Política exterior: balance negativo

sábado, 28 de septiembre de 2002
Ante los cambios que ocurren en el país y en el mundo, la política exterior no puede quedarse estancada, inmutable, como si nada hubiera pasado Requiere de un proceso de adaptación entre lo nuevo y lo antiguo Pero el cambio de la política exterior no empezó en el 2000 Ya viene ocurriendo desde la década de los años 80 Los principales cambios se iniciaron con el ingreso de México al GATT en 1986 y con la entrada en vigor del TLCAN en 1994 Estos hechos representan un hito en las relaciones exteriores de México, aunado al Acuerdo de Complementación Económica, Concertación Política y Cooperación con la Unión Europea de 2001 Sin embargo, es inaceptable y estéril introducir cambios a la política exterior sin contar con el consenso de los partidos políticos, del Congreso, de las universidades, porque están condenados al fracaso Los cambios no pueden ser impulsados por una sola persona, por alguien que se siente iluminado, porque los cambios los impulsa y finalmente los asume la sociedad mexicana El Senado, en el marco constitucional, juega un papel fundamental de contrapeso a las decisiones irracionales en la formulación y la conducción de la política exterior del país Por ello, es necesario fortalecer, en lugar de debilitar, las funciones del Congreso en la materia, sobre todo cuando existe un manejo irresponsable y personalista de la diplomacia mexicana Mientras los principios de la política exterior estén consagrados en la Constitución deberán ser respetados sin pretextos Esta es una obligación del Ejecutivo que no está sujeta a interpretaciones Si desea cambiarlos, tiene todo el derecho de someter al Congreso la respectiva iniciativa de ley y ser aprobada a la luz de sus méritos, pero mientras tanto el gobierno de Fox tiene que acatar los principios del artículo 89, fracción X Es preocupante que sea el gobierno de Fox que recurra al extranjero para solicitar apoyos de otros gobiernos en un asunto interno que compete a los mexicanos Con el pretexto de calmar los ánimos de los inversionistas extranjeros, buscó el apoyo de las principales capitales norteamericanas y europeas Washington y Bruselas accedieron a la solicitud del gobierno de Fox Esta es flagrante violación del principio de autodeterminación de los pueblos y de no-intervención La declaración del gobierno de Estados Unidos y de la Unión Europea no fue espontánea, fue realizada a petición de la Secretaría de Relaciones Exteriores El combate a la corrupción y el desarrollo democrático en México lo hacemos libremente los mexicanos por propia convicción y no por declaraciones provenientes del extranjero Si la cancillería es tan celosa en la lucha en contra de la corrupción en Pemex entonces también debería de solicitar el apoyo de la Unión Europea para aclarar el escándalo de los Amigos de Fox, pues fue precisamente de Bruselas de donde provinieron los fondos ilegales Pero no se debe internacionalizar un asunto interno Así queda en evidencia el postulado pro intervencionista promovido por el secretario de Relaciones Exteriores, Jorge Castañeda Gutman, quien afirmó recientemente que la política exterior pretende ser el ancla de la democracia en México Habrá que reiterarle al secretario que la construcción de la democracia en México es responsabilidad de los mexicanos y no de los gobiernos extranjeros Nuestra propia responsabilidad asume también que México es observado desde fuera como en una casa de cristal pero los observadores de fuera no tienen derecho a calificar a favor o en contra de nuestra conducta porque ellos no son jueces ni tampoco tienen la autoridad moral para expedir certificados de buena conducta Los recientes escándalos de Enron y otras empresas son prueba suficiente El gobierno de Fox concentró la relación con un solo país, Estados Unidos, y con un solo tema, la migración El llamado "bono democrático" no se tradujo en un trato especial por parte de la Unión Americana para alcanzar un acuerdo migratorio El acuerdo no avanzó por razones políticas y económicas y por intereses de los congresistas conservadores republicanos y demócratas, visibles mucho antes del 11 de septiembre, que ahora se usa como coartada para justificar el estancamiento de las conversaciones En realidad, el gobierno de Bush nunca tuvo la voluntad política de impulsar la regularización migratoria de cerca de cinco millones de trabajadores indocumentados Sólo le interesó formalizar un programa de trabajadores temporales, cuyo alcance es de todos modos limitado ante la indefensión de nuestros emigrantes La promoción de los derechos humanos, como uno de los nuevos principios de la política exterior, sólo sirvió para determinar la relación con un país hermano con el cual nos unen estrechos vínculos históricos y culturales La forma como se ha conducido la relación con Cuba significa uno de los capítulos más bochornosos en la historia de la diplomacia mexicana Jamás se había visto espectáculo tan vergonzoso El maltrato público a un embajador de México por parte de autoridades superiores de la cancillería dañó la honra personal pero lastimó ante el mundo el prestigio del país El conductor de la diplomacia nacional se refirió a los embajadores de México como sus "empleados" Como si fuera su coto de poder personal, el secretario pretende ignorar que los embajadores de México son ratificados por el Senado, y por lo tanto, son representantes del Estado mexicano Así pues, a casi dos años de gobierno, el balance de la política exterior es negativo, tal como lo comprobaron los congresistas en la reciente comparecencia de Castañeda Gutman ante el Senado