Carter en Cuba hace 25 años: el bueno, el malo y el feo

sábado, 11 de mayo de 2002
La Habana - Jimmy Carter llegó el domingo 12 a Cuba con una aureola de apóstol de los derechos humanos, de la ética y del realismo político Sin embargo, lo que generalmente prevalece en la memoria histórica de los cubanos es su última acción como presidente de Estados Unidos: El éxodo masivo del Mariel en 1981 Fue también uno de los 10 presidentes a los que se ha enfrenado la revolución cubana durante 43 años Siendo huésped de la Casa Blanca (1976-80), Carter introdujo los derechos humanos como parte de la política exterior de su país, tema que aplicado a Cuba desde entonces, sirvió para tensar más el diferendo entre la Habana y Washington Invitado por Castro, el exmandatario será la figura política más importante de Estados Unidos que ha visitado a Cuba desde 1959, y la segunda en toda la historia de la isla, después de la estancia del presidente Calvin Coolidge (1923-29) en enero de 1928, para asistir en La Habana a la VI Conferencia Panamericana, reunión considerada antecedente directo de la OEA Carter, el bueno La llegada de Carter a La Casa Blanca coincide con un período de consolidación del gobierno de Castro y de mayor alineación cubana en la esfera de la entonces Unión Soviética Un año antes, en 1975, se celebró el primer congreso del gobernante Partido Comunista y las tropas expedicionarias cubanas había llegado a Angola En 1976 Cuba aprobó una nueva Constitución y se institucionalizó el país con el sistema de gobierno de partido único y de Poder Popular La percepción de los analistas estadunidenses sobre Cuba se mueve de la hostilidad prevaleciente desde 1959 a un relajamiento de tensiones, considerada como más favorable a los intereses políticos y económicos de Washington "También había un interés generalizado en mantener el acuerdo cubano-estadunidense en contra de la piratería aérea que expiraría en abril de 1977" y que había sido denunciado por Cuba después de un atentado con bomba a un avión comercial cubano en octubre de 1976, señala el académico Luis Mesa en un ensayo sobre las relaciones entre los dos países en ese período Dos figuras importantes de la nueva administración fueron los abanderados de un acercamiento a Cuba, el secretario de Estado Cyrus Vance y el embajador ante la ONU Andrew Young En el campo opuesto al acercamiento estaba el asesor para la Seguridad Nacional, Zbigniew Brzezinski En un ambiente propicio al diálogo, Carter ratificó en enero de 1977 la suspensión de los vuelos de reconocimiento sobre Cuba (decisión tomada por el gobierno anterior de Gerard Ford ) y autorizó a las naves de Cubana de Aviación a sobrevolar territorio estadunidense en sus rutas a otros países La Habana mostró su disposición al diálogo El vicepresidente Carlos Rafael Rodríguez afirmó el 2 de febrero de ese año que podrían discutirse varios asuntos pendientes entre los dos países sin renunciar a las respectivas posiciones políticas e ideológicas Castro por su parte indicó el día 9 de ese mismo mes que era posible una normalización de las relaciones Pero la presencia militar cubana en Angola comenzó a sembrar las primeras discordias en el equipo Carter y el mandatario afirmó el 16 de febrero: "Sí yo pudiera estar convencido de que Cuba desea eliminar su irritante influencia sobre otros países del hemisferio, que no participará en acciones de violencia en naciones al otro lado de los océanos, que retomará sus anteriores relaciones que existieron en Cuba hacia los derechos humanos, entonces yo estaría dispuesto a avanzar hacia la normalización de relaciones" Ciertamente, en el período de Carter se produce un avance de la izquierda a nivel mundial y una pérdida de influencia de Estados Unidos, que se reflejará en la política exterior a finales del cuatrienio En esos cuatro años, triunfó un movimiento izquierdista en Etiopía; llegó Robert Mugabe a la presidencia de Zimbabwe; cayó el gobierno de Pol Pot-Ieng Sary en Cambodia; triunfó una revolución en Afganistán; cayó el Sha de Irán; los sandinistas derrocaron a Somoza en Nicaragua y el partido de la Nueva Joya llegó al poder en Granada; entre otros acontecimientos Carter siguió en marzo del 1977 su aproximación a Cuba: anunció la eliminación de restricciones para que los estadunidenses puedan viajar a Cuba y gastar dólares en la isla Pero ese mismo mes comenzaron a operar los sectores contrarios al acercamiento de Estados Unidos con Cuba Vincularon al régimen de La Habana con la invasión a la provincia de Shaba, en Zaire, por parte de un grupo de katangueses con base en Angola En abril, La Habana y Washington suscribieron un acuerdo sobre derechos de pesca y límites marítimos Luego, el senador demócrata George MCGovern y otros legisladores acompañaron a un equipo de baloncesto de Dakota del Sur, que jugó en La Habana En agosto comienzó el intercambio de información antiterrorista Cuba reciprocó cada gesto norteamericano con liberación de presos de ese país o de otros de origen cubano Después autorizó varias salidas de ciudadanos norteamericanos residentes en la isla y sus familiares Del 8 al 11 de agosto de 1977 visitó Cuba el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Frank Church, y en septiembre se abrieron las oficinas de intereses en Washington y La Habana En el plano económico, Washington eliminó de una lista negra a las embarcaciones de su país que atracaron en puertos cubanos y el entonces ministro de Comercio Exterior, Marcelo Fernández Font, visitó Estados Unidos En tema de la derogación total o parcial del embargo se debatió constantemente en el Congreso Pero a fines de 1977 llegaron las tropas cubanas a Etiopía y los sectores conservadores hicieron más fuerte su oposición al acercamiento a Cuba, tanto en la administración como en el Congreso "Pienso que se han estado dando pasos indiscutiblemente positivos desde el ascenso de la Administración de Carter, los primeros pasos, que considero positivos Pero también hay algunas manifestaciones de resistencia", dijo Castro en mayo de ese año En 1978 las dos corrientes, a favor y contra, siguen en ascenso: se celebran en enero conversaciones entre los servicios de guardacostas estadunidenses y guardafronteras cubanos , pero surgen otros problemas por la invasión de los katangueses a Shaba, a pesar de la negativas de vinculación expresadas por La Habana Una nueva crisis ensombrece el panorama en noviembre-diciembre de ese 1977: La presencia en Cuba de aviones cazas de fabricación soviética Mig-23 Estados Unidos les atribuyó poderes estratégicos y los consideró un peligro Cuba dijo que era una crisis artificial, pues los aviones eran defensivos y llevaban más de un año en la isla A fines de ese año, se produjeron contactos entre el gobierno de Cuba y personalidades del exilio cubano en Estados Unidos Cuba permitió las visitas de la comunidad de cubanos residentes en ese país Carter el malo y el feo 1979 comenzó con un nuevo fantasma: La prensa estadunidense dedicó crecientes espacios a la construcción de una base soviética de submarinos en Cienfuegos, en el centro-sur de la isla, lo que pronto se convirtió en una preocupante "asistencia militar soviética" a la isla También se comenzó a hablar de la participación cubana en los movimientos izquierdistas en Centroamérica y el Caribe: el 13 de marzo de ese año llega al poder Maurice Bishop en Granada, y el 19 de julio los sandinistas derrocaron a Somoza en Nicaragua En septiembre nació la inquietud sobre una brigada militar soviética dislocada en Cuba desde 1962 como consecuencia de la crisis de los misiles Todo ello provocó cambios políticos frente a Cuba y el reforzamiento de la capacidad militar estadunidense con la creación de una Fuerza Conjunta de Contingencia para el Caribe, con un cuartel general en Key West, Florida, así como al desarrollo de las maniobras militares Reinforcex-1 en la base naval de Guantánamo, en el extremo este de Cuba A principios de julio en asesor Brzezinski declaró que Cuba era un "títere" de la Unión Soviética y que como tal actuaba en el Movimiento de Países No Alineados, al que llegó a la presidencia ese año En septiembre, por primera vez, Carter repite esas acusaciones El 17 de octubre de 1979 Carter firmó la Directiva 52 que formalizó varias medidas contra Cuba y justificó el embargo económico a la isla, vigente desde 1962 Ante la línea militar seguida por la administración de Carter, Castro señaló que "son evidentes los propósitos intervencionistas de Estados Unidos en todas partes, pero sobre todo en esta área del Caribe y en el área de Centroamerica Se ven claros, evidentes, los propósitos intervencionistas para frenar el movimiento revolucionario" A principios de 1980, Cuba acusó a Washington de retomar la política de otras administraciones anteriores de estimular las salidas ilegales de la isla En abril, varas personas toman la embajada de Perú en La Habana, dando inicio a la crisis del Mariel El éxodo masivo del Mariel, de 125 mil cubanos, estimulado por Estados Unidos, sólo tuvo un ganador político: el exilio conservador de Miami La Habana abrió sus puertas migratorias y con ello obligó a Estados Unidos a frenar el éxodo y a cerrar sus compuertas La imagen de miles de barcos saliendo de la isla cargados de desesperados cubanos dejó un saldo político desfavorable para Castro A su vez, el mal manejo de la crisis golpeó a Carter Después de su derrota electoral frente a Ronald Reagan, Carter admitió que "el problema de los refugiados nos ha perjudicado fuertemente ()nos hizo lucir impotentes cuando recibimos a esos refugiados desde Cuba" En el ambiente de hostilidad creado después de El Mariel, los grupos anticastristas de Miami volvieron a su accionar sobre las misiones de Cuba en el exterior y sobre su personal diplomático Muchas de las medidas positivas tomadas por Carter hacia Cuba fueron anuladas por sus sucesores y sólo quedaron en pié las Oficinas de Intereses y los límites marítimos de las zonas económicas La imagen de Carter el bueno, desapareció para los cubanos Desapareció incluso la del malo ?por las medidas hóstiles?y prevaleció el feo: la crisis del Mariel Así será visto por los cubanos castristas durante su visita a la isla

Comentarios