México, la "niña mimada" del FMI

sábado, 12 de octubre de 2002
Washington -- Con su habitual crudeza --aunque con un tono más diplomático que el de costumbre porque se encontraba frente a sus colegas y no ante la prensa--, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul O'Neill, explicó claramente qué es lo que preocupa actualmente a los organismos financieros internacionales y a los países ricos "En tiempos de crisis hace falta un liderazgo fuerte", dijo O'Neill durante la reunión de ministros de Finanzas de las naciones del continente americano, celebrada el último sábado de septiembre en el marco de la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial, en Washington "Hay que reconocer los desafíos", afirmó O'Neill en la misma reunión con sus colegas latinoamericanos, a los cuales les dijo que, frente al desastre generalizado, dos países están cumpliendo con lo que se espera de ellos, Chile y México "Estas naciones -explicó-- están produciendo crecimiento con políticas fiscales y monetarias sólidas, gobiernos transparentes, respeto por la vigencia de las leyes y un valiente compromiso con la apertura de los mercados" En cambio, mientras Argentina se hunde y arrastra en su caída a sus vecinos, el FMI y los países ricos reclaman al gobierno de Buenos Aires "consenso político" para aplicar otra dosis de "reformas" dictadas desde Washington Con Brasil en la cornisa por las turbulencias financieras provocadas por las elecciones, los inversionistas de Wall Street sólo esperan con impaciencia más declaraciones de Luiz Ignacio Lula da Silva asegurando que --de ganar las elecciones, como se prevé-- no se alejará demasiado del camino económico trazado por Fernando Henrique Cardoso de la mano de los organismos multilaterales de crédito Si algún concepto surgió con nitidez de la última asamblea del FMI y el Banco Mundial es que los mercados ya no quitarán el ojo del devenir político en las naciones "emergentes", en especial después de la crisis en América Latina Por eso es que exigen sin ambages que Argentina se vuelva a alinear políticamente con las recetas económicas del Fondo y que Brasil, aun con Lula en el gobierno, no se aleje de lo prometido por Cardoso, menos todavía cuando el país acaba de recibir 30 mil millones de dólares en un préstamo de rescate LOS ELOGIOS Para los funcionarios de los organismos internacionales, los banqueros y los inversionistas de Wall Street, Chile y México son las únicas perlas del brillante collar latinoamericano que todavía tienen valor y justifican sus apuestas del pasado La condición de "niña mimada" que goza México en estos momentos --y que alguna vez disfrutó Argentina-- quedó expresada durante ese fin de semana en Washington no sólo en las declaraciones públicas de los funcionarios, sino también en comentarios de pasillo y hasta anécdotas humorísticas El presidente "Vicente Fox es un excelente líder --dijo O'Neill durante el primer día de la Cumbre--, y también tuve la oportunidad de pasar mucho tiempo con el secretario de Hacienda y encuentro que él es uno de los ministros superiores del mundo" Al día siguiente, Francisco Gil Díaz, con su acostumbrado tono parsimonioso, respondió en tono jocoso al comentario de su colega norteamericano: "pues será porque mido uno noventa", señaló La devolución de gentilezas no tuvo que esperar demasiado Cuando el mismo sábado 28, en un comunicado posterior a la reunión de los ministros de los siete países más ricos del mundo (el G7, formado por Estados Unidos, Canadá, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia y Japón) el mismo O'Neill disparó que "cuando los líderes de un país permiten que crezca el obstáculo de una deuda insostenible, son los ciudadanos de ese país los que pagan el precio del fracaso de ese liderazgo" Los periodistas presentes en la reunión salieron a buscar los comentarios de otros funcionarios presentes, y el abanico de respuestas fue desde el desafiante "es verdad, nuestro destino depende de nosotros" del presidente del Banco Central brasileño, Arminio Fraga, al amistoso "generalmente me merecen un gran respeto las opiniones del secretario del Tesoro estadounidense", de Francisco Gil Díaz En su más reciente Public Information Notice sobre México, publicado el 26 de septiembre, la mesa de directores del FMI hizo una larga serie de elogios al país, en especial a las políticas monetarias y fiscales del equipo económico de Fox Pero, "mirando hacia delante -concluyeron--, los directores hacen notar que a pesar de las perspectivas económicas favorables, las incertidumbres continúan, incluyendo la fortaleza de la recuperación en Estados Unidos, la volatilidad en los mercados y la debilitación de la percepción hacia las economías de otros mercados emergentes", llámense Brasil o Argentina Este panorama fue confirmado por el Institute of International Finance (IIF), de Washington, que suscribió las buenas notas para México pero agregó sus propias percepciones de riesgo Según el IIF, además de un posible tropezón en la recuperación económica estadounidense, los inversores deben estar atentos a "una intensificación de las fricciones entre Fox y el Congreso" y a un eventual "fracaso del proceso de reformas estructurales" Ante las señales mezcladas de "romance" y reservas sobre eventuales peligros, algunos asistentes a la reunión del Fondo y del Banco Mundial se preguntaron si existe la posibilidad de que el nuevo "ejemplo" de los organismos financieros internacionales corra el mismo destino que el anterior: Argentina En la búsqueda de respuestas no faltó el elemento clave: seguir de cerca del rumbo político "No me extraña lo que se dice sobre México", señala a Apro Jesús Viejo, vicepresidente del Grupo de Investigaciones Económicas en Goldman & Sachs "Poniéndolo en el contexto del resto de las economías, la capacidad del país para absorber los golpes externos ha sido mejor, al menos en términos de riesgo país", señala Lo que se necesita, afirma por su parte Armand Pechard, director del Proyecto México del Center for Strategic & Internations Studies (CSIS), "es mantener el país en este mismo rumbo, el de la estabilidad económica iniciado durante el sexenio de Ernesto Zedillo, durante el cual uno de los logros más significativos fue que el banco central obtuviera autonomía del ejecutivo" En ese sentido, Pechard señala a Apro una actitud clave que debería tomar Fox, desde el punto de vista de Washington y Nueva York, si quiere seguir sentado entre los buenos alumnos "El término de Guillermo Ortiz al frente del Banco de México concluye en noviembre del año que entra, y si Fox lo ratifica, o nombra otra persona que asuma la responsabilidad de asegurar la continuidad de las políticas monetarias, eso sería muy bien visto por los mercados" CONSEJOS Y ADVERTENCIAS Viejo se muestra de acuerdo en la necesidad de asegurar la continuidad de las políticas económicas si México quiere seguir manteniendo la confianza de los inversores "Está el paquete energético en el Congreso, retomar la reforma fiscal el próximo año, así como el tema de la reforma laboral en la medida en que se avanza en estas reformas, van a disminuir los riesgos", afirma, el economista, según el cual "es importante mantener las negociaciones salariales a raya" Fred Jasperson, director del departamento para América Latina del IIF, agrega una visión particular de la actual coyuntura externa relativamente favorable para el país El experto señaló a Apro que "una de las condiciones más importantes, uno de los puntos clave que diferencia a México y a Chile del resto de los países la región es que siguen creciendo a pesar de las circunstancias adversas" Según el Panorama Económico Mundial difundido por el FMI en ocasión de la reciente asamblea de Washington, el PIB mexicano crecerá el 15% este año y un saludable 4% en el 2003, mientras que los números para Chile serán de 22% y 42% respectivamente "Lo que distingue a estas dos naciones -profundizó Jasperson en sintonía con lo que se escuchó durante la cumbre del fin de semana-- es que se registra mucho consenso sobre las políticas económicas que se deben seguir" "En México -opinó Jasperson-- nadie se queja de que el banco central esté manejando políticas monetarias prudentes, y hay un reconocimiento de que se requieren soluciones técnicas" Según el experto, "nadie se ha quejado de la forma en que Gil Díaz maneja Hacienda y cómo maneja la deuda pública" Lo que el país debe hacer -agregó-- es "evitar caer en disputas políticas importantes sobre la marcha de las reformas" Para el especialista del IIF, "la mayoría de los votantes en América Latina votan con sus bolsillos, porque lo que quieren es una economía que los beneficie" En ese sentido, sin embargo, "pienso que existe en México un riesgo mayor que en Chile de que los desacuerdos políticos afecten el proceso de reformas, pero creo que los votantes no dejarán que eso pase" Si no quieren convertirse en un paria financiero como Argentina, los equipos económicos de los países latinoamericanos están advertidos y ya saben lo que tienen que hacer, según les explicó O'Neill: mantener el consenso político detrás de sus medidas y asegurarse de que sus gobiernos garanticen la continuidad de las "reformas" En el caso de México, los economistas consultados por Apro coincidieron en ello Además, el gobierno mexicano puede contar con otro buen "ayudante" Durante la reunión del pasado fin de semana en Washington, el director del FMI, Horst Koehler, dijo claramente que una de las nuevas prioridades del Fondo es "ofrecer una mejor red de protección a los países que aplican políticas acertadas", un beneficio que ya disfrutó Brasil con el reciente paquete que recibió para capear la tormenta desatada por la disparada subida del dólar De todas maneras, en el caso de México quizás haya que mirar un poco más allá, y tener en cuenta lo que recientemente señaló el semanario The Economist, una "biblia" para los inversionistas: "sólo unos pocos años atrás se daba por descontado que México estaría en la línea del frente en cualquier crisis económica latinoamericana, pero este año, mientras Argentina colapsa y el pánico financiero brasileño esparce la oscuridad por toda la región, México apenas recibió unos rasguños", señaló la revista Después de todo, y con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte en funciones, "aquí y allá se habla mucho acerca de que México, al fin y al cabo dejó de ser una economía latinoamericana en el sentido propio de la palabra"

Comentarios