La soberbia, mayor que el espejo

sábado, 22 de junio de 2002
En el gobierno de Vicente Fox ha habido cambios importantes en las relaciones internacionales del país, como son la promoción de los derechos humanos en el extranjero y la propuesta de crear una comunidad de América del Norte, según lo formulara el propio mandatario en la Universidad Iberoamericana (UIA) de Tijuana, el pasado 12 de junio Sin embargo, dichos cambios no se han aplicado de manera correcta y realista El problema es que, al parecer, la defensa de los derechos humanos se realiza en un solo país del extranjero, Cuba, mientras poco se hace ante la constante violación a los derechos humanos de los mexicanos en Estados Unidos Además, el gobierno foxista no ha logrado erradicar la tortura como método de interrogación por parte de algunos militares y policías federales, según denuncias recientes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos La propuesta de crear la Comunidad de Norteamérica no va a prosperar porque ni en Washington ni en Ottawa les interesa crear un modelo al estilo de la Unión Europea, ya que Estados Unidos y Canadá no están dispuestos a ceder soberanía en materia migratoria, agrícola, monetaria, fiscal, diplomática y en otras áreas Además, la política exterior mexicana está actuando en el vacío interno Necesita del respaldo de la sociedad y del Congreso para lograr esos cambios, pero no han sido consultados al respecto Los cambios se realizan a escondidas Por otro lado, las autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores utilizan la ley como una herramienta de control, para infundir el temor entre los funcionarios En ese sentido, han surgido problemas derivados de la interpretación que se hace de la nueva Ley del Servicio Exterior Mexicano (SEM), aprobada en enero de 2002, causados por la falta de precisión y transparencia en la normatividad respectiva para ascender de rango, que lesionan los derechos de los diplomáticos de carrera Recientemente fueron trasladados al extranjero los dirigentes de la Asociación del Servicio Exterior Mexicano (ASEM) por tener una opinión contraria a varios aspectos de la misma Ley Además, ésta permite a los funcionarios incondicionales (amigos del canciller) incorporarse a la carrera diplomática en un nivel intermedio, no desde abajo, sin pasar por los determinados procesos legales de exámenes de ingreso y de antigüedad Este tipo de medidas desalienta a los diplomáticos de carrera por ser competencia desleal; y a los estudiantes de Relaciones Internacionales que se cuestionan si vale la pena ingresar al Servicio Exterior Mexicano El canciller es una persona inteligente pero su soberbia es mayor que el espejo donde se mira, como alguien dijo por ahí Castañeda Gutman ha cometido errores de forma y fondo, como en el reciente altercado con Cuba, que provocó problemas al Presidente Fox, quien nunca debió ser expuesto al escarnio y a la pérdida de credibilidad por culpa de su influyente colaborador Hay que reconocer algunos aspectos positivos Entre los aciertos de la Secretaría de Relaciones Exteriores destaca el acuerdo que en materia migratoria trata de negociar México con Estados Unidos que, empero, se enfrenta a la falta de voluntad política de la administración de George W Bush y a la oposición del Congreso estadounidense para avanzar en las negociaciones El acuerdo propuesto por México busca cinco partes: una amnistía para cinco millones de trabajadores indocumentados que, se calcula, viven en Estados Unidos; la creación de un programa de trabajadores temporales; el aumento del número de visas para inmigrantes mexicanos a ese país; crear una mayor cooperación fronteriza en materia de seguridad; y la creación de fondos para el desarrollo de las comunidades expulsoras de mano de obra mexicanas No obstante, si bien el asunto migratorio es uno de los temas fundamentales de la política exterior de México, las expectativas son muy altas y difícilmente se cumplirán durante el gobierno de Fox Pero el problema fundamental de la diplomacia mexicana es que ha perdido el consenso de la sociedad mexicana, toda vez que no hay un apoyo mayoritario a la conducción individualista de la política exterior del país

Comentarios