Advierte Lula a Bush que Brasil será recíproco en la dureza con EU

martes, 10 de diciembre de 2002
Washington - Luiz Inacio Lula da Silva fue claro con el presidente de Estados Unidos, George W Bush: "le dije que seremos muy duros, tan duros como los estadunidenses en las negociaciones, pero cuando se trate de un acuerdo, seremos leales en nuestros compromisos Así es como me comportaré", dijo Lula en el Club Nacional de Prensa de Washington ganándose el aplauso del numeroso auditorio que se dio cita para escuchar al presidente electo de Brasil que asumirá al poder el 1 de enero de 2003 Con esta franqueza Lula fue a la Casa Blanca para sostener la tan esperada reunión con Bush El dirigente sudamericano aseguró que el encuentro "superó las expectativas" y salió satisfecho por haber puesto las cartas sobre la mesa con las que Brasil negociará con Estados Unidos compromisos regionales como el Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA), al que en algún momento calificó como la herramienta con la que Washington pretende anexar a sus intereses a las economías de América Latina y el Caribe "Para nosotros no es un asunto de adoptar un posición pasiva o reaccionaria hacia los cambios legítimos de interés nacional Debemos tener la capacidad de trasladar dichos intereses a los asuntos de la agenda internacional Al final, no debemos ser prisioneros de infructíferas confrontaciones ideológicas, ni tampoco quedar satisfechos con el actual estado de los temas Dedicaremos una atención especial a nuestros vecinos de Sudamérica", aclaró Lula La Casa Blanca que no permitió la entrada de los reporteros a la reunión de Bush con Lula en la Oficina Oval, nunca esperó que el socialista y otrora líder sindical fuera a ser tan rudo con el presidente de los Estados Unidos y diplomáticamente el vocero Ari Fleischer afirmo que Bush "estuvo entusiasmado de escuchar el mensaje que le ofreció el presidente electo Lula, concerniente a la importancia del comercio y del desarrollo económicoesta fue una muy constructiva y positiva reunión" Lula, quien fue calificado de "simple comunista" por el expresidente George HW Bush, padre del actual mandatario, también sorprendió a la prensa estadunidense e internacional acreditada en Washington Les dijo que se equivocarían en hacer juicios de él si simplemente se basan en su pasado En "parte de mi vida fui una víctima de los prejuicioshe venido a Washington con un mensaje de amistad del BrasilEstoy convencido de que nuestros lazos pueden mejorar si nuestras sociedades se conocen mejor y si nos quitamos los estereotipos y prejuicios", subrayó El presidente electo reiteró también su convicción de que él trabajará con base en una plataforma centrada en una agenda económica y social, tomando en cuenta el compromiso que asumió con los 52 millones de brasileños que votaron por él Prometió que aunque heredará de Fernando Henrique Cardoso un Brasil con serios problemas económicos y con alto nivel de pobreza, su gobierno realizará los ajustes necesarios de manera gradual y transparente Al gobierno de Bush también le dejó en claro que más allá de los intereses que tengan sobre América Latina y el Caribe, para él la prioridad es la integración de Sudamérica y el Mercosur, al que pertenecen Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay con Chile y Perú como estados asociados "Valoramos a la Organización Mundial de Comercio (OMC) pero también pelearemos para corregir sus desequilibrios Nos concentraremos en la eliminación de los subsidios y barreras que distorsionan el comercio de los productos agrícolasTrataremos de terminar las negociaciones del ALCA y del Mercado Común de los países Andinos para poder tomar ventaja del potencial extraordinario de nuestros vecinos Brasil participará en las negociaciones del ALCA y defenderemos los intereses nacionales brasileños de una manera objetiva, realista y resuelta Brasil apoya una genuina integración económica, pero sin dejar de reconocer las grandes iniquidades existentes entre el Norte y el Sur de las Américas Estas asimetrías tienen que corregirse con políticas que respalden el desarrollo de los países pobres", afirmó Lula A la prensa estadunidense, el presidente electo también le dio una lección, sobre todo cuando le refutaron su interés en tener una relación con una nación comunista: China "No conocía bien a China hasta que Estados Unidos lo declaró a China como una estado con preferencias comerciales Y me dije, si es bueno para los estadunidenses va a ser bueno para los brasileños", respondió Lula a la pregunta que le plantearon ganándose un estruendoso aplauso También sorprendió a los empresarios que se inmiscuyeron al Club Nacional de Prensa para advertirle que están nerviosos por el temor de que Brasil les cierre las puertas y por la tardanza en nombrar a su gabinete económico "He tenido tantas reuniones con los banqueros que no puedo creer que sigan todavía preocupados sobre mi equipo económicoSi respondo a la presión, tendré que seguir haciéndolo durante mi gobierno, reaccionando todo el tiempo a las presiones, no podemos gobernar así", dijo y volvió a ser aplaudido por el auditorio Respecto a la lucha internacional contra el terrorismo y la insistencia de Bush de lanzar una nueva guerra contra Irak, Lula fue muy diplomático al señalar que Brasil debe apoya la lucha contra los terroristas, pero rechaza el unilateralismo Expresó su solidaridad a Estados Unidos por los ataques del 11 de septiembre de 2001, pero aclaró que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) es el órgano internacional que debe tener la autoridad para determinar los pasos para garantizar la paz mundial "El Consejo de Seguridad de la ONU debe ser reformado para poder mantener un aumento en su legitimidad No tiene sentido para nadie que no haya un miembro permanente de América o de África, les aseguro que en un caso de reforma, Brasil estará listo para asumir nuevas responsabilidades", remató Lula, que dejó Washington para irse a México a sostener una reunión con su homólogo Vicente Fox 10/12/02

Comentarios