El ciber-romance del cura y la monja

viernes, 29 de marzo de 2002
Madrid -- Se conocieron por Internet y el apasionado ciber-romance duró más de un año, hasta que el cura español Alfonso Vegas Ramajo decidió viajar a Perú para casarse con la exmonja Luz Aurora Otoya, provocando con su decisión el escándalo de la jerarquía católica Él, sacerdote de Salamanca con 40 años, a cargo de las iglesias de los municipios de Ituero de Azaba, Campillo de Azaba y Castillejo de Azabos; ella exmonja de Piura, ciudad situada a mil 50 kilómetros al norte de Lima Ambos enamorados defendieron su amor por sobre todas las cosas y contra los convencionalismos: "Las personas estan por encima del ordenamiento que rige la religión católica", dice él La Federación Internacional de Sacerdotes Católicos Casados ?que representa a unos 100 mil curas de los 405 mil en todo el mundo que han tomado la opción de casarse-- sostiene que el debate sobre el celibato de los curas católicos romanos está en el origen del cristianismo, ya que el primer Papa, el apóstol Pedro era casado "Desde México, vaya que ha llegado lejos la noticia", dice entre carcajadas el padre Alfonso a Apro Luz Aurora se muestra más serena: "Somos felices y no me importa vivir en un pueblo, mientras sea con él" Ambos regresaron a la provincia de Salamanca, gracias a la recaudación de mil 500 euros que los vecinos de Ituero de Azaba juntaron para enviarles a Perú y con ello comprar el boleto de avión de ella Su caso fue particularmente escandaloso: El padre Alfonso --con 16 años de ejercicio eclesiástico--, mantenía el ciber-romance conectado al Internet hasta siete horas seguidas al día Luego, decidió irse a Perú a conocer a la mujer de quien se había enamorado Lo hizo sin avisar al Obispado Ambos se enamoraron a través del chat "Foro de conversaciones", donde intercambiaron fotos Él desde el principio le dijo que era sacerdote y ella le contó también su historia: "Fue una relación basada en la sinceridad", dicen Después de conocer a Luz Aurora le pidió que se casara con él y así realizaron una boda civil por todo lo alto el pasado 21 de enero, a la que acudieron decenas de familiares: "Viajé a Perú preparado para casarme aunque no conocía a mi mujer, no lo había tocado, no sabía si era de plástico o de hierro", dijo el párroco al llegar a su pueblo La dimensión del revuelo creció Luego de que al llegar a Madrid, el cura y la exmonja tenían pactada una entrevista exclusiva con la revista Interviú a cambio de una sustanciosa cantidad de dinero: "Queremos tener hijos cuanto antes", decía el titular con una serie de fotos donde se mostraban muy cariñosos El padre Alfonso era muy popular en su pueblo Allí lo conocían por sus posturas progresistas Fue recibido con total normalidad por sus feligreses: "¡Vivan los novios!" le gritaban al llegar! A lo que él contestaba: "¡Viva la madre que nos parió!" La concentración de medios de comunicación era tal en el pequeño pueblo que Deli Simón, la dueña del bar "Los Almendros", decidió organizar allí una improvisada y multitudinaria rueda de prensa: "Si se quieren, nosotros lo vemos normal Yo he recibido cartas anónimas de gente que me insulta por apoyarles; pero no me importa Es gente cobarde, católicos cerrados", dice Deli a Apro El padre Alfonso fue directamente al grano y reconoció que su caso ha avivado el debate en torno al celibato opcional dentro de la Iglesia: "Es hora de que se abra un diálogo Por menos cosas se hace un debate y por otras más importantes no La Iglesia merece todo nuestro respeto porque es la institución más seria que he conocido Yo sigo siendo igual pero parece que para ellos ya no lo soy" La respuesta del Obispado de Ciudad Rodrigo, la comarca a la que pertenece el párroco, no se hizo esperar: anunció que el párroco quedaba suspendido "a divinis" automáticamente, por lo que no podría seguir administrando sacramentos, ni celebrando misas o disponer de una Iglesia, como antes Nicolás Martín, vicario de la diócesis de Ciudad Rodrigo dijo sentirse "perplejo" por las noticias sobre el cura Alfonso a quien se había concedido en el mes de diciembre un permiso por enfermedad y para que cuidara a su madre, aunque también para "reflexionar" Del casamiento se enteraron por los periódicos: "Ese no es el camino recto de proceder", dijo El secretario del Episcopado español, monseñor Asenjo fue más allá y calificó la situación de "pintoresca y esperpéntica" Pero el excura Alfonso contestó: "En mi interior yo seguiré siendo sacerdote siempre Otra cosa es que viva la vocación de otra manera Cualquier cosa puede levantar un escándalo Que se enamore un sacerdote es normal, porque es un hombre y es un sentimiento que nos ha dado Dios" En Lima, el obispo del Opus Dei, Juan Luis Cipriani declaró que el matrimonio de Alfonso y Luis Aurora, "maltrata la dignidad de la Iglesia" Pero ella responde a través de Interviú: "Monseñor Cipriani debería ser el primero en callar por su papel en el asalto a la Embajada de Japón en Lima en abril de 1997, con Alberto Fujimori de presidente Actuó de mediador entre los ocupantes y el Gobierno y era el único que podía entrar allí Pues bien, ¿cómo supo Fujimori cuándo y dónde descansaban los terroristas? La sangre sí maltrata la dignidad de la Iglesia, y no el amor, como el nuestro En Perú hay mucha gente que rechazó su nombramiento de primado" Ambos señalaron que ahora quieren vivir tranquilos en El Sahugo, el pueblo donde vive la madre de él y que desean tener hijos lo antes posible, aunque aclararon que no tienen intención de pedir una dispensa para poderse casar por la Iglesia católica: "Creo en la palabra de Dios y con eso me basta"