"Sin evidencias de armas químicas en Irak": John Gee

sábado, 5 de octubre de 2002
* El director general de la OPCW detalla condiciones de la inspección La Haya (apro) - De todos los países que forman parte de las Naciones Unidas, sólo 20 no han firmado la convención para la prohibición de las armas químicas Es evidente que Irak es el que más molesta en el listado, especialmente en estos días en que la tensión ha aumentado de manera considerable Si bien tanto Estados Unidos como Inglaterra, apoyados en fotos satelitales y otras pruebas de alta tecnología, afirman que Irak produce este tipo de armas, la entidad que lucha por la eliminación del armamento más cruel que existe, es decir, la Organización Internacional por la Prohibición de las Armas Químicas (OPCW), consiguió llevar a cabo el envío, hace unos meses, de un grupo de sus inspectores a Irak, y sus conclusiones son diferentes Tras la visita, John Gee, director general de la OPCW, no cuenta, por ahora, con elementos para confirmar la versión que ambos países mantienen como clave para un ataque a Saddam Hussein, "puesto que nuestros expertos no encontraron evidencias de armas químicas en ese país", dijo "Es necesario, eso sí, aclarar las condiciones de la inspección, pues fue avisada con anterioridad y los expertos no tuvieron acceso a todos los sitios que deseábamos", puntualizó Gee Sin embargo, la organización cuenta con datos suficientes para incluir a Irak en el grupo de países que producen y almacenan estas armas, "por lo que tenemos un gran interés en verlas, verificar las condiciones en que están guardadas, si piensan eliminarlas y cómo lo harían", agrega el director Porque justamente ese es el fin de esta organización: la de controlar la cantidad de armas químicas en el mundo y eliminarlas por completo antes de abril del 2007, o del 2012, para casos excepcionales Ello, sin olvidar la asesoría tanto en el almacenamiento como en su destrucción Para Gee, la existencia de armas en Irak no se cuestiona Sólo le parece necesario poder acceder a ellas en toda libertad, así como lo hacen unas ocho veces al mes a los 145 países que firmaron esta convención de la ONU "La organización no busca dar clases de moralidad respecto de las armas químicas Nuestro fin último es destruirlas de manera segura, ayudar a los países a hacerlo", explica el experto "Sabemos quiénes poseen estas armas y queremos establecer el mejor contacto con ellos Por eso nos interesa Irak, porque dado que ellos almacenan y posiblemente producen armas, queremos estar al tanto de las condiciones y poder intervenir en la eliminación, tal como lo hacemos en India, Rusia y muchos otros países", afirmó Gee LA LISTA NEGRA De acuerdo con los datos entregados por la OPCW, habría más de 60 países que cuentan con este armamento, pero once de ellos son, además, productores Todos, salvo Irak, han firmado la convención de la ONU para eliminarlas Con el fin de bloquear la proliferación, que en los ochenta y comienzos de los noventa fue la gran amenaza internacional con el gas mostaza y el gas sarín, la organización tiene bajo la lupa a los tres grandes productores: China, India y Rusia También son productores Francia, Irán, Japón, Gran Bretaña, Yugoslavia y Bosnia-Herzegovina Pero eso no es todo En el paquete se ubica a Estados Unidos Sí, los mismos que se quejan de Irak Salvo que, de acuerdo con la OCPW, ellos ya no producen e incluso están en la fase de destrucción Desde 1990, la potencia americana habría eliminado 24 por ciento de sus existencias India, por su parte, ya ha destruido más de 30 por ciento de sus armas químicas Según Gee, Irán es uno de los países productores que ha adoptado una "excelente" política de apertura, transparencia y eliminación de existencias, "dado que aún sufre las consecuencias de la guerra química con Irak y la sociedad, en cierta medida, exige bastante en este tema" Rusia, en cambio, no ha sido el mejor de los alumnos: "La falta de tecnología y de presupuesto les ha obligado a solicitar más tiempo para destruir las armas químicas, pero estamos trabajando en conjunto en este objetivo" LA NEGATIVA DE BAGDAD Mucho antes de las 48 horas maratónicas vividas en Viena el lunes y martes recién pasados, donde Irak aceptó la inspección de sus sitios para comprobar que no tienen ni producen armas químicas, la OPCW ya había propuesto varias soluciones al conflicto Así, incluso a mediados de septiembre, la organización sugirió el envío de su personal, intensamente capacitado, para llevar a cabo la tarea Gee comentó que "haciendo caso a las críticas iraquíes, habíamos dado los nombres de varios expertos de nuestros equipos, gente de diversas nacionalidades y culturas, pero Irak mantiene una postura reticente a nuestros servicios" Ello, dado que Bagdad teme que los mismos inspectores transmitan información a terceros o que hagan mal uso de los datos que puedan encontrar allí Por ejemplo, vendiendo la información a gobiernos interesados, "y no son los únicos que temen algo así La guerra fría aún pesa en el armamentismo", concluyó una alta fuente de la OPCW

Comentarios