Obligan leyes internacionales a Bush a liberar misiles Scud a Yemen

miércoles, 11 de diciembre de 2002
Washington - El presidente George W Bush sufrió un contundente fracaso al intentar confiscar un cargamento de 15 misiles Scud que envió Corea del Norte a Yemen, y aunque intentó justificar la derrota asegurando que su administración acató el mandato de leyes internacionales, Estados Unidos no pudo en esta ocasión imponer sus leyes unilaterales "Aunque existe una autoridad para detener y revisar, en este caso, no hay ninguna autoridad clara que justifique la confiscación del envió de los misiles Scud de Corea del Norte a Yemen, por lo tanto, el barco mercante ha sido liberado", dijo Ari Fleischer el portavoz de la Casa Blanca que sin embargo calificó como un "exitoso esfuerzo de una coalición de interdicción" el descubrimiento de la carga del buque que viajaba por el mar arábigo sin bandera de identificación y que fue detenido por la Armada de España Los satélites espías del Pentágono y de la CIA habían localizado al barco que zarpó de un puerto norcoreano al que por navegar sin bandera lo señalaron como el portador de "una carga preocupante" Estados Unidos le dio el tip a los españoles señalándoles que el barco podría portar armas de destrucción masiva destinadas para algún país o grupo del Medio Oriente, y estos en cumplimiento de la orden de Washington interceptaron al buque, lo revisaron y descubrieron la caja con los 15 misiles Scud escondidos debajo de miles de bultos de concreto "Era un barco sin bandera que por esta razón nos preocupó más, tenia como destino a Yemen, pero estábamos preocupados porque no teníamos la seguridad de que ese era su destino y que podía estar dirigiéndose para una nación terrorista, o una nación potencialmente terrorista", declaró Fleischer en una clara alusión a Irak Lo más irónico del hecho fue que pese a que Yemen está y ha estado por muchos años en la lista del Departamento de Estado de los países que promueven y financian al terrorismo, la administración Bush dio a entender que liberó la carga de misiles para que llegara a sus destinatarios porque "Yemen es un aliado de Estados Unidos en la guerra contra el terrorismo" La identificación de los compradores de los 15 misiles Scud se logró cuando el Secretario de Estado Colin Powell y el Vicepresidente Dick Cheney hablaron con las autoridades de Yemen "Como parte de nuestro dialogo con Yemen, se está involucrando inmediatamente entrar a la categoría de la legalidad, en términos de varios acuerdos, tratados internacionales y compromisos de entendimiento entre Estados Unidos y Yemen y con otros países alrededor del mundo vis-a-vis sobre el Régimen del Control de Tecnología de Misiles (RCTM)", agregó Fleischer Bajo las leyes internacionales del control de armas de destrucción masiva, los 15 misiles Scud escondidos en el buque norcoreano no encajan en esta categoría porque tienen un alcance máximo de 150 kilómetros, bajo este parámetro, son armas permitidas para la defensa de la seguridad de un país dentro de las leyes emanadas del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) Estados Unidos se vio imposibilitado de confiscar los misiles a través de España, porque además de que las armas no violan acuerdos de la no-proliferación de armas nucleares, químicas y biológicas; la embarcación fue detenida en aguas internacionales y aunque provenían de un país enemigo de Washington al que Bush quiere aislar como a Irak con la imposición de embargos internacionales, las leyes internacionales no sólo aprueban el cargamento sino que también defienden del derecho de Yemen de recibirlos "Yemen es un compañero de Estados Unidos en la guerra contra el terrorismoUna cosa que destaca esta situación y que necesita ser revisado, y lo haremos con amigos y otros alrededor del mundo de una manera diplomática, es sobre si necesitan una segunda mirada los regímenes internacionales para afrontar la proliferación de mísiles", sostuvo el vocero de la Casa Blanca Washington contra su orgullo, tuvo que tomar como garantía la palabra de Yemen de que los misiles no serian transferidos a nadie, pese al hecho de que en ese país están escondidas células remanentes de la presunta agrupación terrorista Al Qaeda, dirigida por el millonario saudita Osama bin-Laden En extraña coincidencia con el descubrimiento del barco norcoreano con los misiles, el martes por la noche Bush firmo una orden ejecutiva con la cual se reserva el derecho de usar armas nucleares para atacar a países hostiles o grupos terroristas que tengan la capacidad de usar armas de destrucción masiva para amenazar a la seguridad nacional de Estados Unidos y de naciones aliadas La firma de Bush en el documento "top secret" de seis paginas que fue desclasificado por la Casa Blanca, forma parte de la Estrategia Nacional para Combatir Armas de Destrucción Masiva (ENCADM), en la cual quedan bajo la mira de las armas nucleares de Estados Unidos las cuatro naciones calificadas como hostiles: Irak, Irán, Libia y Corea del Norte 11/12/02

Comentarios