Querétaro: Fin del bono democrático

lunes, 9 de diciembre de 2002
México, D F (apro)- La candidatura de Querétaro para ser la sede de la Exposición Universal del 2010 fue derrotada estrepitosamente en Mónaco, el martes 3 de diciembre Obtuvo sólo seis votos de 88 posibles y se le eliminó en la primera ronda La derrota no debió haber sorprendido a nadie medianamente conocedor del tema Fue una mala apuesta desde el principio y demostró una soberbia por parte de México al pensar que la presentación de una candidatura extemporánea ante otra tan atractiva como Shanghai podía triunfar Pero el gobierno del presidente Vicente Fox ya nos está acostumbrando a esos errores de cálculo Por el momento se gastó mucho dinero en promoverla y no se sabe bien a bien si provino de fondos públicos o privados o de ambos Sabemos que inicialmente aportaron fondos Televisa, Grupo Carso y Bimbo, por lo menos Por otra parte, qué bueno que no obtuvimos la sede porque, de haber ganado, hubiéramos podido perder hasta la camisa en el 2010 Y explicaré por qué El Buró Internacional de Exposiciones (BIE) es un organismo intergubernamental establecido en 1928 por medio de la Convención de París con el fin de coordinar la celebración de exposiciones, tradición que se remontaba al siglo XIX En la actualidad cuenta con 88 Estados miembros La proliferación de exposiciones desde el siglo XIX había ocasionado conflictos entre países y ciudades, pues se llevaban a cabo por iniciativa propia y sin ninguna coordinación Ya desde principios del siglo XX tanto Francia como Alemania habían promovido la adopción de un acuerdo para regular las exposiciones En 1912 se adoptó la Convención de Berlín con ese propósito, pero la I Guerra Mundial impidió que entrara en vigor La Convención de París de 1928 ha sido enmendada en diversas ocasiones y determina las características de una exposición, que puede ser de carácter universal o especializado Determina también que una exposición universal debe durar al menos tres semanas y no más de seis meses, en tanto una especializada no dura más de tres meses Las exposiciones deben tener un tema, ser de carácter educativo y no comercial Un país que quiera celebrar una exposición debe registrarla ante el Buró Internacional de Exposiciones, exponer el lema de la misma, la extensión que le va a dedicar, las recompensas o estímulos que ofrecerá a los expositores y comprometerse a otorgar las exenciones y permisos en aduanas para los materiales de otros países Una vez registrada, el BIE manda un equipo técnico para determinar si se encuentran condiciones adecuadas para la celebración De ser el caso, la exposición se aprueba Pero si existen otros competidores, las diferentes propuestas se someten a votación en la Asamblea General del BIE Normalmente un proceso de este tipo se lleva hasta tres años En el caso de Querétaro, la candidatura se presentó con retraso, pues fue una iniciativa del nuevo gobierno mexicano y, al parecer, una de las prioridades de Jorge Castañeda Gutman, aunque no se sabe bien el súbito interés del canciller por un proyecto no prioritario para la política exterior mexicana Quizás porque quien encabezaba los esfuerzos mexicanos era el señor Isaac Chertorivsky, un publirrelacionista muy ligado a los Amigos de Fox, ligado a la empresa Bacardí Además, había otros cinco candidatos: las ciudades de Shanghai, China; Yeosu, Corea del Sur; Moscú, Rusia; Wroclaw, Polonia, y Buenos Aires, Argentina, que se retiró antes de la votación Desde el principio se supo que la candidatura china era la más fuerte por diversas razones El liderazgo chino actual proviene casi en su totalidad de Shanghai Tanto Jiang Zemin, el expresidente, como Zhu Rongji, el primer ministro, fueron alcaldes de Shanghai y Hu Jiantao ha estado vinculado a ellos En segundo lugar, el gobierno chino quiere hacer de Shanghai el ejemplo de la ciudad moderna y eficiente y para ello ha invertido millones de dólares en los últimos años, en particular en la zona de Pudong, quizá la más dinámica del mundo La celebración de una exposición universal en Shanghai se inscribe dentro de la política exterior china de inserción en el mundo globalizado: la apertura económica, el establecimiento de zonas económicas especiales, la celebración de los Juegos Olímpicos en Beijing, la capital, en el 2008, y la exposición universal en Shanghai en el 2010 bajo el lema “Una mejor ciudad, una mejor vida” Difícilmente los chinos iban a perder esta apuesta Sin embargo, al inefable canciller mexicano se le ocurrió en su última visita de trabajo a China solicitarle el apoyo para Querétaro ni más ni menos que al alcalde de Shanghai Los chinos no supieron si era una broma o un insulto, o si simplemente ese día el canciller no había amanecido en su sano juicio Por otra parte, hay que recordar que México firmó la Convención de París en 1935, pero hacia finales de la década de los ochenta, México se retiró del BIE al considerarlo un organismo obsoleto, por estimar que el costo de las exposiciones se había elevado de tal manera que se hacía imposible que un país en desarrollo pudiera celebrar una exposición universal y que la cuota anual que tenía que pagar al organismo no compensaba los beneficios que se obtenían Sin embargo, en el gobierno del presidente Zedillo nos reincorporamos al BIE por una razón muy sencilla: el entonces primer mandatario prometió a los japoneses durante una visita oficial que apoyaría la candidatura de la ciudad de Aichi, Japón, a ser sede de una exposición especializada en el 2005 Se le informó al presidente que México no podría cumplir esa promesa, pues ya no era miembro del BIE y vino la instrucción de pagar las cuotas atrasadas, de reincorporarse y votar por Japón Después vino la última exposición universal celebrada en Hannover, Alemania, en el 2000 De nueva cuenta el gobierno mexicano se retrasó en los preparativos para instalar el pabellón nacional Los costos estimados se elevaron extraordinariamente (alrededor de 12 millones de pesos) y se estudió en la Cancillería la posibilidad de retirarse de la exhibición Así se le hizo saber al embajador alemán en México Algo pasó y, súbitamente, se acordó en Los Pinos de Zedillo nombrar a Jaime Corredor Esnaola, comisario mexicano para la exhibición de Hannover Se creó un fideicomiso y se invitó a participar a empresarios privados mexicanos El pabellón mexicano en Hannover tuvo las mejores fiestas y el tequila circuló abundantemente Amigos extranjeros que trabajaron en otros pabellones me comentaron que todos los países y los organizadores perdieron dinero a manos llenas durante la feria, porque tuvo un número muy reducido de participantes en relación con las expectativas El gobierno alemán reconoció las pérdidas y hubo investigaciones en torno al caso, de las que desconozco el resultado Respecto de México, que yo sepa, nunca se informó cuánto costó el pabellón y todos los espectáculos que se presentaron, ni quien los financió Se supo que las edecanes habían sido cuidadosamente seleccionadas para presentar “a las más guapas” en todo Hannover Las informaciones que he podido recoger es que en Hannover, México, como los demás, perdió dinero y mucho ¿De dónde salió? Ese contexto nos hace pensar que el solo hecho de presentar la candidatura de Querétaro fue un capricho más No había condiciones reales para ganar Se gastó dinero a lo tonto En caso de haber ganado, nos hubiéramos echado encima un compromiso que difícilmente hubiéramos podido cumplir y que quizás se hubiera requerido un “rescate” para los organizadores, a costa del dinero de nosotros los contribuyentes Fox hubiera dejado un “regalo envenenado” al próximo gobierno Por ello, ¡qué bueno que perdimos!, pero qué malo que una vez más hayamos hecho el ridículo internacional En dos años de gobierno, México ya sufrió dos derrotas diplomáticas: la Organización Panamericana de la Salud y Querétaro Se acabó el mito del bono democrático

Comentarios