Cuba apuesta por el petróleo del Golfo de México

viernes, 8 de marzo de 2002
Invita al gobierno de Fox a colaborar La Habana - Cuba invitó a México a colaborar para preservar la limpieza y el equilibrio ecológico del Golfo de México, un espacio marítimo rico en petróleo, que comparten las dos naciones junto a Estados Unidos La petición fue hecha al presidente Vicente Fox durante su reciente visita a la isla el 3 y 4 de febrero últimos por un especialista de la empresa estatal cubana Cuba-Petróleos (Cupet), en presencia del mandatario Fidel Castro y el vicepresidente Carlos Lage, el hombre que dirige la economía de la isla, y al que se le considera artífice de las reformas económicas cubanas de los años 90 "Si nosotros ensuciamos el Golfo de México, ensuciamos a Estados Unidos y ensuciamos a México, hay que hacer colaboración en planes de contingencia", le dijo a Fox el especialista Manuel Marrero Faz, de Cupet La mega-provincia petrolera Durante 1976, en la administración del presidente demócrata James Carter en Estados Unidos, del priísta Luis Echeverría en México, y de Castro en Cuba, los tres gobiernos firmaron acuerdos bilaterales para delimitar las fronteras marinas del Golfo de México entre los tres países, atendiendo al acuerdo internacional de 200 millas marinas de zona económica A Cuba le correspondieron 112 mil kilómetros cuadrados que casi forman un triángulo, de aguas muy profundas, en una zona donde se cree que hay grandes yacimientos de petróleo Se trata del área que los geólogos denominan la "mega provincia petrolera del Golfo", de cuya cuenca México extrae casi el 80% de su crudo y Estados Unidos el 45% Después de incentivar la inversión extranjera para la búsqueda y extracción de petróleo en tierra y aguas someras (poco profundas) a partir de 1990, Cuba multiplicó por seis su producción de crudo y gas acompañante para llegar a una cantidad que ronda el 40% del consumo nacional Hace dos años La Habana volvió el rostro hacia el Golfo, una zona de muchas promesas petroleras, pero que requiere cuantiosas inversiones para la prospección y explotación de hidrocarburos "Tenemos que hacer regulaciones ambientales al unísono para que todo el mundo respete esta zona, que es un gran patrimonio de la humanidad", dijo Marrero a Fox, durante su visita a una planta de la empresa cubano-canadiense Energás, generadora de electricidad a partir del gas acompañante, y donde el mandatario mexicano recibió una extensa explicación del desarrollo petrolero de la isla y sus perspectivas La visita de Fox, y las manifiestas intenciones de los dos países de relanzar sus relaciones, sobre todo económicas, abrió muchas interrogantes hacia qué direcciones iban dirigidos los intereses de los países, toda vez que en su rápida visita, el mandatario mexicano sólo recorrió esas instalaciones de Energás y el Centro de Restauración Neurológica, donde han recibido atención especializada más de 800 mexicanos Algunos observadores apuntaron hacia un probable interés cubano de ser incluidos en el Pacto de San José, un acuerdo de México con Venezuela, mediante el cual ambos países suministran petróleo a naciones de Centroamérica y el Caribe con facilidades de pago Cuba ya tiene un acuerdo semejante con Venezuela, el cual le reporta un 30% de sus necesidades petroleras, otro 30% lo adquiere en el mercado internacional y el restante 40% de sus pozos Las intenciones cubanas parecen reveladas en las palabras de Marrero a Fox en presencia de Castro "Si yo tuviera los grandes, gigantes yacimientos (de petróleo) que tiene México, no me lanzaría a hacer ninguna investigación en una zona inexplorada como esta (el Golfo) En realidad, lo que nosotros quisiéramos hacer, como geólogos, es tener una colaboración con México en el aspecto del intercambio técnico", dijo Marrero Añadió que "la experiencia mexicana off shore, aunque no en aguas muy profundas, también sería útil, y conocer que estamos haciendo los cubanos en esta esfera, pienso que también es muy útil para Pemex" (la estatal Petróleos Mexicanos) En opinión de Marrero, ya existen antecedentes, pues "tenemos una buena colaboración geológica con Pemex, con la Secretaría de Energía, y al año pasado tuvimos magníficos intercambios" En las aguas del golfo Para preparar las investigaciones e inversiones extranjeras, Cuba dividió sus 112 mil kilómetros cuadrados en unos 50 bloques de alrededor de 2 mil kilómetros cuadrados cada uno, donde la profundidad varía entre 2 mil y 2 mil 500 metros de "tirante de agua" Brasil, líder mundial en la extracción de petróleo off shore, posee la tecnología para esas profundidades, al igual que otros países y grandes compañías internacionales, aseguran los especialistas Para atraer a los socios extranjeros a esta empresa, de alto riesgo por su naturaleza misma, Cuba adecuó su reglamentación para la inversión extranjera, con contratos avalados por el Estado cubano, lo que significa una garantía para cualquier inversionista Además, los contratos de producción compartida, prevén plazos cortos para la recuperación de la inversión (6-7 años) y deja abierta la posibilidad de retiro del inversionista durante el período de exploración El régimen fiscal que se aplica resulta muy sencillo, pues sólo hay un impuesto de beneficio de la administración central estatal y, a diferencia de otros países, no hay impuestos municipales ni provinciales Cuba no exige regalías y el inversionista puede disponer libremente de su parte de petróleo y gas, aunque los especialistas no tienen inquietud en cuanto al mercado Hasta el presente, la isla le compra su parte a sus socios extranjeros en la actividad petrolera, pues ese crudo, tomando como referencia los precios internacionales, le sale a la isla a mitad de precio, pues se ahorra el flete y otros gastos Marrero opina que de encontrarse grandes yacimientos de gas en un futuro, tampoco habría problemas, pues el propio México es deficitario en gas y, en su opinión, el embargo estadunidense no va durar toda la vida, por lo que Estados Unidos es un gran cliente potencial para el gas Los contratos estipulan que la partición de la producción depende del grado de riesgo y de la empresa mixta que se constituye para esos fines, "las decisiones se toman de común acuerdo por parte de un comité de administración formado por ambas partes", indicó Marrero Una primera compañía, la española Repsol-YPF, ya contrató seis bloques en el norte del occidente cubano y trabaja en la exploración de la zona junto a Cupet, la empresa estatal cubana de petróleo En un mar de capitalismo Cuba despertó al negocio petrolero cuando abruptamente dejó de recibir 220 mil barriles diarios de la Unión Soviética, su socio mayor del bloque comunista, que durante tres décadas fue su principal socio comercial, de colaboración y de financiamiento La economía cubana cayó un 38% y prácticamente se paralizó, desatando la peor crisis económica de la segunda mitad del siglo XX Las dos primeras reformas realizadas por Cuba fueron: abrirse a la inversión extranjera en el petróleo y abrirse al turismo internacional; una le permitiría que no se paralizara el país, la otra el acceso a los dólares frescos para enfrentarse a lo que definiría el propio Castro como una isla "rodeada por un mar de capitalismo" En 1991 se abrió el sector petrolero con una infraestructura heredada de la era soviética, que los cubanos se encargaron de terminar con sus menguados recursos: cuatro refinerías con una capacidad de 56 millones de toneladas anuales; ocho terminales marítimas, una de ellas para supertanqueros, y una red de distribución y almacenamiento que abarca toda la isla El territorio con posibilidades de existencia de petróleo se dividió en 45 bloques en tierras y aguas someras, de los cuales 17 fueron contratados por compañías de Canadá, Francia, Suecia, España y otros países, que hasta la fecha han invertido unos 650 millones de dólares La parte cubana, por su parte, invirtió unos 100 millones de dólares, aunque ha manifestado su propósito de meter más dinero en el sector, en la medida que la economía nacional se vaya recuperando La producción nacional de petróleo y gas acompañante creció seis veces hasta fines del año 2001, cuando era de 67 mil barriles diarios, un 40% del consumo nacional Con un crecimiento sostenido hasta el presente, Cupet espera llegar en el año 2005 a 6 millones de toneladas anuales, un 60-65% del consumo nacional previsto para esa época Pero el crudo nacional cubano es mayoritariamente muy pesado por su alto contenido de azufre, lo que representa un problema para su uso Los cubanos se decidieron por dos industrias altamente consumidoras: la generación de electricidad y el cemento Las termoeléctricas cubanas comenzaron un proceso de adaptación para procesar ese crudo y de modernización, que hasta ahora alcanza la cifra de unos mil millones de dólares Cuba tiene una potencia instalada de 4272 megawatts (mw), de los cuales 3215 mw corresponden a termoeléctricas, 849 mw a los autoproductores (industrias azucarera, de níquel y papel), y el resto a plantas diesel e hidroléctricas Otro problema era el aprovechamiento del gas acompañante, que hasta hace unos años se lanzaba a la atmósfera, con la consecuente contaminación ambiental Estudiando la situación del gas, nació el negocio de Energás, que hasta ahora cuenta con dos plantas, una en la zona de Varadero, Matanzas, a 160km al este de La Habana, con tres generadores en marcha La otra, ubicada en Puerto Escondido, a 60km al este La Habana, tiene ya su primer generador en funcionamiento, y cuando esté a plena capacidad con otros dos generadores, entre ambas plantas deben aportar 240 megawats al sistema energético nacional Pero el problema energético de Cuba está lejos de resolverse Cada año su cuenta petrolera deja una sangría a la economía nacional de mil millones de dólares, necesarios para alimentos y otras importaciones Por eso, La Habana cifra muchas esperanzas en el Golfo de México

Comentarios