Comando Norte: las expectativas de Washington

sábado, 20 de abril de 2002
Otawa - A partir de octubre próximo, un nuevo comando militar de Estados Unidos vigilará y será responsable de desactivar cualquier amenaza a la seguridad de ese país desde el polo norte hasta el sur de México y parte del Caribe, incluyendo aguas del Atlántico y el Pacífico Esta es la primera vez que México y Canadá están comprendidos dentro de una zona militar estadounidense Para neutralizar posibles acciones que atenten contra su seguridad, y visto en un mapa, Estados Unidos tiene dividido al mundo en nueve comandos responsables de esas determinadas regiones, donde el Comando Norte es el décimo El Comando Norte fue anunciado el pasado miércoles 17 por el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, en Washington, como el cambio más importante la estructura militar de Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial Además de la zona geográfica designada, el Comandante en jefe "también será responsable por la cooperación en seguridad y coordinación militar con Canadá y México", de acuerdo con el comunicado emitido del Pentágono Los cambios a la estructura militar estadounidense fueron precipitados por los ataques terroristas del 11 de septiembre pasado en Nueva York Desde entonces, Estados Unidos se había propuesto una amplia revisión de todos sus esquemas y estrategias de seguridad para prevenir nuevos ataques en su propio suelo En el continente americano --las Américas, como se les llama hoy a Canadá Estados Unidos y Latinoamérica en Estados Unidos--, el Comando Sur era el único existente, con zona de responsabilidad desde Centroamérica hasta el Caribe y todos los países sudamericanos Su misión incluye objetivos antiguerrillas, contra el narcotráfico, dar asistencia a naciones amigas y entrenamiento militar, entre otros La sede del Comando Sur fue Panamá hasta 1997, cuando la base fue trasladada a Miami, en Florida, en vista de que las instalaciones y bases de Estados Unidos pasarían a manos de los panameños Los vecinos De acuerdo con reportes canadienses, Estados Unidos comenzó a consultar y a sostener conversaciones con Canadá y México sobre el Comando Norte no sólo para informarle, sino también para tratar de incorporar a sus vecinos De hecho, el Departamento de Defensa que Canadá había expresado que ése país estaría dispuesto a formar parte del Comando Norte en un esquema en el que ambos países han estado operando desde hace 44 años: el NORAD (Comando Norteamericano de Defensa Aeroespacial) Este es un comando que protege el espacio aéreo del polo norte, de Canadá y Estados Unidos Uno de los puntos más polémicos del esquema NORAD es que Estados Unidos mantiene a un general como jefe del comando que reporta tanto al primer ministro de Canadá como al presidente de Estados Unidos, mientras que un general canadiense es subjefe del comando y quien a su vez es el responsable de transmitir las órdenes a los 283 soldados canadienses designados para el NORAD, en varias sedes de Estados Unidos Canadá también aporta varios aviones para operaciones y tiene en su territorio varios radares y sensores que están enlazados en red para recolectar información que se transmite a la sede del comando en Colorado Aunque la sede del Comando Norte todavía no es oficial, el Pentágono informó que la sede preferencial es precisamente, Colorado Springs, sede de NORAD El estado de Colorado está en el centro-oeste de Estados Unidos, a media distancia entre Canadá y México "Para nosotros éste esquema (NORAD) no representa un problema de soberanía", dijo en febrero de este año a Proceso Walter Moniz, portavoz del Departamento de Defensa canadiense En el anuncio de Estados Unidos, Canadá figura sólo como área geográfica de responsabilidad, igual que México, sin que hayan sido delineadas formas de cooperación entre los tres países Por el contrario, éstos dejaron en claro, por separado y de distintas formas, que la creación del comando era una decisión soberana y unilateral de Estados Unidos Un esquema como el de NORAD parece inaceptable para México, país que ha mantenido en el mayor sigilo las conversaciones pero decidió emitir un comunicado después del anuncio de Washington En éste, la Secretaría de la Defensa mexicana negó cualquier participación en operaciones del Comando Norte y rechazó que México vaya a ser parte de fuerzas combinadas "(Su creación) Tampoco implica realizar operaciones militares en otros territorios ni el despliegue de tropas mexicanas al extranjero, ni el de tropas de otros países en territorio nacional", señaló el comunicado de la Sedena Y agregó al final: "En particular, la creación del Comando Norte no modifica la relación actual que se mantiene con ese país, al igual que la que se tiene con instituciones castrenses de otros países" Cuestión de tiempo En su comunicado, la Secretaría de Defensa de México evitó mencionar que las pláticas continuarán Ello porque el Comando Norte iniciará operaciones efectivas el primero de octubre de este año, dentro cinco meses y medio, y durante éste tiempo los tres países buscarán formas de colaboración En Canadá el Comando Norte ha sido tema de discusiones abiertas en el parlamento, y lo será en los próximos meses "Tenemos mucho tiempo para continuar con las discusiones que ya hemos tenido (Canadá y Estados Unidos) sobre cómo podemos mejorar nuestra cooperación", dijo Art Eggleton, Ministro de Defensa de Canadá, a los parlamentarios de su país en sesión del jueves 18 Estados Unidos no sólo tiene tiempo para continuar con las pláticas, sino también expectativas "Hemos tenido varios intercambios con contrapartes de México que, me parece, han sido muy interesantes y fructíferos Ellos (los mexicanos) entienden que estamos buscando hacer este tipo de arreglos dados los sucesos del 11 de septiembre Y creo que tienen la expectativa --sé que nosotros la tenemos, no puedo hablar por ellos--, de que ahora podamos tener a un comandante militar cuya función sea, como la de otros comandantes, la de relacionarse con sus socios regionales Y probablemente eso es lo que sucederá", dijo el subsecretario asistente en Políticas de Defensa, Stephen A Cambone durante el anuncio de la creación del Comando Norte También en Estados Unidos, en el pasado, aumentar el rol de los militares en suelo propio, ha generado polémica y había sido rechazado, por ejemplo, aumentar los militares en la frontera con México La razón había sido el temor histórico a que los objetivos militares se desviara en contra de la población civil Una ley, llamada Posse Comitatus, ha prohibido desde del siglo XIX que el ejército de Estados Unidos realice actividades policíacas dentro de su propio territorio El Comando Norte, sin embargo, podrá apoyar a fuerzas de seguridad civiles cuando así le sea requerido "Algunos en el pasado, les ha preocupado que la creación de un comando que cubre los Estados Unidos podría ser limitante Nada puede estar más alejado de la verdad La creación del Norcom significa que ahora tenemos a un comando asignado a defender a los estadounidenses donde viven y trabajan y estará funcionando como apoyo a las autoridades civiles en las ocasiones que sea requerido", dijo Rumsfeld Para Canadá, los cuestionamientos son diferentes ¿Qué pasaría si, por ejemplo, Estados Unidos decide ponerse en alerta máxima en situaciones en las que Canadá no lo haría?, publicó el periódico The Globe and Mail citando a fuentes diplomáticas Además, agregó, Canadá ha adherido a tratados internacionales que Estados Unidos ha rechazado y podrían ser puntos de conflicto Si los militares mexicanos tienen cuestionamientos de algún tipo, éstos no parece que serán públicos

Comentarios