Fidel Castro: un "no" constitucional al cambio

viernes, 14 de junio de 2002
La Habana - Después de escuchar durante los últimos tres meses reiteradas peticiones de cambios políticos en Cuba, el presidente Fidel Castro acaba de dar un rotundo y definitivo "no" al incluir al régimen socialista como "intocable" en la Constitución de la República La iniciativa fue difundida el pasado lunes 10 de junio, cuando los dirigentes de las seis principales organizaciones sociales de la isla, todas afines con el gobierno, propusieron una reforma constitucional que consagra al socialismo como "intocable" "Consignar expresamente la voluntad del pueblo de que el régimen económico, político y social consagrado en la Constitución de la República es intocable", dice el texto También que "las relaciones económicas, diplomáticas y políticas con cualquier otro Estado no podrán ser jamás negociadas bajo agresión, amenaza o presión de una potencia extranjera" El proyecto Varela El anuncio público consignó que la propuesta responde a dos discursos del presidente norteamericano George Bush, "el señor W", según Castro, del 20 de mayo y el 1 de junio de este año El 20 de mayo, en ocasión del centenario de la República cubana, fecha que La Habana no reconoce, Bush dijo en Miami que endurecería el embargo hacia la isla, a la vez que solicitó cambios democráticos y elecciones libres El 1 de junio, en la academia militar de West Point, Bush anuncio ataques "preventivos y sorpresivos" a los países que cobijen al terrorismo Unos días antes, el 21 de mayo, La Habana había sido incluida nuevamente en a lista del Departamento de Estado de las naciones que patrocinan el terrorismo Sin embargo, las peticiones a Castro de cambios democráticos en la isla comenzaron antes El pasado 19 de abril, la Comisión de Derechos Humanos de la ONU pidió a La Habana avances en materia de derechos políticos y civiles El 10 de mayo, de forma sorpresiva, el opositor Oswaldo Payá y otros disidentes presentaron ante la Asamblea Nacional del Poder Popular (paramento) el Proyecto Varela, una iniciativa avalada por 11020 firmas El proyecto toma el nombre del prebístero Félix Varela (1788-1853), pensador independentista considerado por los cubanos como el "hombre que nos enseñó a pensar" Las leyes cubanas prevén que para solicitar cualquier cambio en la Constitución es preciso presentar una petición avalada por un mínimo de 10 mil firmas "autentificadas" El documento pide al parlamento que someta a una consulta popular, mediante un referéndum, cinco propuestas que incluyen el derecho de asociación y expresión; una amnistía para los presos políticos y se apruebe el derecho ciudadano a la empresa privada La prensa nacional (toda estatal) silenció el hecho, que sólo se conoció públicamente varios días después, durante la histórica visita de expresidente Jimmy Carter a Cuba, del 12 al 17 mayo En un discurso transmitido por radio y televisión a toda la nación desde el Aula Magna de la Universidad de La Habana, Carter pidió cambios democráticos en la isla, y en ese contexto elogió al Proyecto Varela "He sido informado que tal esfuerzo, conocido bajo el nombre del Proyecto Varela, ha logrado suficientes firmas y ha presentado una petición de esta naturaleza ante la Asamblea Nacional", dijo Carter Agregó que "cuando los cubanos ejerzan este derecho para pacíficamente cambiar sus leyes mediante un voto directo, el mundo verá cómo son los cubanos y no los extranjeros, quienes decidirán el futuro del país" El 20 de mayo en Miami, Bush elogió el Proyecto Ese mismo día en Madrid, la presidencia española de la UE también se refirió positivamente al texto disidente La jugada de Fidel Durante 43 años, Castro ha ignorado a la disidencia interna No le reconoce beligerancia alguna Las referencias públicas a los opositores se hacen mediante frases como "asalariados de Washington" Para algunos juristas y especialistas, existen elementos técnicos para rechazar la petición al solicitado referéndum, pero, al parecer, una respuesta en ese sentido hubiera sido reconocer públicamente a sus gestores De tal manera, el gobierno se tomó su tiempo y preparó con calma una respuesta política que, además, sirviera para todos los que habían pedido cambios en Cuba, jugada que a la vez le servía para ignorar públicamente a dicho Proyecto Durante los sábados 26 de mayo y 2 y 9 de junio, Castro asistió a multitudinarios actos en Sancti Spíritus, Holguín y Santiago de Cuba, donde fue respondiendo al presidente estadunidense, aunque en el primero de ellos anunció que a Bush "le vamos a responder todos" Así salió la propuesta de las organizaciones sociales el 10 de junio, como una respuesta al "señor W" Aprovechando la coincidencia histórica que el 11 de junio se conmemoraba el 101 aniversario de la Enmienda Platt, apéndice a la Constitución de 1902 que permitía a Estados Unidos intervenir en Cuba cuando lo considerara pertinente, Castro convocó a una gran marcha "Era la respuesta más digna a los que hoy pretenden imponer de nuevo a Cuba una Enmienda Platt, y una prueba inequívoca de que aquellos tiempos pasaron para siempre", dijo Castro tras la marcha Según datos informados por el presidente, en las 957 marchas y 14 mil 700 actos realizados en todo el país, participaron un total de 9 millones 664 mil 685 personas, el 86% de los 11 millones 242016 que habitan en la isla En ningún momento se mencionó al Proyecto Varela, pero sus promotores se sintieron aludidos de inmediato "Advertimos que este atentado anticívico, contra la propia Constitución, contra la inteligencia del pueblo, es un gravísimo acto contra la soberanía popular, típico de los regímenes fascistas, comunistas y otros de terror, en fase de totalitarismo agonizante", dijo Osvaldo Payá "Llamamos a las personas que ostentan al poder a la reflexión, para que actúen con lealtad y por la vía de la consulta popular devuelvan el poder al pueblo soberano", agregó Castro tenía una nueva carta en la manga antes de que la iniciativa de reforma de las organizaciones sociales llegara a la Asamblea, convocada para el 5 de junio En una comparecencia televisiva el jueves 13, el presidente llamó a todos los ciudadanos en capacidad de voto a avalar con su firma la iniciativa de reforma constitucional Un total de 129 mil 523 centros de acopio de firmas abrieron sus puertas desde las 10 de la mañana de este sábado 15 hasta el martes a las 12 del día, para que los ciudadanos den su apoyo escrito "Millones de cubanos darán también, por esa vía, contundente y adecuada respuesta a un 'libertador' que nadie a invitado: el señor W Bush", dijo Castro Añadió que se dará ese paso "a fin de que no le quepa absolutamente a nadie la menor duda sobre cómo siente y piensa el pueblo de Cuba" La forma en que se hizo la convocatoria, en la que sólo se sanciona positivamente la propuesta, fue rechazada de inmediato por la disidencia cubana "Esto denota el fundamentalismo gubernamental O te manifiestas a favor o no te puedes manifestar, punto No dan otras alternativas", dijo a la prensa el disidente Elizardo Sánchez Santacruz Añadió que con esos actos "pretenden solapar por aplastamiento al Proyecto Varela" El próximo 5 de junio, la Asamblea Nacional debe aprobar la iniciativa de las organizaciones sociales y el socialismo actual de Cuba será refrendado como "intocable" en la Constitución Al ensalzar la propuesta oficial, un locutor de la radio dio una singular interpretación: "Tendremos socialismo y Partido Comunista para siempre"

Comentarios