Cuba-Venezuela: desacuerdos petroleros

viernes, 14 de junio de 2002
Caracas - Quizá el único éxito conseguido por los golpistas del 11 y12 de abril pasado, es que Venezuela interrumpió la venta de petróleo a Cuba Dos meses después del golpe, directivos de las empresas estatales Unión Cuba-Petróleo (Cupet) y Petróleos de Venezuela (Pdvsa) comienzan a conversar sobre el tema El peloteo es entre las empresas petroleras, que hablan de pagos y contratos, lejos de las decisiones políticas y de los otrora habituales abrazos de los presidentes Fidel Castro y Hugo Chávez Frías Versiones ciertas, medianamente veraces y totalmente tergiversadas se suceden entre Caracas y la Habana, que tienen repercusiones en Miami, sede del exilio duro anticastrista En este vaivén un hecho inusual llamó la atención: una nota en el diario cubano Granma Allí el gobierno de Fidel Castro denuncia que Venezuela incumplió el contrato entre ambas empresas La venezolana Pdvsa insiste en que hasta que no le paguen lo adeudado no habrá más petróleo Ello destruye una de las falacias más difundidas por los opositores a Chávez: que Venezuela regalaba 53 mil barriles diarios de petróleo a los cubanos Quizá todo hubiera quedado como una diferencia contractual entre dos empresas de no haber mediado las declaraciones del gerente de Suministros de Pdvsa, Edgar Paredes, quien en plena euforia golpista, el 12 de abril, anunció que el gobierno de facto garantizaba que no habría "ni un barril más de petróleo para Cuba" Sin lugar a dudas, el convenio era beneficioso para los cubanos, porque le proporcionaba seguridad de abastecimiento, de precios, financiamiento, y todo de un solo proveedor Y cabe recordar, también que Cuba era hasta el 11 de abril uno de los tres mayores compradores de hidrocarburos de Venezuela, después de Estados Unidos: se calcula que en el 2001 facturó alrededor de mil millones de dólares en compra de petróleo, turbocombustible, diesel y gas licuado A fines de marzo estalló el conflicto en Pdvsa tras el nombramiento de una nueva junta directiva por parte del único accionista, el Estado, donde la burocracia tecnócrata pedevista no estaba contemplada Ésta organizó una huelga y suguió un sabotaje en la refinería de El Palito y el despido de una decena de altos gerentes "rebeldes" Tras retornar al poder el 13 de abril ?tras el breve gobierno de facto del empresario Pedro Carmona-- Chávez dio marcha atrás: aceptó la renuncia de la directiva, repuso en sus cargos a los gerentes golpistas y llamó de urgencia al exministro de Energía y aún secretario general de la Opep, Alí Rodríguez, para que se hiciera cargo de la estatal petrolera Antes de partir hacia Viena, el 28 de mayo, Alí Rodríguez manifestó que el convenio con Cuba está sometido "a los trámites normales que se siguen en casos cuando hay deudas que no son pagadas" y recordó que la petrolera cubana Cupet mantiene una deuda con Pdvsa por aproximadamente 15 millones de dólares, que "la pagará ahora mismo" El convenio En octubre del 2000 Venezuela echó a andar el llamado Acuerdo Energético de Caracas (ACEC) para extender a otros países los beneficios que, junto a México, otorgaba en materia energética a varias naciones centroamericanas y caribeñas a través del llamado Acuerdo de San José Entre los nuevos beneficiarios se encontraba Cuba El 22 de noviembre de ese año se firmó el contrato de compraventa de petróleo crudo y derivados, que estableció los términos y condiciones del suministro de hasta 53 mil barriles diarios, un total de 193 millones de barriles al año El acuerdo energético entre Venezuela y Cuba no es medularmente diferente a los suscritos por Caracas con el resto de los países, que se basan en precios de mercado, con ajustes mensuales o trimestrales en casi todo el surtido de la canasta El plazo de pago es igual, de 15 años, y el monto de los intereses se fijó para todos en 2% Hay dos diferencias: a los demás países se le concede año y medio de gracia a Cuba se le dio dos años, y mientras los contratos con los otros países es de un año, el que se hizo con La Habana tiene vigencia por cinco años La causa es que mientras con los demás países sólo se firmó un acuerdo energético, del cual son beneficiarios, con Cuba se signó un convenio integral de cooperación, que va más allá de ese sector, y es beneficioso para ambas partes En el primer año del convenio, Cuba compró alrededor de 49 mil barriles diarios de crudo y derivados y pagó a Venezuela 400 millones de dólares (80% de lo facturado) y 100 millones se desplazó a financiamiento a largo plazo El convenio entre Cupet y Pdvsa establece que el petróleo suministrado debe ser utilizado exclusivamente para el consumo interno de los cubanos, y que el comprador no puede modificar el destino final de cargamento, lo que desmiente las aseveraciones de que Cuba reexporta una parte del crudo que compra a Venezuela El contrato establece que la condición de entrega es CFR (costo, seguro y flete) El flete y el seguro los paga íntegramente el comprador En el convenio se estableció el trueque de mercancías y servicios cubanos ?a decidir por Venezuela-- por un monto equivalente de petróleo, pero esta idea resultó utópica e inviable El 12 de agosto de 2001 ambos presidentes firmaron un adendum donde se establece que los productos y servicios cubanos que Venezuela desee adquirir serán pagados en efectivo De esos servicios se excluyen los servicios de 280 médicos que trabajan en Venezuela sin costo para este país, y los enfermos que reciben tratamiento gratuito en Cuba, hasta una cifra de 2 mil 400 al año Según la nota del gobierno de Cuba del 30 de mayo, desde diciembre del 200 ?cuando llegó el primer embarque- y hasta el 11 de abril, se recibieron 25 millones 589 mil barriles por un valor de 675 millones de dólares Al cierre de abril, agregó la nota, "nos faltaban por recibir 34 millones de barriles" Versiones encontradas Desde el 5 de abril, coincidiendo con la huelga en Pdvsa, cuatro barcos esperaban para ser cargados con petróleo destinado a Cuba Tres de ellos estuvieron listos el 9, pero uno solo de ellos pudo salir en la mañana del 11 de abril, día del golpe, pese a que desde tierra se intentó que retornara a puerto Según Cuba, en ese momento no existía ni un día de atraso en las obligaciones de pago Desde ese día, lo cierto es que tanto el suministro como los pagos quedaron interrumpidos Dos barcos cargados, Pilín León y Four Astra, ya propiedad de Cuba de acuerdo con las especificaciones pactadas al respecto, fueron vendidos a terceros por decisión unilateral de la gerencia de Pdvsa, desconociendo, no solo acuerdos integrales de cooperación sino cláusulas contractuales El cuarto barco, que debió salir hacia Cuba antes del 11 de abril, no fue cargado Cuba afirma que debió recurrir desde entonces a intermediarios, comprando crudo a precios superiores, pagando mayores fletes y en algunas ocasiones desistiendo de adquisiciones pactadas por las restricciones que impone el bloqueo estadounidense a los barcos que tocan puertos cubanos La nota del gobierno cubano deja abierta la ventana al señalar que está dispuesto a cumplir con las obligaciones que le correspondían pagar entre el 11 de abril y el 30 de junio y destacar que "en las últimas semanas, el intercambio de comunicaciones entre Pdvsa y Cupet indica cambios en las posiciones de la entidad venezolana y la posibilidad de llegar a acuerdos viables para reanudar las operaciones conveniadas, cuya interrupción por causas ajenas por completo a nuestra voluntad, ocasionó graves perjuicios a nuestro país" De acuerdo a la investigación realizada por Apro, Cupet debía pagar ese 11 de abril 8 millones de dólares de una deuda reestructurada en noviembre de 2001, y un monto similar un mes después Las conversaciones telefónicas entre Cupet y Pdvsa se reanudaron el 17 de abril, tras el nombramiento de Alí Rodríguez en Pdvsa, e incluso el presidente de la empresa cubana, Fidel Rivero, se reunió con la directiva de la estatal venezolana, sin mayor éxito Mientras, las gerencias de Comercialización de Crudos y Asfaltos, de Comercialización de Productos y de Comercialización de Lubricantes y Especialidades de Pdvsa, elaboraron un informe ?fechado el 15 de mayo?, en el que recomiendan al Comité de Comercio y Suministros de la corporación finalizar el acuerdo de suministro de hidrocarburos a Cuba y desincorporar la empresa Cupet del registro de clientes de la corporación Sin embargo, Pdvsa no puede fijar políticas en materia de hidrocarburos Ello le está reservado al ministerio de Energía y Minas En el memorándum se advierte también que han resultado vanos "las múltiples llamadas y envío de notas electrónicas" y se solicita a la Dirección de Comercialización que considere comenzar procedimientos legales para lograr el pago del dinero adeudado y de los daños y perjuicios causados, y respaldar la terminación del contrato El informe indica que durante la ejecución del contrato las ventas sumaron 701 millones de dólares, de los cuales unos 109 millones de dólares están amparados por pagarés con vencimiento anual durante 15 años Otros 592 millones de dólares corresponden a la deuda de corto plazo, de la cual 451 millones de dólares han sido cancelados mediante la entrega y ejecución de cartas de crédito Se advierte, asimismo, que desde que comenzó a aplicarse el tratado --y hasta el 15 de mayo--, "los pagos efectuados con retraso se corresponden a 49 cargamentos, entre crudo y productos, de un total de 133 cargamentos facturados"; es decir, 37% de los envíos Se señala además que en la actualidad están vencidos y pendientes 634 millones de dólares, monto que se distribuye de la siguiente manera: 15,8 millones de dólares por concepto de la deuda que fue refinanciada el pasado 14 de noviembre de 2001; 46,6 millones de dólares por ventas de crudo y productos ya entregados; 094 millones de dólares correspondientes a demoras, desviaciones y detenciones de buques, intereses de mora sobre demoras ya canceladas, e intereses de mora sobre pagarés recibidos fuera de su fecha de pago De acuerdo a estos gerentes de Pdvsa, entre mayo y julio se vencen una serie de compromisos que superan los 786 millones de dólares: 191 millones de dólares por concepto de ventas de crudo y productos ya entregados, cuyo pago vence este mes; y 59,5 millones de dólares que deberían honrarse entre junio y julio Y si a esa cantidad se le agregan las obligaciones vencidas (634 millones de dólares), la totalidad de la deuda ascendería a 142 millones de dólares Finalmente, el informe sostiene que ante la situación de incumplimiento, Pdvsa notificó a Cupet (el pasado 24 de abril) su decisión de suspender entregas de crudos y productos hasta tanto se solucione el problema "Primero que paguen" Difícilmente se llegará a una solución del conflicto antes de julio, pese al interés de los cubanos de solucionar el tema cuanto antes En el directorio de Pdvsa no hay mayor apuro por tomar decisiones que contraríen las opiniones de la alta gerencia, y allí repiten el estribillo de "primero paguen lo que nos deben y después hablamos" Hugo Hernández Rafalli, cuando fungía como presidente de la Cámara Petrolera --ahora integra el directorio de Pdvsa-- veía con buenos ojos el acuerdo porque "al sector privado venezolano se le abren una serie de oportunidades de negocio, tomando como base que aquí hay suficiente infraestructura creadora de bienes de capital y de servicios que perfectamente pueden ir en el portaaviones de Pdvsa Lo que nosotros (los empresarios) vemos como algo interesante es que en Cuba se vive un proceso de expansión petrolera y tiene necesidad de renovar su parque industrial La tecnología que posee Venezuela en el manejo de los crudos pesados y extrapesados podría ser la punta de lanza para poder penetrar ese mercado" Hoy, como sus compañeros de directiva, sigue la corriente Apro conoció que los cubanos han presentado una propuesta que combina una escalera de pagos hasta diciembre de las facturas vencidas, a razón de unos 20 millones de dólares mensuales, a cambio del suministro de 45 mil barriles diarios de crudo y 36 mil barriles de otros productos (turbocombustible, fuel oil) Esta propuesta, sin embargo, ni siquiera ha sido considerada por la directiva pedevista

Comentarios