Argentina: en el país del trigo se muere de hambre

sábado, 23 de noviembre de 2002
Buenos Aires —“Argentina tiene una sociedad enferma y un grupo que gobierna que son unos hijos de puta” La frase no partió de uno de los padres que en las últimas semanas velaron a sus hijos muertos por desnutrición en un país de 37 millones de habitantes y que produce alimentos para 300 millones de personas La cruda acusación partió de boca del propio ministro de la Producción del gobierno, Aníbal Fernández, poco después de observar en los diarios porteños las fotos de niños famélicos del norte del país que retrotrajeron a la memoria imágenes de África Pero Fernández, mientras era entrevistado por una radio local, fue mucho más allá: “Todos (son hijos de puta), los que gobiernan y los que gobernamos Yo no me excluyo”, sentenció En otro contexto social, la descarnada frase de Fernández le hubiera costado el puesto en el gabinete del presidente Eduardo Duhalde Pero las imágenes que dieron la vuelta al mundo eran tan dramáticas que su mea culpa no le trajo ninguna consecuencia Decenas, cientos, tal vez miles de niños argentinos están hoy al borde de la muerte por desnutrición en el país del trigo, en el país de la carne, en un país que hace 60 años enviaba toneladas de granos gratis a sus familiares pobres de Europa por solidaridad fraterna Hoy los chicos argentinos se mueren de hambre La sociedad está “shockeada” y no sale de su asombro Según cifras oficiales, en Argentina hay 260 mil niños desnutridos Juan Carr, vocero de la ONG Red Solidaria, afirma que cada día mueren en el país 33 niños, 23 de los cuales podrían salvarse en el caso de haber recibido una atención adecuada “La desnutrición infantil alcanza un promedio de el 155% en todo el país, pero en el Gran Buenos Aires llega al 32% y en las provincia más pobres (del norte) puede llegar al 50%”, grafica Carr Además, 4 millones de argentinos menores de 14 años son indigentes Estas cifras alarmantes se dan en un país que hace apenas un puñado de años tenía los mejores índices sociales de América latina, era el líder de la región en desarrollo humano según la medición anual de Naciones Unidas y recibía miles de inmigrantes deseosos de tener una alta remuneración en dólares para enviarles remesas a sus familias que habían quedado en sus países de origen Un país donde la clase media elegía enviar a sus hijos a las escuelas públicas por ser mejores que las privadas y recurría a los hospitales públicos sin pensarlo dos veces, incluso con mayor tranquilidad ante la hipótesis de ser atendido en una clínica privada Pero todo cambió de golpe La crisis económica galopante tras 10 años de gobierno del expresidente Carlos Menem (1989/99) y una pésima administración de su sucesor, Fernando de la Rúa, dejó un país en ruinas con cuatro años consecutivos de recesión y una pobreza galopante que ya abraza al 55% de la población, cuando hasta hace 20 años ser pobre era virtualmente un “fenómeno marginal” en una nación rica que se enorgullecía de su cultura y sus raíces europeas Hoy el gobierno argentino esgrime ante sus críticos que los indicadores económicos mejoran mes a mes y que el fin de la crisis “está cerca”, como aseguró el ministro de Economía, Roberto Lavagna Pero más allá de esta mejora palpable, los argentinos no dejan de estremecerse por las noticias que empiezan a llegar desde todos los ángulos del país, aun desde provincias que hasta hace 10 años tenían los mejores índices sociales, como la mediterránea Córdoba o Entre Ríos TUCUMÁN, PROVINCIA DEVASTADA La “explosión” ocurrió primero en Tucumán, a mil kilómetros al norte de Buenos Aires y donde el 9 de julio de 1816 se declaró la independencia Los ingenios azucareros, principal fuente de recursos del territorio, quebraron por la crisis y el desempleo creció paulatinamente Con la desocupación, sumado a un Estado quebrado, llegó el hambre 11 niños ya murieron por desnutrición en las últimas semanas Uno de ellos, de 9 meses, falleció como consecuencia de una grave enfermedad provocada por su avanzado estado de desnutrición, con un cuadro que los médicos definieron como habitual en los países de África El pequeño murió afectado por el síndrome de Kwashiorkor, dijo el médico Oscar Hilal Las características de los chiquitos afectados por este mal son las mismas que muestran las imágenes de países africanos afectados por la hambruna: abdomen hinchado y pelo decolorado “En general son chicos a los que la madre dejó de darles el pecho para comenzar a alimentar a un nuevo hermanito Después, su dieta es a base de mate cocido (infusión de yerna mate), pan y mazamorra (un alimento a base de maíz blanco y leche), dijo Hilal Un total de 52 chicos está internado en el hospital de pediatría de la capital tucumana, San Miguel de Tucumán, por desnutrición Las denuncias llovieron sobre las autoridades provinciales y nacionales Pero el gobernador de Tucumán, el peronista (oficialista) Julio Miranda, sorprendió a todos con una excusa increíble: la desnutrición provincial fue causada por “un crecimiento poblacional muy intenso Hay 57 habitantes por metro cuadrado en Tucumán”, dijo Miranda, lo que equivale a asegurar que en la provincia viven mil 200 millones de personas, casi como en la India Sus voceros intentaron aclarar después que en realidad debió decir “kilómetros cuadrados”, pero ya era tarde Cinco ONGs tucumanas presentaron un pedido de juicio político contra el gobernador por incumplimiento de sus funciones Desde el gobierno nacional, la encargada de lanzar los dardos contra Miranda fue la primera dama, Hilda “Chiche” Duhalde, coordinadora del área social del ejecutivo “Esto no es Biafra”, exclamó “Chiche”, quien estudia lanzar su candidatura a vicepresidente en una fórmula que encabezaría el actual gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota La primera dama incluso se preguntó que hacía el gobernador con los 400 mil dólares mensuales que –aseguró-- su despacho le giraba mensualmente El gobierno decidió entonces intervenir directamente en la cuestión y envió una delegación para visitar a todas las familias afectadas, lanzando además un plan nacional para luchar contra la desnutrición “Yo sé la inversión que estamos haciendo en Tucumán Nos da bronca y es vergonzoso que la falta de organización social nos lleve a situaciones como ésta”, dijo “Chiche”, intentando deslidar responsabilidades a nivel nacional para endilgárselas al gobernador Miranda y presentando el fenómeno como un hecho aislado Pero pronto la “bola de nieve” se trasladó a otras provincias Enseguida se supo que en Misiones, en la frontera con Brasil, 49 niños habían muerto por desnutrición en lo que va del año Y empezaron a llover casos de pequeños internados de urgencia en otras regiones ricas del país, como en Córdoba y Entre Ríos En Jujuy, en el límite con Bolivia y tradicionalmente una de las provincias más pobres, unos 50 mil niños son asistidos en el marco de programas de control nutricional, aunque no hay casos severos de desnutrición Cordones de miseria Pero el “hambre”, una definición lisa y llana que nadie se atrevió a pronunciar hasta ahora en el gobierno, llega hasta las puertas mismas de la rica y orgullosa capital del país: la cultural y europea Buenos Aires Con un 20% de pobreza, los habitantes de Buenos Aires observan impávidos como la ciudad es invadida por un ejército de “cartoneros” que urgan la basura buscando cartones y papel para vender a compañías recicladoras y, en algunos casos extremos, hasta para conseguir restos de comida Son los nuevos indigentes argentinos, antiguos miembros de una clase trabajadora acostumbrada en el pasado a comer carne casi todos los días y a vivir dignamente de su trabajo con un nivel de vida superior al resto de los países de América latina Viven en la periferia de la capital, en el Gran Buenos Aires, donde hoy se multiplican las “villas miseria”, los “sin techo” y la marginalidad y donde el hambre golpea las puertas de los hogares La situación es más grave en el llamado “segundo cordón” industrial, las localidades más alejadas de la capital “Aquí los pibes pobres comen una vez al día en los comedores de la escuela Si no van a la escuela no comen Llegan sin desayunar y se acuestan después de tomar un mate cocido porque sus padres están desempleados Hay chicos que se desmayan en clase por hambre”, dice a Apro el ingeniero agrónomo Gustavo Benech Arnold, coordinador del proyecto Pereira de la ONG sueca Tierras del Futuro Benech viaja todos los días a la localidad de Plátanos, a unos 30 kilómetros al sur de la capital Trabaja en la escuela número 51 donde lleva adelante el Proyecto Pereira, un plan de educación ambiental para zonas marginales que apunta a que los mismos niños realicen su propio diagnóstico de su situación social y ambiental “La idea es que puedan comunicarlo para que la gente, y las autoridades, tomen conciencia para generar propuestas de cambio”, dice Pero Benech afirma que la situación no se generó en los últimos meses de crisis profunda “Viene de hace 10 años Fue una degradación paulatina y acelerada Lo que más me aterra de esta situación es que la gente se entera recién ahora de que hay pibes que se mueren de hambre Yo pibes con hambre veo desde hace cuatro años”, señala Benech cuenta una anécdota de la “situación monstruosa” que se vive en las zonas más marginales del Gran Buenos Aires: “uno de los chicos comía su guiso en el almuerzo y veo que el postre, una gelatina, lo guarda en su mochila Cuando le digo que se la coma, que se le va a derretir, me dice que se la va a llevar a la hermanita Son pibes de contextura pequeña Cuando vuelvo a mi casa, en la capital, me topo con los chicos de clase media y los veo enormes” El problema inmediato es que los niños tienen necesidad de concurrir a los comedores de las escuelas públicas los fines de semana Varios establecimientos abren sus puertas a los chicos con más carencias los sábados, pero el mayor riesgo viene con el verano austral, con el fin del curso y el cierre de las escuelas La organización Vox Populi alertó sobre esta situación, que dejaría a más de 3 millones 300 mil chicos de distintos niveles educativos sin su ración de comida diaria garantizada por el Estado, por las asociaciones de padres y donaciones En todo el país existen 19 mil 606 comedores escolares, 6 mil 750 de los cuales están en la provincia de Buenos Aires, curiosamente la más rica del país Durante una reunión del gabinete social celebrado en Tucumán, se aseguró que los comedores escolares permanecerán abiertos en el verano “Esperamos que la promesa se cumpla Hay un riesgo enorme de que los chicos se queden sin la única comida que reciben al día”, dijo Horacio Rodríguez Larreta, miembro de Vox Populi y creador de la iniciativa popular “El hambre más urgente” En el llamado “primer cordón industrial” del Gran Buenos Aires, donde convergen riquísimas zonas de clase alta con barrios de trabajadores, la situación es menos delicada, pero hay un fenómeno nuevo que empieza a alarmar a la población: “En las localidades vecinas a la capital no hay desnutrición, pero si veo sobrepeso por malnutrición Son chicos farináceos, o sea, que se alimentan de pan y fideos como dieta principal Si se les hace un estudio pueden tener cualquier cosa”, afirma a Apro el pediatra Rubén Kolodicki, quien recorre varias escuelas de la zona para hacer un relevamiento de la salud de los alumnos de escuelas primarias en el marco de un plan oficial “Este fenómeno se da en el 10% de los chicos”, señala En este contexto de pobreza inédita, la Iglesia lanzó su voz de alerta al asegurar que las situaciones límites como el hambre puede generar violencia “La situación de hambre y de extrema necesidad siempre es caldo de cultivo para engendrar violencia Lamentablemente esto nos lo enseña la historia, no hace falta que venga un profeta a decirnos que las cosas son así”, indicó el presidente del Episcopado, monseñor Eduardo Miras “Algunos sectores no entienden lo que pasa Toda persona tiene derecho a la dignidad y que no se la pisotee, porque pisotear la dignidad de una persona es un pecado grave que clama al cielo”, dijo a su vez el vicepresidente del Episcopado, cardenal Jorge Bergoglio Mientras tanto, el presidente Eduardo Duhalde busca afianzar su poder dentro de las filas del peronismo en su lucha a muerte con su enemigo, el expresidente Carlos Menem, quien a su vez busca volver al poder Por lo pronto, Duhalde postergó las elecciones previstas para el 30 de marzo: ahora los comicios presidenciales se realizarán el 27 de abril y el traslado de poder está previsto para el 25 de mayo Sobre las muertes por desnutrición, Duhalde habló poco: “no le falta alimento a ningún chico” Las muertes responden a “casos crónicos que surgen de la pobreza estructural”, dijo el presidente mientras la televisión y la prensa en general repetía hasta el cansancio las imágenes de niños desnutridos que hacían recordar a la guerra de Biafra, el conflicto separatista que asoló Nigeria a fines de los 60 con su secuela de hambre y muerte “Argentina tiene una sociedad enferma y un grupo que gobierna que son unos hijos de puta”, dijo el ministro Fernández A confesión de partes, relevo de pruebas

Comentarios