La Triple Frontera: sólo "sospechas" de apoyo terrorista

sábado, 14 de septiembre de 2002
Después de los ataques del 11 de septiembre a Nueva York y Washington, el departamento de Estado de Estados Unidos señaló la región de la Triple Frontera (Brasil, Paraguay y Argentina) como el lugar en América Latina donde se refugiaban y entrenaban células de Al-Qaeda y de otros grupos extremistas islámicos La noticia causó estupor en los pobladores de esta región, quienes pronto padecieron las consecuencias: el turismo y la actividad comercial cayeron bruscamente Pese a varios arrestos, no se encontró a ningún activista islámico, sólo ?según las autoridades? "sospechosos" envíos de dinero a Medio Oriente Ciudad del Este- La región de la Triple Frontera, al este de Paraguay y sur del Brasil, es posiblemente una de las más bellas de Sudamérica Las Cataratas del Iguazú --un complejo sistema de cascadas con más de 250 saltos-- fueron declaradas patrimonio de la humanidad por la UNESCO Los bosques ?pese a la tala inmoderada?conservan su esplendor y se encuentra allí una de las mayores represas del mundo: Itaipú Dos millones de turistas llegaban al año para admirar estas bellezas La población de la Triple Frontera se congrega en torno a tres ciudades: Foz do Iguazú (Brasil); Ciudad del Este (Paraguay) y, la más pequeña, Puerto Iguazú (Argentina) Las dos primeras están unidas a través del Puente de la Amistad, que cruza el río Paraná, uno de los más caudalosos del continente La población entre ambas ciudades no supera los 600 mil habitantes En estas ciudades se desarrolla un fuerte flujo comercial Ciudad del Este ?la más grande?es el principal puerto de entrada y salida de mercancías entre Paraguay y Brasil Representa para el gobierno de Asunción el 20% de la actividad comercial y el 60% de su exportación Ciudad del Este movía hasta hace cuatro años más de 4 mil millones de dólares anuales La mala fama Pero la Triple Frontera carga desde hace años con la imagen de ser zona de contrabando de mercancías (incluidas armas) y de venta de productos falsificados A ello contribuye la corrupción de funcionarios de aduanas quienes ?a cambio de mordidas-- dejan transitar sin control mercancías por las fronteras Ciudad del Este es una "ciudad-centro comercial" ?o "shopping", como le llaman aquí? dedicada al comercio para turistas y comerciantes minoristas (conocidos como "sacoleiros) de Brasil, Argentina y Paraguay, muchos de los cuales --en una especie de contrabando hormiga-- regresan a sus ciudades con mercancías compradas ilegalmente a precios bajos Taxis y "motoqueiros" se dedican a transportar a quienes cruzan el puente a uno y otro lado de la ciudad Tiendas de lujo venden artículos suntuosos con una presentación similar a lo que ofrecen las mejores boutiques de Nueva York, París o Londres Las tiendas especializadas en artículos electrónicos tienen lo último en tecnología, a precios muy competitivos dentro de la región Y prolifera también la venta de artículos de "segunda línea"--eufemismo para hablar de marcas falsificadas o "pirateadas"? que venden ambulantes callejeros (los "mesiteros") que invadieron las calles de la ciudad El libre comercio, las reglas del Mercosur, y la crisis económica en Sudamérica amainaron su auge económico?Pero el golpe mayor ocurrió una semana después del 11 de septiembre del 2001: el Departamento de Estado de Estados Unidos señaló a la Triple Frontera como lugar de refugio y de entrenamiento de células de Al-Qaeda y de otros grupos extremistas islámicos Unas semanas después los hoteles cancelaron el 90% de sus reservaciones y cerraron casi todos los restaurantes árabes, hindúes y de comida oriental Aunque la actividad comercial se mantiene, ésta se redujo a una cuarta parte respecto a 1999 De por sí, en los últimos cuatro años la recesión económica y la caída del turismo habían hecho que entre un 20 y 40% de los comerciantes emigraran a otras ciudades, como Sao Paulo en el Brasil La presencia de personas de origen árabe en la región ayudó a creer la versión del "refugio terrorista": viven aquí unos 15 mil árabes, la mayoría libaneses y sirios Algunas de las familias pioneras y más reconocidas de la región son de origen árabe Tres mezquitas --la más imponente y bella en Foz do Iguazú-- y dos imanes, son el centro de la fe islámica, aunque algunos profesan el cristianismo ortodoxo Los árabes conviven pacíficamente con personas de extracción diferente: paraguayos, colonos brasileños establecidos en Paraguay (también conocidos como brasiguayos), unos 5 mil taiwaneses y chinos, 150 familias de la India, entre 3 mil y 4 mil familias japonesas, así como descendientes de alemanes, ucranianos, mennonitas de Canadá y Rusia, e indígenas paraguayos que han emigrado de Asunción "Dineros del terrorismo" Después de los ataques del 11 de septiembre del 2001 fueron detenidos en la Triple Frontera siete ciudadanos de origen árabe y tres de origen hindú Casi todos fueron liberados por falta de pruebas Otras dos personas se encuentran prófugas y recientemente fue detenido en Foz de Iguazú Asad Ahmad Barakat, quien se encuentra en una cárcel de Brasilia en espera de una resolución de extradición solicitada por Paraguay Sin embargo, hasta la fecha, a ninguno se le ha podido encontrar vínculos con organización extremista alguna Los procesados están acusados por delitos económicos, como evasión de impuestos El comisario Carlos Altemburger, jefe de la secretaría de Prevención e investigación del Terrorismo de Paraguay ha estado al frente de los operativos de arrestos realizados en la región A partir del 11 de setiembre trabaja en conjunto con la Comisión Tripartita creada dentro del Mercosur, más Chile y Bolivia "Tenemos reuniones bimestrales, un sistema de comunicación segura, intercambio de informaciones y asistencia mutua que es importante, porque para los delincuentes las fronteras geográficas no existen", dice Altemburger en entrevista con Apro --¿Existen grupos terroristas en Ciudad del Este? -- Es difícil de aceptar, pero tampoco debemos rechazar la aseveración (?) Lo que nosotros hemos comprobado en nuestras múltiples acciones en la Triple Frontera es de que existen personas y grupos que se dedican a financiar actos o grupos terroristas Lo sabemos por la gran cantidad de remesas de dinero que desde Ciudad del Este se envían hacia el Medio Oriente" --¿Cuáles son las pruebas encontradas hasta el momento? --Tenemos documentos de agradecimiento de gente de Hezbolla en el Líbano a dirigentes libaneses de la Triple Frontera por el envío de mucha cantidad de dinero Presuntamente este dinero va para fines benéficos: para hijos de mártires y viudas Pero lógicamente esos dineros son utilizados para otros fines Incluso tenemos un pergamino de agradecimiento firmado por el jefe de Hezbollah, Nazralat, a dirigentes de Ciudad del Este Por darle un ejemplo, en el año 2000 una sola persona había enviado 35 millones de dólares para ese fin Las remesas son demasiado grandes en relación al tipo de negocio y al tipo de mercadería que ofrecen Son demasiado llamativas En muchos casos estas pequeñas tiendas no han pagado impuestos por dos o tres años, generalmente por falta de ingresos, pero las remesas que hacen son sumamente llamativas Además, "tenemos información de inteligencia de que Hezbolla trabaja con varias organizaciones, e incluso tenemos un documento que habla de Al Mukawama, que es un grupo asociado al Hezbolla Lógicamente nosotros estamos investigando y previniendo que ocurra cualquier acción terrorista en Paraguay y en la región" --¿Sospechan que organizaciones terroristas estarían lavando el dinero por medio de estas pequeñas tiendas? --Es factible Eso es lo que estamos investigando Es real que aquí se financia y se envía dinero de esta zona, pero desconocemos que existan grupos operativos destinados a otro tipo de acciones (?) Altemburger lamenta aún no contar con una ley anti-terrorista (que se discute en el Congreso paraguayo) que especifique y se sanciona los actos de terrorismo, incluido el lavado de dinero Explica que por ello los detenidos están acusados de otro tipo de delitos como piratería, evasión de impuestos o producción de documentos falsos "Una vez que sancione esta ley tendremos un mayor asidero legal para accionar contra estos delitos", añade Tierra común Al conocer la noticia de que había "terroristas" islámicos en la Triple Frontera, la mayoría de su población reaccionó con estupor: no admitían la posibilidad de que se refugiaran allí extremistas islámicos Les resultaba todavía más descabellado escuchar que allí, a metros de sus casas, existirían campos de entrenamiento y un centro de recaudación para sus actividades Un año después de los atentados del 11 de septiembre, a los habitantes de la Triple Frontera les resulta penoso hablar de este tema Desde la máxima autoridad religiosa hasta el último comerciante de electrónicos se sienten indignados ante lo que consideran una mentira de las autoridades estadunidenses y una actitud hipócrita de los medios de comunicación, especialmente de la prensa internacional, que ?asegura?contribuyeron a respaldar una hipótesis sin asidero El Imán de Foz do Iguazu, quien hace apenas unos meses abría generosamente sus puertas a la prensa, ahora no quiere ni oír hablar del tema y menos discutirlo con periodistas El jeque Mounir Fadek, de la mezquita del Profeta Mahoma de Ciudad del Este, explicó a la reportera que si bien los árabes de la Triple Frontera siguen de cerca el conflicto en Medio Oriente, ninguno iba a intentar perjudicar lo que consideran su segundo hogar; menos aún pensaría en importar la violencia cuando vienen huyendo de ella Puso como ejemplo que en Ciudad del Este, árabes y judíos comercian de igual a igual Assad Barak ?el comerciante libanés recientemente detenido?dijo hace unos meses a la reportera que su único delito fue enviar "ayuda humanitaria" a su país de origen El dinero, dijo, era para ayudar a víctimas de la guerra y para familiares que permanecen en Medio Oriente A pesar del enojo que les causa estar bajo sospecha, la mayoría lo ha tomado con filosofía e incluso algunos con algo de humor A la salida de Ciudad del Este por ejemplo, en la ruta internacional, hay una pequeña cantina con un coqueto cartel que dice "Pollería Bin Laden" Los más jóvenes son los más sensibles a los cambios producidos en el último año "La religión no tiene nada que ver", dice Elías de 14 años y de padres libano-estadunidenses Su amigo y compañero de clases Tarik coincide con él Ambos estudian en el colegio Anglo Americano que funciona dentro del coqueto Country Club de Ciudad del Este Aunque ambos son árabes, Elías es cristiano ortodoxo y Tarik musulmán shiita "Muchas veces la gente juzga sin saber Nosotros vivimos la realidad y vemos que no todo es malo" Laura Mezquin, dirigente del Movimiento Paz Sin Fronteras, que ha organizado varias marchas y actos pacíficos para proyectar una imagen más positiva de la región, considera el tema tan urticante como sensacionalista "Es sensacionalista porque sabemos muy bien que no es real Nos toca el alma saber que están diciendo mentiras sobre las personas que vivimos aquí Aquí nos conocemos todos La gente que vino a Ciudad del Este con un solo objetivo: ganar dinero, vivir en paz y criar sus hijos Hoy sabemos convivir perfectamente Sabemos saludar al chino sin ofenderlo, al árabe sin ofenderlo y todos convivimos en paz" Mezquin, madre de tres hijos varones, cree que recién ahora la comunidad va adquiriendo una identidad "Esta es una sociedad floreciente, que recién está empezando a tener un sentido de arraigo (?) Yo vine de Argentina, mi marido de Siria, y estamos aquí criando a todos nuestros hijos paraguayos Amamos esta tierra colorada y estamos felices aquí", sostiene Algunos incluso ensayan una explicación para lo que consideran una agresividad inexplicable contra lo que ahora es su tierra Said Taijen, miembro fundador de la Cámara de Comercio de Ciudad del Este está convencido de que existen motivos subterráneos para enterrar esta región: los comerciantes dejaron de traer sus productos de Miami y ahora lo hacen de Europa y Oriente Eso, señala, afecta poderosos intereses comerciales Mihail Mezquin, cónsul honorario de Siria en la región augura: "Vendrán sin duda tiempos mejores Siempre en tiempos de crisis hay gente que se perjudica, pero otra puede aguantar Queremos que comprendan que estamos vivos y queremos crecer Somos una región sola Hay mucha mezcla de sangre de paraguayas y brasileños y en nuestra comunidad ya se están integrando, ¡tengo árabes casados con chinas! Realmente, tenemos algo muy grande Nos gustaría resolver los problemas de las tres fronteras entre nosotros"

Comentarios