Guatemala: el escándalo de las cuentas en Panamá

viernes, 15 de marzo de 2002
Portillo y su círculo íntimo, implicados Ciudad de Guatemala -- El presidente de Guatemala, Alfonso Portillo, el vicepresidente, Francisco Reyes López y funcionarios de su círculo más estrecho están involucrados en una enmarañada red de empresas fantasmas y apertura de cuentas en Panamá, según una investigación periodística conjunta de los diarios La Prensa de Panamá y Siglo XXI de Guatemala Un conflicto legal entre directivos de la empresa Atlantic Pacífic de Panamá (APSA), que suministra combustible a barcos en el canal de Panamá --firma que habría fungido como gestora del grupo portillista en ese país?llegó hasta Guatemala Como parte de ese conflicto, se filtraron documentos que revelan que el presidente Portillo, su secretario privado Julio Girón, el vicepresidente Francisco Reyes López, y su hijo Francisco Reyes Wild, mantenían, a través de personeros en Panamá a principios del 2001, trámites para abrir empresas para la comercialización de petróleo Con base en ellas, solicitaron la apertura de cuentas en los bancos Atlántico e Internacional de Panamá Maraña financiera APSA es dirigida por la abogada Iris Suárez de Castillero --amiga de Portillo y de Girón-- quien junto con su esposo, Adrían Castillero, son socios del despacho Suárez, Castillero, Holmes & Richa En este despacho se realizaron los trámites para la constitución de varias sociedades, tales como la empresa Asesores Financieros y Empresariales SA dirigida por Elvis Pérez, antiguo empleado de Suárez Fue Elvis Pérez quien desarrolló las gestiones ante los bancos para la apertura de cuentas a nombres de los funcionarios guatemaltecos y se constituyó como presidente de tres de las empresas creadas por el grupo Ello dio la pista para descubrir que funcionarios del primer círculo de poder en Guatemala se encontraban involucrados en estas operaciones Pérez se desvinculó posteriormente de las empresas y enfrenta ahora una demanda penal de Suárez de Castillero por hurto, apropiación indebida y calumnias En los archivos del Registro de la Propiedad de Panamá, se consigna la apertura de cuatro sociedades anónimas: Ocean Petróleum SA, Corder Associates SA, Inversiones Segovia S,A, y Hamish Holdings S A creadas en la misma fecha, mediante escrituras consecutivas fechadas el 12 de enero del 2001 y presididas por Elvis Pérez, empleado de APSA Otra empresa relacionada es Highlands Consultants Corp, constituida el 2 de enero del 2001 cuya propiedad de atribuye al vicepresidente Reyes López El 24 de agosto del 2001, Pérez presentó su renuncia a la presidencia de las sociedades En los archivos del Registro Público Panameño apareció una declaración jurada de Pérez señalando a Julio Girón, secretario Privado de Portillo y a Juan Antonio Ryley Paiz, cuñado del mandatario guatemalteco, como los propietarios de Ocean Petroleum, empresa que pasó a ser encabezada por César Augusto Medina Farfán, exsocio de Girón y amigo de Portillo En la presidencia de las otras dos empresas, Corder Associates y Hamish Holding, Pérez fue sustituido por Juan Francisco Reyes Wild, hijo del vicepresidente de Guatemala Pero los rastros dejados en la constitución de las sociedades se ampliaron con la apertura de las cuentas derivadas de éstas El involucramiento de Portillo en una de las empresas derivó de una carta enviada el 2 de febrero del 2001 por el subgerente de Crédito del Banco Internacional de Panamá (Bipan), Rafael Valle, a los representantes de Inversiones Segovia, para informarles del número asignado a su cuenta y solicitar documentos adicionales para que pudieran hacer uso de ella La carta solicitó, entre otros documentos, copia del pasaporte del señor Alfonso Portillo y tres referencias bancarias comerciales de Alfonso Portillo y Julio Girón La versión de diario siglo XXI señala que por su calidad de funcionario público el banco rehusó finalmente abrir las cuentas a nombre de Portillo y éste fue reemplazado por su cuñado En otra carta, el 25 de enero del 2001, el director de Highlands, Elvis Pérez, resolvió "autorizar a Julio Girón y a Juan Francisco Reyes López para que, actuando de manera individual, puedan abrir en este banco (Atlántico) cuentas bancarias a nombres de la sociedad" El 19 de julio, una asamblea extraordinaria de accionistas de Inversiones Segovia decidió eliminar la firma del vicepresidente de la cuenta que la sociedad mantenía en el Banco Atlántico, y similar acuerdo se tomó un día después en una asamblea de accionistas de Highlands Consultants Corp Hubo sendos acuerdos de los accionistas para adicionar la firma de Juan Antonio Riley Paiz, cuñado de Portillo Los documentos son verdaderos, reconoció la directora jurídica de APSA en entrevista con siglo XXI Una consulta al directorio del Ministerio de Energía y Minas permitió confirmar que las empresas, presuntamente dedicadas a la comercialización de petróleo entre Panamá y Guatemala, no operaron Las cuentas abiertas a nombres de las empresas, en cambio, si habrían tenido movimiento Una carta de Pérez, entonces representante legal de Inversiones Segovia y de Higlands Consultants al Bipan, informaba que los envíos y transferencias en las cuentas oscilarían entre 900 mil y 18 millones de dólares cada mes Amigos y socios A Alfonso Portillo y a Girón el escándalo los sorprendió rumbo a Panamá, país a donde se desplazaron un día después de la denuncia para participar en una cumbre de mandatarios En conferencia de prensa, el miércoles 6 de marzo, el mandatario desestimó la validez de los documentos que lo relacionan con el manejo de empresas y cuentas en Panamá Negó haber hecho trámites o mantener cuentas en dicho país y defendió a su equipo argumentando que muchos guatemaltecos tienen cuentas en Panamá Portillo anunció gestiones de la Superintendencia de Bancos de Guatemala ante su homóloga panameña para verificar si tiene o no cuentas bancarias en el país y ofreció colaborar con una comisión legislativa creada para investigar el asunto Pero cuando se le cuestionó si facilitaría a los legisladores acceso a sus cuentas se acogió al secreto bancario El vicepresidente Reyes López, y su hijo, Reyes Wild, reconocieron su participación en dos de las empresas pero aseguraron, contra las evidencias, que Girón y el cuñado de Portillo no participan en las mismas Portillo se declaró víctima de un "montaje político" para desestabilizar a su gobierno que atribuyó a la supercúpula económica del país Pero surgieron datos adicionales Investigaciones de la prensa local revelaron que los presuntos prestanombres de Portillo --su cuñado Antonio Riley y César Augusto Medina Farfán-- viajaron entre diciembre del 2000 yel 25 de septiembre del 2001 al menos en seis ocasiones a Panamá El último viaje lo hicieron a bordo del avión presidencial Poco después de que estalló el escándalo, los esposos Castillero reconocieron su amistad con Portillo por medio de un comunicado Trascendieron además los viejos vínculos de César Augusto Medina Farfán con los secretarios ejecutivo y privado de la presidencia, Jorge Pérez y Julio Girón, dos de los más estrechos colaboradores de Portillo, con los que Medina formó en 1993 una empresa de transporte de combustibles Se conoció además que Medina Farfán está involucrado en el desvío de 90 millones de quetzales del Ministerio de Gobernación de Guatemala Este desvío llevó hace semanas a la aprehensión y posterior liberación bajo fianza del exministro de Gobernación y diputado del FRG, Byron Barrientos Un cheque por un millón de quetzales fue desviado a la cuenta de Medina por uno de los implicados en el desfalco, Jarol Axel Gil Muñoz Portillo reconoció por éstos días que Medina es su amigo "desde hace mucho tiempo" Reyes López, Reyes Wild, Medina y Girón son, a su vez, viejos conocidos en el negocio del transporte de combustible El escándalo generó una dispersa reacción de las autoridades El superintendente de Bancos Douglas Borja inició pesquisas para detectar cuentas en Panamá a nombre del mandatario, gestión que sus críticos consideran inútil, pues, según los indicios, Portillo opera bajo prestanombres y no llegó a abrir una cuenta en Panamá La investigación no se extiende al resto de los funcionarios implicados Reticente a entrarle al caso, el contralor Marco Tulio Abadíó terminó viajando a Panamá para entrevistarse con Sydney Sittón, abogado de Ritza Valis Sittón y primo de Elvis Pérez, excompañeros de Idis Castillero en Atlantic Pacific y posteriormente confrontados con la empresaria panameña bajo acusaciones mutuas de malversación Abadió terminó dando el espaldarazo a Portillo, al declarar que el abogado no aportó datos relevantes más allá de los publicados por la prensa La Fiscalía Anticorrupción anunció que basará su accionar en los resultados de las investigaciones de la Contraloría Por su cuenta, la Procuraduría General de la Nación, cuyo titular Carlos García Regás mantiene una posición de confrontación con Portillo, decidió investigar el origen de las cuentas y envió el 11 de marzo a una comisión a entrevistarse con Sitton y autoridades panameñas, mientras que una maltrecha comisión legislativa integrada por legisladores de oposición ?tres de los seis designados renunciaron argumentando que no había condiciones para investigar a fondo-- viajó el jueves 14 a Panamá en busca de indicios El Ministerio Público inició de oficio una averiguación por malversación de fondos y lavado de dinero No obstante, las posibilidades de conocer detalles sobre los movimientos financieros de las cuentas abiertas en la banca panameña, y de confirmar la participación de los políticos guatemaltecos en el manejo de fondos se anticipa cuesta arriba y podría suponer un prolongado proceso legal