Reabre Bush la carrera armamentista con nuevo escudo antimisiles

martes, 17 de diciembre de 2002
Washington - Justo cuando acusa de amenaza a la paz mundial al presidente de Irak, Saddam Hussein, por sus presuntos programas de armas de destrucción masiva, Estados Unidos anunció que en 2004 empezará a operar su famoso "escudo antimisiles nucleares", con lo cual George W Bush reabrió un capítulo más de la carrera armamentista con las potencias nucleares Aunque modestas, estas capacidades aumentarán la seguridad de Estados Unidos y servirán de punto de partida para capacidades mayores más adelante, conforme se hacen progresos en la investigación y desarrollo de tecnologías de defensa en misiles", indicó Bush en un comunicado que difundió la Casa Blanca En el Pentágono, Donald Rumsfeld, el Secretario de Defensa, aseguró que la instalación del escudo antimisiles es el "primer paso a la nueva estrategia de defensa de Estados Unidos", y rechazó que sea una acción en represalia o de intimidación sobre Corea del Norte que apenas hace unos días anunció la reanudación de sus programas de construcción de armas atómicas Bush informó que el escudo antimisiles, que consistirá en la instalación de unos 100 cohetes con cabeza nuclear y de largo alcance, se encargarían de interceptar en el aire a misiles disparados desde países enemigos, especialmente de Irak, Irán, Corea del Norte y Libia El escudo es caracterizado como el juguete-obsesión de Bush desde que llegó a la Casa Blanca, porque su insistencia de instalarlo en Alaska, desde donde empezaría a operar en dos años, acabó por anular un acuerdo de control de armas nucleares que Washington firmó en la década de los 70 con la exUnión Soviética El expresidente Bill Clinton, por temor a desatar una carrera armamentista a finales de 2000, se negó a firmar la orden de la construcción del escudo dejándole la responsabilidad a Bush que le dio el sí sin siquiera dudarlo y para complacencia del Pentágono y de las empresas como Boeing, que ganarán cientos de millones de dólares con el nuevo sistema de defensa "Cuando llegué a la presidencia me comprometí a transformar la estrategia de defensa de la seguridad nacional de Estados Unidos y sus habilidades para cumplir con las necesidades del siglo XXI", subrayó Bush en su declaración por escrito Muchos críticos del proyecto tienen muchas dudas sobre la efectividad del escudo, sobre todo porque de las 8 pruebas que se han realizado en los últimos 4 años, sólo tres han salido cien por ciento como fueron planeadas por los estrategas del Pentágono "El tiempo del anuncio realmente está manejado por la tecnología y el éxito de las pruebas que se han estado llevando a cabo y que nos han llevado al punto donde estamos hoy, en el cual puede empezar el programa el tiempo obviamente está centrado en lo que dejó en claro el presidente en 1999 cuando era candidato, calcular las amenazas a Estados Unidos de parte de potenciales estados hostiles o irreverentes para con el país", dijo Ari Fleischer, el portavoz de la Casa Blanca La construcción del escudo antimisiles nucleares se llevará a cabo también con la condición de que Rusia, pronto anunciará la transformación de su carrera armamentista, ahora enfundada en el disfraz que usa Bush: la emergencia de modernizar el sistema de defensa nacional ante las amenazas de estados hostiles Suena contradictorio que Bush acuse a Saddam Hussein de representar una amenaza contra la humanidad por su interés de desarrollar armas de destrucción masiva, que además en este contexto hasta el mismo Pentágono duda que en Irak tengan misiles de largo alcance o intercontinentales como los que sí tiene Estados Unidos, Rusia, China y posiblemente hasta Israel El sistema de Defensa antimisiles que constituirá en la instalación del equipo bélico más sofisticado y costoso de la historia, consistirá en la construcción de interceptores en tierra y mar, además de los misiles Patriota y sensores en territorio continental y en el espacio Por ahora, el primer paso de la nueva carrera armamentista será el de la instalación en Fort Greeley, Alaska, de una decena de misiles intercepción tierra-aire en 2004, y el resto entre 2005 y 2006