contribuir a las reformas que el país necesita”, acotó. No es la primera vez que Quadri de la Torre defiende a la dirigente magisterial. Prácticamente en cada uno de los foros organizados entre estudiantes de diferentes universidades, el ambientalista tiene que deslindar al SNTE del atraso educativo en México. La fórmula en todos los casos es reiterativa. El otrora titular del Instituto Nacional de Ecología (INE) pide a los alumnos que expliquen cómo con el mismo sindicato y la misma dirigente, la calidad de educación de estados como Aguascalientes, Baja California y Chihuahua es superior a algunas naciones europeas, mientras que Oaxaca, Guerrero o Chiapas es de las peores. Para Gabriel Quadri la respuesta está en que la educación está directamente relacionada con la pobreza y que en el atraso también tienen culpa gobiernos locales y federal. “Es el mismo sindicato, ¿no?, y la misma dirigente que acabas de cuestionar ahora. ¿Por qué hay estados pésimos en educación, como Oaxaca y Guerrero? ¿Qué no habrá otras variables más complejas que la simple descalificación de una líder sindical, que su tarea no es hacer política educativa?”. Y así, el aspirante presidencial salió del paso está vez y aprovechó para darle un raspón al gobierno de Felipe Calderón, al que calificó de no tener interés por la educación y de “nula autoridad moral” para descalificar al SNTE. “Si tienes un gobierno que ha tenido cuatro secretarios de Educación Pública, uno de ellos que utilizó la SEP para hacer plataforma política, y que es ahora candidata. Un gobierno que mantuvo acéfala la SEP. ¿Tú crees que ese gobierno tiene interés por la educación’”, reviró al alumno. No paró ahí, Quadri sostuvo que Calderón colocó a José Ángel Córdova Villalobos en la SEP “como premio de consolación” ante su fracaso en el intento de ser candidato panista al gobierno de Guanajuato “¿Tú crees que a ese gobierno le interesa la educación cuando le da una secretaría a Córdova Villalobos como premio de consolación porque no pudo ser gobernador de Guanajuato? No tiene nada de experiencia y ningún interés”, afirmó. Y remató : “Tú crees que ese gobierno tiene la autoridad moral para poder descalificar a un sindicato que además le dio en bandeja de plata el Acuerdo para la Calidad de la Educación (ACE) y la Evaluación Educativa, y después la usó electoralmente”, refiriéndose a su rival panista Josefina Vázquez Mota. Para tratar de evitar más cuestionamientos y alejar el fantasma de Gordillo, el aliancista insistió en que sólo ha visto una sola vez en su vida a la maestra. “No tiene nada que ver con mi campaña ni con mi partido. El rezago educativo no tiene nada que ver con el sindicato”, evadió. En su discurso, Quadri de la Torre se pronunció por que México sea un país rico y superar “el pantano de mediocridad” en el que, aseguró, “nos tienen hundidos los políticos”. “Por eso ayer dije, y no es demagogia: México necesita una nueva revolución que haga las reformas que el país necesita”, refrendó. Habló de modernizar Petróleos Mexicanos (Pemex) al estilo de la brasileña Petrobras, de que el país debe ser una potencia en energía renovable, de mejorar la calidad de la educación, de crear empresarios en las universidades públicas y privadas, de la reforma laboral y fiscal, así como de combatir la corrupción mediante la competencia y autonomía de la Secretaría de la Función Pública (SFP). De poco sirvió el intento. Al final, otro alumno de esa casa de estudios dijo a Quadri que él no va ganar la Presidencia de la República; en cambio, los votos que coseche, acusó, sólo servirán para dejarle “el camino más sencillo” al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto --a quien el aspirante aliancista no cuestionó en el debate, ni a lo largo de su campaña. “Es un hecho que no va a ganar las elecciones. La gente que va a votar por ustedes lo ve como una alternativa ante el mal gobierno que representan PRI y PAN. ¿Es consciente de que los votos a su favor representa menos votos hacia la otra alternativa que sí tiene posibilidades de ganar las elecciones? ¿Está consciente usted de que los votos a su favor sirvan para que Enrique Peña Nieto tenga el camino más sencillo a la Presidencia?”, preguntó el universitario, generando aplausos. Gabriel Quadri respondió: “Tú dices que no voy a ganar. No estoy de acuerdo. Si yo fuera un derrotista, si no tuviera confianza en mis ideas y mi visión, si no quisiera cambiar a México como lo he dicho, no estaría aquí, ¿para qué pierdo el tiempo? Yo estoy dejando de ganar dinero ahorita. Si pensara como tú, no estaría aquí”. Entre aplausos, el ingeniero civil por la Universidad Iberoamericana ofreció disculpas por la arrogancia y sentenció: “¿Ustedes creen que la democracia mexicana sería mejor sin mí en el debate y sin mí en esta universidad? Yo creo que no. Los primeros resultados con el debate de ayer –presumió-- ya hicieron un punto de inflexión en la campaña”. Al final, el candidato del partido fundado por Elba Esther Gordillo insistió en que “no estoy aquí para hacerle el juego a nadie”.

Comentarios

Otras Noticias