"Quiero que Fujimori regrese": Alejandro Toledo

sábado, 18 de octubre de 2003
Berlín, (apro)- A su paso por Berlín, donde vino a promover un tratado de libre comercio con la Unión Europea, el presidente peruano Alejandro Toledo explica por qué su país se retiró del G-22, el grupo de países en desarrollo liderado por Brasil e India, que abogan por un acceso justo a los mercados de los desarrollados “No existe un grupo ni G-22 ni G-21”, dice Toledo a Apro “Se formó en Ginebra, en una reunión de ministros y consejeros, para lograr tener una mayor capacidad de negociación en Cancún, y eso me parece bien” Perú acaba de firmar con Brasil un convenio de ingreso al Mercosur Toledo ha hablado de integrar el Mercosur con la Alianza Andina Pero también admite que está negociando un tratado bilateral con Estados Unidos “No hay incompatibilidad entre trabajar la integración regional abierta y tener acuerdos bilaterales”, sostiene –Perú ha crecido económicamente en los últimos 18 meses Pero el crecimiento económico se traduce antes en una concentración del capital que en la redistribución del ingreso social o en la creación de empleo –se le plantea –Dieciocho meses de crecimiento económico no es suficiente para que se puedan visualizar ya los impactos sobre el empleo o el ingreso o la reducción de la pobreza La pobreza es un problema estructural y no lo puede usted resolver en 18 meses “Para que se visualicen mejoras sustantivas del empleo y del ingreso, tiene que haber un crecimiento económico sostenido de mediano y largo plazos Y hay que esperar Pero como los pobres no pueden esperar mucho, simultaneamente hay que destinar recursos para financiar programas sociales’’ –Desde que hace más de un mes se le entregó el informe de la Comisión de Verdad y Reconciliación, sobre las violaciones a los derechos humanos cometidas en Perú entre 1980 y 2000, se espera un pronunciamiento –Es cierto que hay muchas expectativas, pero este es un tema de Estado Como jefe de Estado yo necesito mirar al país, conociendo la verdad, pensando en la reconciliación Necesito escuchar a todos los sectores Me he reunido con empresarios, historiadores, psicólogos, militares “A mi regreso escucharé a los familiares de las víctimas, de los campesinos Pero también escucharé a las familias de las víctimas de las Fuerzas Armadas El presidente se pronunciará en noviembre’’ –La próxima semana se entrevistará con el primer ministro de Japón, Junichiro Koizumi, a fin de extender el pedido de extradición del expresidente Alberto Fujimori ¿Rompería su gobierno relaciones diplomáticas con Japón en caso que hubiera una negativa? ¿Piensa elevar el caso a la Corte Internacional de La Haya? –Estoy esperando a Fujimori en el Perú, quiero que regrese, pero a responder a la justicia Hemos iniciado los trámites judiciales de extradición Se está formando una conciencia pública interna en el Japón y a nivel internacional sobre la necesidad de su extradición “Rehúso pensar –insiste con vehemecia-- que el gobierno japonés haya decidido ser cómplice de los supuestos delitos cometidos por Fujimori No soy un juez para sentenciar, pero el Perú espera que él regrese a responder por su involucramiento en la violación de los derechos humanos, en la corrupción, en el narcotráfico y en el tráfico de armas’’ Y abunda: “Si no logramos extraditarlo, Alemania se ha ofrecido a constituír una Corte para que sea juzgado Alemania ha sido el primer país que dijo: si Fujimori pisa terreno alemán, nosotros lo capturaremos y lo enviaremos al Perú Desde que dijo eso Alemania, hoy día tenemos más de 20 países que se han pronunciado en esa dirección –¿Cómo se explica el hecho de que Fujimori, quien hace tres años tuvo que abandonar el gobierno y el país por las gravísimas denuncias de violación a los derechos humanos y de corrupción, tenga hoy más popularidad que usted? –Tiene una popularidad para que regrese al Perú, pero para responder a la justicia Yo no tengo plata sucia, yo lucho contra la corrupción El hizo una política de regalar pescado Yo respeto a los pobres, porque tienen dignidad y no quieren que les regalen pescado Sólo quieren el derecho a aprender a pescar El asistencialismo no es digno como política de Estado La gente dice: “Toledo, ya me diste democracia, ahora dame trabajo, y lo quiero ahora’’ No se puede Hay que ser persistente en esta estrategia de ir por dos carriles: el del manejo responsable de las políticas económicas y el de las políticas sociales dirigidas a los más pobres

Comentarios